LA FIRMA EN BLANCO Y LA PERCEPCIÓN ESPACIAL

Artículo de : PERITOS JUDICIALES CALÍGRAFOS , caligrafos en toda España, peritos incluidos en el Buscador Judicial de Thesauro

Peritos Caligrafos Judiciales

 

La Percepción espacial es la capacidad que tiene el ser humano de ser consciente de su relación con el entorno en el espacio que nos rodea (procesos exteroceptivos) y de nosotros mismos (procesos interoceptivos).

La percepción espacial está formada por dos procesos, los exteroceptivos, que son aquellos que construyen representaciones sobre nuestro espacio a través de los sentidos, y los procesos interoceptivos, que son los que construyen representaciones sobre nuestro cuerpo, como la posición o la orientación. El espacio es aquello que nos rodea: objetos, elementos, personas, etc. El espacio también constituye parte de nuestro pensamiento, ya que es ahí donde reunimos todos los datos de nuestra experiencia vivida. Para llevar a cabo una buena información sobre las propiedades del entorno, el ser humano usa dos sistemas.

 

  • Sistema visual: En la retina del ojo, se encuentran los receptores visuales, que son los encargados de aportar la información que reciben de la superficie, es decir, de lo que la persona está viendo.

 

  • Sistema táctil- kinestésico: Se encuentra situado alrededor del cuerpo de una persona y proporciona información relacionada con la posición de las numerosas partes del cuerpo, del desplazamiento de los miembros del cuerpo y de la superficie física encontrada en lo que se observa cómo, la velocidad y la rigidez entre otras.

 

Las características más destacadas de esta habilidad cognitiva es que permite la capacidad de percibir el entorno a partir de tamaños, formas, distancias, etc. Gracias a ella podemos reproducir mentalmente los objetos, tanto en 2D como en 3D y permite poder anticiparnos a los cambios que existan en el espacio.

Por proporción espacial se entiende, por ejemplo, la relación de las medidas entre un objeto real y su representación gráfica, es decir la proporción entre sus dimensiones, sus tamaños.

 

LA FIRMA GENERA RESPUESTAS CONDICIONADAS HABITUALES E INCONSCIENTES A BASE DE LA REPETICIÓN Y ASOCIACIÓN DE ESTIMULOS GRAFICOS

 

La acción de signatura/firma, se hace habitual e inconsciente es el movimiento ritualizado de la firma, a base de múltiples asociaciones entre ciertas situaciones y ciertas reacciones, como es, el reiterado ejercicio de firmar y las condiciones similares que presenta el documento, generando con ello las respuestas condicionadas.

 

Estas respuestas condicionadas desarrollado por el fisiólogo ruso J.P Pavlov, quien también empleó el término “reflejo condicionado”, podría explicar todo hábito y todo aprendizaje de la acción gráfica.

 

Enseguida se hará algunas precisiones que tienen relevancia en el reconocimiento del fraude por abuso de firma en blanco:

 

  1. Conocimiento de los procesos psicomotrices de la firma: 

 

Se debe indicar que durante el acto de firmar ocurren ciertos mecanismos psicomotrices que todo perito deberá conocerlo, tales como:

 

  1. Mecanismo intelectual
  2. Mecanismo de aprehensión,
  3. Mecanismo de inscripción signatural,
  4. Mecanismo de coordinación o de coexistencia de grafismos
  5. Mecanismo de ubicación

 

Al respecto, recordaremos que “las imágenes automatizadas provienen del cerebro y esencialmente del cerebelo, pues la actividad neuronal bioeléctrica envía órdenes a cada uno de los músculos ejecutantes de la signatura/firma”, afirmándose que la percepción y conservación de la imagen representativa individual motiva el reconocimiento y evocación de la imagen visual, es decir que toda persona mantiene un recuerdo o capacidad de revivir lo conservado y despertar o darle vida al registro de la imagen que fue adquirida por nuestro cerebro, evocando una imagen cinestésica, (movimientos musculares) reflejada por la repetición de los desenvolvimientos gráficos juntamente con ciertas zonas de estímulo que aparecen en la superficie escritora, motivando reflejos condicionados o imágenes automatizadas durante la acción dinámica individual.

 

  1. Verificación de las zonas de estímulo gráfico

 

La firma como conjunto diferenciado de trazos, que realiza una persona en forma inconsciente, espontánea, especializada y frecuente, mantiene una acción dinámica peculiar cuando está frente a ciertas zonas de estímulo, que hacen del titular un acondicionamiento permanente y usual, propia de su habilidad signatural y diferenciación grafo intrínseca. El estímulo es la incitación a una reacción directa del órgano receptor, y esto sucede por la evocación de la imagen visual y cinestésica de la persona al momento de ejecutar la firma.

 

Las zonas de estímulo, es el conjunto de elementos referenciales, que sirven de guía para el asentamiento de la firma sobre la superficie escriptora, (José Luis Balbuena Balmaceda los llama puntos referenciales exteriores).

 

Es preciso hacer presente que las zonas de estímulo, pueden estar representadas por el propio papel en blanco, así como por los espacios restringidos de la firma y el diseño conocido como formato, el mismo que puede haber sido originado por la redacción del texto manuscrito, mecanografiado o el propio impreso, que sirve para distribuir y disponer los trazos de la firma.

 

Entre las zonas de estímulo signatural podemos encontrar las siguientes:

 

  • papel blanco o campo gráfico en blanco
  • líneas de renglón o de pauta impresa en el papel
  • recuadros o rectángulos para la firma
  • espacios restringidos para la firma
  • ante firmas
  • postfirmas
  • ultima línea del texto manuscrito o mecanográfico
  • ultimo párrafo de texto
  • formato preestablecido o diseño impreso
  • formato motivado por la propia redacción del texto manuscrito o mecanográfico.

 

  1. Verificación de la posición constante

 

La posición constante está dada por el deseo, intención y búsqueda de estímulos (elementos referenciales) del titular al momento de ejecutar su acción gráfica, para luego adoptar una ubicación y posicionamiento visual constante, debido a la frecuencia (repetición) y reflejos condicionados en el asentamiento de la firma.

 

Podemos encontrar ciertas características de la posición constante, las cuales se detallan a continuación:

 

  • relación o ubicación de la firma con la superficie escritora o papel en blanco
  • relación o ubicación de la firma con el formato o espacio preestablecido
  • firma reducida o ampliada respecto al espacio restringido para la firma
  • firma con espacio gráfico al inicio de la línea de pauta
  • firma con espacio gráfico al final de la línea de pauta
  • firma con espacios gráficos en las zonas laterales que enuncian su ubicación en la zona central
  • firma sobrealzada a la línea de renglón (pauta)
  • firma razante o sobre la línea de pauta
  • firma que sobrepasa o entrecruza la línea de pauta
  • firma ascendente respecto de la línea de pauta
  • firma que cruza los trazos de la última línea del texto
  • firma con espacio reducido a la última línea del texto
  • firma que cruza la antefirma o postfirma
  • firma que reserva espacio en la antefirma o postfirma

 

 

 

 

  1. Verificación de los reflejos condicionados

 

La acción dinámica individual es el resultado de una compleja variedad de hábitos que permiten individualizar al titular y que resultan del automatismo gráfico, así como de los factores psíquicos y orgánicos de la persona. El reflejo no es más que la respuesta innata, simple y específica a una zona de estímulo (elementos referenciales) que actúa sobre un órgano receptor, es así que toda persona acondiciona su firma al espacio gráfico restringido debido a los reflejos gráficos condicionados.

 

“Un sujeto que normalmente escribe con una letra de tamaño grande, viéndose frente a un espacio pequeño, necesariamente reduce su sistema-condición, a fin de ajustarlo al medio contemplado. Frente a este principio, el perito analiza las diferencias de medio y de modo y busca las constantes y las relaciones que actúan en los diversos casos, anotando los puntos de contacto que vienen a establecer la uniprocedencia fundamental. Aél no le basta encontrar meras coincidencias; sólo se contenta cuando halla el total de las propiedades y de los caracteres en razón de su equivalencia. Es por esto por lo que todo examen grafotecnico exige una doble tarea, la de análisis y la de síntesis; por la primera se separa y se selecciona y por la segunda se integra y se totaliza”.

 

Finalmente ratificar el fundamento técnico científico: “La Firma genera respuestas condicionadas habituales e inconscientes a base de la repetición y asociación de estímulos gráficos”.

 

Anotemos, que siempre y cuando el titular logre una asociación repetida de la evocación de la imagen cinestésica de la firma con elementos referenciales que presenta la superficie escritora (papel en blanco, línea de pauta, recuadros o formatos específicos, última línea del texto manuscrito o mecanográfico, entre otros) que sirven de guía para el emplazamiento, acomodamiento y asentamiento de la firma, obtendrá como resultado una posición constante. Es decir, permitirá que ciertas reacciones (reflejos condicionados) y ciertas situaciones (zonas de estímulo) sean similares y frecuentes, enunciándose con ello una nueva dominante gráfica para la solución de ciertos casos, como el reconocimiento del abuso de firma en blanco y las propias falsificaciones.

 

www.peritoscaligrafosjudicial.es

La Rúbrica en Pericia Caligráfica

Certificado AENOR

Artículo de :PERITOS JUDICIALES CALÍGRAFOS ,peritos calígrafos en toda España, incluidos en el Buscador de Peritos Thesauro

La rúbrica como tal, debe ser sometida a un amplio estudio, por separado y de modo monográfico del resto de la firma, dado que al ser el trazo más rápido, automatizado y espontaneo de la misma, es el rasgo que aporta una riqueza importante a la hora de un estudio/cotejo pericial caligráfico.

Dentro de la firma existe un trazo muy especial, la rúbrica

La Rúbrica supone el gesto menos pensado de todos los que realizamos cuando escribimos. Es el trazo menos consciente y más ágil de nuestra escritura, salvo que alguien lo haga con plena voluntad para corregir algún matiz particular, o como demostración de una peculiaridad de su profesión.

La calidad de los trazos en la rúbrica, si se aprecia velocidad, si esta no es baja, si no posee detenciones y la presión es firme, se asevera la espontaneidad.

Como regla general, los trazos de rúbrica son los elementos más espontáneos y más naturales, por lo tanto son los que representan mejor la personalidad gráfica del autor siendo una marca personal, porque la rúbrica es el elemento de la firma más complejo de automodificar o falsificar.

Para conocer el gesto gráfico, es necesario captar un número de elementos, debemos observar al cotejar los documentos dubitados e indubitados, si las rúbricas son levógiras o dextrógiras, la velocidad, ritmo, angulosidad, orden, regularidad, dimensión, dirección, inclinación, etc.

Los signos invisibles de la rúbrica, por el mismo hecho de serlo, escapan al falsificador por imitación o disimulo y son ésos los verdaderamente interesantes en el descubrimiento de la autenticidad o falsificación de una firma.

Firmar es colocar el sello personal al término de un escrito. constituye  la  identificación  más  segura,  personal  e  intransferible  que  acredita  nuestra  voluntad  para  consentir  y autorizar acuerdos o declaraciones de voluntad  documentados  sobre  un  soporte de papel y siendo la rúbrica el trazo o conjunto de trazos que se añaden al nombre al firmar y que individualizan la firma de cada persona.

El Falsificador de una firma, texto documento, miente.

 

Artículo de: http://peritosjudicialescaligrafos.com/ , calígrafos en toda España, incluidos en el Buscador Profesional Thesauro

Certificado AENOR

Cada vez que nos permitimos decir, escribir, firmar una falsedad, nuestro cerebro se hace insensible a las emociones negativas que genera la falta de sinceridad. 

Cuando una persona falsifica una firma, texto, documento,  miente.

Como Peritos Calígrafos, hemos observado muchas veces, cuando realizamos un cuerpo de escritura, que hay personas que están muy nerviosas y otras que apenas se inmutan, en el siguiente artículo, podemos observar, como cognitivamente la mentira se afianza en nuestro cerebro.

Un estudio de científicos de Reino Unido revela que la repetición del engaño hace que el cerebro pierda sensibilidad ante la mentira y se produzca una escalada de falsedades. La investigación, publicada en la revista Nature Neuroscience, proporciona evidencia empírica de cómo ocurre este proceso en el cerebro.

El equipo de la University College de Londres (UCL) escaneó el cerebro de 80 voluntarios mientras participaban en tareas en las que podían mentir para obtener beneficios personales, inclusive la falsificación de firmas en un documento.

Los autores encontraron que la amígdala –una parte del cerebro asociada con la emoción– se activaba cuando las personas mentían para lograr un beneficio. La respuesta de la amígdala a la mentira disminuía con cada engaño, mientras que la magnitud de las mentiras se intensificaba.

Según explica Tali Sharot, investigador de piscología experimental y coautor del trabajo, “cuando mentimos interesadamente, nuestra amígdala produce una sensación negativa que limita el grado en que estamos dispuestos a mentir. Sin embargo, esta respuesta se desvanece a medida que continuamos mintiendo y cuanto más se reduce esta actividad más grande será la mentira que consideremos aceptable. Esto conduce a una pendiente resbaladiza donde los pequeños actos de insinceridad se convierten en mentiras cada vez más significativas”.

La falsificación y la impostura son tan antiguas como la Historia humana. De creer el relato del Génesis, Satanás logró causar la ruina de Adán y Eva convenciéndolos de que era una benévola serpiente. Algo más tarde, en Egipto y Mesopotamia se recurrió a la elaboración de diferentes sellos precisamente para evitar la falsificación de documentos. En el siglo I, precisamente para evitar que falsificaran sus epístolas, Pablo de Tarso señalaba que debían llevar una firma suya al final, firma que se caracterizaba por tener unas letras especialmente grandes, quizá consecuencia directa de una enfermedad visual del apóstol.

Diferencia entre Grafoscopía y Documentoscopía y significado de dos términos clave.

Peritos Caligrafos JudicialesCertificado AENOR

Los peritos calígrafos, empleamos vocablos propios de nuestro “argot” que muchas personas, profanas a nuestra profesión desconocen.

Dubitado: material que ofrece dudas, tales como firmas, manuscritos, documentos de identificación, papel moneda, etc. En general, todo material susceptible de ser falsificado.

Indubitado: material reconocido como auténtico y que no ofrece duda. Esta expresión es utilizada para nombrar el material que sirve como modelo legítimo de referencia en los diferentes conceptos que se emiten. Pueden ser: muestras caligráficas tomadas a los sospechosos por la autoridad que realiza la investigación, textos mecanográficos tomados directamente de la máquina de escribir involucrada y patrones legítimos de billetes, impresos, etiquetas, documentos, etc. Solicitados por las autoridades a la entidad que las produce o distribuye.

GRAFOSCOPÍA

Definición

Etimológicamente, grafo (escritura) skopia (ver), observación, examen o indagación. De esta manera, se puede decir que la grafoscopía es la observación y examen de la escritura bajo el grado de investigación. Su denominación varía en los diferentes países, por lo que también se conoce como pericia caligráfica, grafología forense, grafocrítica, etc.

De acuerdo a la bibliografía consultada, la grafoscopía es un examen de la escritura insertada en un documento. Es una disciplina que pretende determinar técnicamente la correspondencia entre los gestos tipo ideosincraticos gráficos dubitados con la muestra testigo, en lenguaje sencillo, si provienen de un mismo puño y letra.

Un documento es un registro gráfico que contiene información para conocimiento general o particular. Está constituido por una base donde se incluye el texto, la impresión, los sellos, la firma, la fecha y elementos de seguridad.
Es importante mencionar que toda escritura contiene una serie de constantes gráficas de las cuales quien escribe no puede prescindir enteramente cuando quiere disfrazar su escritura, y que el falsificador no puede reproducir completamente cuando quiere imitar un grafismo o gesto tipo ideosincratico.

Es importante acotar que actualmente existe la grafofisiología, la cual se dedica al estudio de los fenómenos fisiológicos y aun más recientemente la grafopatología, que consiste en el estudio de aspectos que tienen relación con algún tipo de enfermedad y que llegan a incidir en la escritura.

Generalmente, el dictamen pericial sobre la autenticidad o la falsedad de una pieza exige la aplicación combinada de métodos propios de la Documentología y de la Grafoscopía. Estas dos disciplinas, a pesar de estar relacionadas, conservan su autonomía y disponen de métodos propios y procedimientos particulares.

Antecedentes

Los franceses Demelle y Raveneau, Jean Hipólito Mignon y Crépieux-Jamin fueron quienes aportaron los fundamentos de la grafología. Edmund Locard fue el precursor de la grafoscopía como disciplina auxiliar de la criminalística y marcó la transición entre el empirismo romántico y la actividad científica de su época.

Generalmente, la grafoscopía se basa en el análisis comparativo al requerir dos o más elementos para compararse entre sí, para ello se deben tener en cuenta las características de la escritura y los elementos gráficos de la escritura cuestionada versus la no cuestionada.

Por lo general, la grafoscopía se centra en un análisis de carácter comparativo al requerir de dos o más elementos para ser comparados entre sí, teniendo en cuenta las características de escritura, los factores gráficos o los elementos grafoscópicos que se encuentran tanto en la escritura cuestionada y la no cuestionada.

DOCUMENTOSCOPÍA

Definición

También conocida como documentología, es el estudio integral del documento moderno desde el punto de vista de autenticidad o alteración. A esta disciplina le interesa el documento en su materialidad, instrumento con el que se escribió, tinta, etc., y también en todo lo que pueda servir como base para la verificación de su autenticidad.

Aunque parezca sorprendente, los documentos pueden ser susceptibles de un sin número de modalidades de fraude que pueden llegar a desvirtuar la veracidad de un hecho, esto sucede principalmente por el desconocimiento de sus partes y requisitos de los mismos.

Para investigar la autenticidad de un documento debemos considerar:

• Tinta.

. Papel

. Útil empleado para firmar, escribir…

. El propio texto.
• Tiempo.
• Mecanismos de alteración de documentos (raspadura, borradura, lavado, adición y/o falsificación).

A pesar de todas estas características, el descubrimiento de fraude a través de documentos no es sencillo. El experto en esta disciplina está obligado a apreciar los diferentes fenómenos a través de la vía perceptiva adecuada, aprovechando los recursos e instrumentos y software que nos brinda la ciencia moderna. Es muy importante que se encuentre familiarizado con los instrumentos y con las técnicas que le servirán para el análisis, además de conocer sus principios, aplicaciones específicas y dominar los detalles de su manejo.

Comúnmente, previo al análisis, los documentos se clasifican así:

Exámenes físicos: se caracterizan por no producir alteración en el material, la mayoría son elementos ópticos.

Exámenes químicos: se realizan con reactivos específicos que reaccionan con los elementos materiales del documento o que provocan mutaciones irreversibles en el mismo.

PATRÓN DE FALSIFICACIÓNES

Artículo de : PERITOS JUDICIALES CALÍGRAFOS , profesionales incluidos en el Buscador Profesional Thesauro y en la Guía Española de la Abogacía y Periciales. *

Una falsificación es un acto consistente en la creación o modificación, simulación de ciertos documentos, con la pretensión de esconder la personal identidad gráfica con el fin de hacerlos parecer como verdaderos, o para alterar o simular la verdad.

PRÁCTICA LIBRE INDEPENDIENTE. Se trata de un texto o una firma que, a lo sumo, reproduce “de memoria” otro texto o firma. Desde luego no llega ni a la burda imitación (copia mediata).

IMITACIÓN SERVIL. Es una reproducción a mano alzada de signos distintos a los propios, pero sin habilidad o aprendizaje previo del grafismo para presentar una ejecución espontánea aparente (copia inmediata).

IMITACIÓN POR REPETICIÓN. Puede darse el caso de haberse efectuado un entrenamiento sistemático previo de imitación de rasgos consecutivos de una firma o texto únicos auténticos (lo cual también se puede determinar) hasta conseguir cierto grado de soltura y nivel formal.

AUTOMODIFICACIÓN.  El autor de un texto o una firma -mientras los realiza y de manera consciente- altera sus características naturales y habituales con la finalidad de no verse comprometido u obligado en el futuro.

COPIA POR CERCANIA. Se trata de una falsificación, realizada por alguien cercano, amigo, familiar…La cercanía ayuda al estudio de los gestos tipo, facilitando la falsificación.

FALSIFICACIONES POR RECTIFICACIÓNES GRÁFICAS. Pueden consistir en modificaciones efectuadas en una cifra o letra, la interpolación de palabras entre líneas o entre la última línea y la firma.

FALSIFICACIONES CON VARIACIONES POR RETOQUE. Se trata de retoques añadidos al intento inicial de falsificación o autofalsificación. Los retoques con repasos que se separan de lo imitado, modificando la forma primitiva no  lograda.

UTILIZACIÓN FISIOQUÍMICAS. Estas manipulaciones pueden consistir en borrados, raspados, lavados, tachados, manchados, quemados, etc. En otras palabras consiste en efectuar eliminaciones.

ABUSO DE FIRMA EN BLANCO. En realidad consiste en un engaño en que se hace firmar un documento por otro, en blanco .

ANÓNIMOS. Es una variante de la “autofalsificación”, aunque puede haber casos en los que puede imitarse la escritura de alguien para implicarlo en su elaboración.

Los anónimos, suelen utilizar las letras tipográficas, si bien algunas de ellas, por suerte, pueden ser idénticas a las minúsculas indubitadas.

En el anónimo pueden acompañarse: temblores falsos, uso de la mano no habitual, retocado total o letras de diversos autores concitados a tal fin.

Pre-Informe Gratuito 48 h.
Ratificaciones en toda España
Tel. 900 162 161