Salarios & Pensiones: a finales del ejercicio 2015.

Fuente: FIDIAS ACTUARIOS 

1.Datos macroeconómicos (EPA 4T/2016)

La recuperación económica en España ha venido marcada por un aumento en el empleo, siendo éste un empleo más precario, de peor calidad, con más temporalidad, mayor parcialidad involuntaria y salarios más bajos.

La crisis ha implicado  destrucción de empleo y aumento del paro, lo que ha llevado a peores condiciones laborales para aquéllos que no han perdido el empleo o han sido contratados durante la incipiente y lenta recuperación.

Junto con todo ello se aprecian nuevas formas de precariedad. Entre ellas, un auge del empleo a tiempo parcial involuntario, que ha ido de la mano de un aumento del número de horas efectivas trabajadas a la semana por los empleados a tiempo parcial, junto a un incremento del peso de las horas extraordinarias no pagadas.

Una flexibilidad impuesta al trabajador, facilitada por la reforma laboral, con unas remuneraciones inferiores y con peores condiciones laborales.

 

Los resultados publicados referentes al cierre del ejercicio 2015, y otras partidas informadas por el Ministerio de Empleo, nos hablan de un mercado laboral precario, que se ha recrudecido durante los dos últimos años. Más del 80% de los nuevos contratos son a tiempo parcial y, además, temporales. 3 de cada 10 contratos temporales son a 7 o menos días, afectando principalmente a jóvenes y mujeres.

 

A finales del ejercicio 2015, el número de ocupados[1] se sitúa en 18.094.200. El empleo creció en 525.100 personas, y lo hizo en todas las comunidades, salvo en Cantabria, siendo los mayores aumentos en Andalucía,  Comunidad de Madrid y  Canarias.

A la vez, el paro disminuyó en 678.200 personas[2], situándose la tasa de paro en el 20,90%. En el último año esta tasa ha descendido en 2,81 puntos. En términos anuales, las mayores reducciones se producen en Andalucía y Cataluña.

El número de activos disminuye hasta 22.873.700, y la tasa de actividad baja siete centésimas situándose en 59,43%. En el último año la población activa[3] ha descendido en 153.200 personas.

 

Al acabar el año, la tasa de empleo [4]  se sitúa en el  47,01%, lo que supone un incremento de 1,4 puntos en variación anual. La tasa de variación anual de la ocupación es del 2,99%. En el siguiente gráfico podemos apreciar cómo ha evolucionado esta tasa a lo largo de los tres últimos años. Nótese que el valor más alto se alcanzó en el tercer trimestre del 2015.

 

1 actuario

En el último año el empleo ha subido en todos los sectores. El empleo a tiempo completo se ha incrementado en 501.700 personas, y sigue subiendo el número de ocupados a tiempo parcial. El número de asalariados en total ha crecido  en 505.700 personas.

 

El empleo privado crece, situándose en 15.093.500, y el empleo público[1]  lo hace hasta 3.000.700 personas.  El empleo del sector privado presenta una variación anual del 3,09%, mientras que el empleo público crece a menor ritmo (un 2,50%). Nótese (ver gráfico a continuación) que durante el periodo analizado el sector público ha sufrido unas caídas mucho más pronunciadas que el sector privado, y se está recuperando más lentamente.

2 actuario

En los 12 últimos meses la ocupación ha aumentado en 452.000 personas en el sector privado y en 73.100 en el público.

 

El número total de parados se sitúa en 4.779.500, el nivel más reducido desde el cuarto trimestre de 2010.

 

La tasa de paro masculina se sitúa en el 19,49%,  y la femenina en el 22,52%.

La tasa de paro de la población española es del 19,89%, mientras que la de la

población extranjera es del 28,38%, lo que supone casi .

 

Los hogares que tienen a todos sus miembros activos en paro descienden, hasta un total de 1.556.600.

 

     2. Nuestra experiencia

 

Para contrastar la información referente a la cuantía de los salarios pagados para esos nuevos puestos de trabajo generados, se ha acudido a una base de datos de más de 8.000 individuos pertenecientes a empresas catalanas, medianas y pequeñas, y se ha analizado las bases de cotización de las altas producidas durante estos últimos años de crisis (2011-2016)[1]. El análisis estadístico realizado destaca, además de la media salarial, el valor del primer cuartil[2] de la distribución, la mediana[3], y el tercer cuartil. También veremos la dispersión de dichos valores y los representaremos mediante un box-plot.

 

Para empezar, centramos nuestra atención en el ejercicio 2011,

Media 2.024,14 euros
Desviación 830,04 euros
Coeficiente variación 0,41
Mín 17,57 euros
Q1 1.481,73 euros
Mediana 2.019,14 euros
Q3 2.668,39 euros
Máx 3.230,10 euros
n= 1.779 individuos

 

Tenemos 1.779 individuos con una base de cotización media de 2.024 euros; el valor mínimo fue de 17,57 euros, y el máximo de 3.230 euros. Un 25% de los empleados cotiza (tiene un salario) inferior a 1.481,73 euros, un 50% de los trabajadores no supera los 2.019,14 euros, y únicamente un 25% cotiza por encima de los 2.668,39 euros/mes. La dispersión entre los datos lo recoge el coeficiente de variación que es un 41%.

Graficado, tendríamos el siguiente box-plot. Una caja que la primera zona (gris) empieza en el valor 1.481,7 y acaba en la mediana 2.019,14, indicando que un 25% de los trabajadores tienen bases de cotización (salarios) incluidos en este pasillo. Y una zona negra, que finaliza en el valor 2.668,39 euros, que recoge otro 25% de los trabajadores, e indica otro pasillo que se había iniciado en el valor 2.019,14 euros. Esta caja gris/negra no está centrada sino más bien a la derecha lo que indica que hemos “tardado” en acumular estos valores (lo que se conoce como asimetría negativa). La mitad de los trabajadores analizados tiene salarios comprendidos entre 1.481,7 euros y 2.668,39 euros.

Sin título

Ahora compararemos esta caja con las que se han observado en los siguientes años, cuya interpretación es idéntica a la que acabamos de realizar:

 

cotizacion 2

cotización 3

cotización 3

 

Es fácil apreciar como la caja se ha ido, año tras año, desplazando hacia la izquierda. ¿y eso qué quiere decir?. La lectura es que cada vez se paga menos por un mismo trabajo, son “altas” que se producen en las mismas empresas. En el ejercicio 2014 el 75% de los empleados que se contrataban, lo hacían con salarios inferiores a los 2.000 euros, cuando en el año 2011 era 2.668 euros.

Si tomamos los datos de enero del 2016 el box-plot es:

 

cotización 3

 

Media 1.546,75
Desviación 956,54
Coeficiente variación 0,62
Mín 62,41
Q1 799,28
Mediana 1.483,09
Q3 2.089,67
Máx 3.642,05
n= 571,00

 

Comparado con el 2011 (que estábamos en plena crisis económica):

  • la media de las bases de cotización, que para el 95% de la muestra coincide con su salario, ha bajado de 2.024 euros en el 2011 a 1.546,75 euros ahora,
  • un 50% cotizaba por encima de los 2.019 euros, ahora esa mediana ha bajado hasta los 1.483 euros, es decir, solo un 50% de los trabajadores cotiza por encima de este valor.
  • Hay un 25% que no superan los 800 euros mensuales.
  • El número de trabajadores con salarios superiores a la base de cotización máxima también ha caído, actualmente es en torno al 2%.

 

Estamos hablando de empresas catalanas, cotizantes catalanes, y futuros pensionistas, con todo lo que ello implica para el futuro del sistema de pensiones públicas.

 

[1]EPA 4 trimestre 2015, publicado en enero del 2016.
[2] Es el mayor descenso del número de parados de la serie histórica de la EPA .
[3] la población activa es la suma de la población ocupada y la población en paro.
[4] porcentaje de ocupados respecto de la población de 16 y más años.
[5] El empleo del sector público comprende todos los asalariados de empresas públicas y de las Administraciones Central y Territoriales, incluidos tanto los trabajadores que cotizan al Régimen General de la Seguridad Social como los adscritos a Mutualidades.
[6] Datos a enero de cada año
[7] Los cuartiles son “trozos” iguales en que se parte la totalidad de los datos. Si utilizamos el símil de una barra de pan, y queremos hacer 4 bocadillos iguales, haremos  tres cortes. Ordenados los datos de menor a mayor, el primer corte recogerá el 25% de los datos más pequeños, el segundo corte el 50% de los datos, y el tercer corte marca el inicio del 25% de los datos mayores.
[8] La mediana es el segundo corte. Parte a la distribución por la mitad, un 50% de datos a cada lado.

 

Anuncios