BATALLA CONTRA LA MEDICINA ALTERNATIVA

Artículo de : GP-GRUP , peritos judiciales en toda España, incluidos en el buscador judicial Thesauro

Peritos Judiciales GP-Grup

mala praxis medicina alternativa

Los médicos están en pie de guerra y quieren combatir la proliferación de la medicina alternativa y su mala praxis, especialmente, para tratar enfermedades como el cáncer. En este contexto, el Consell de Col·legis de Metges de Cataluña(CCMC) alertó recientemente que ofrecer terapias no convencionales o pseudocientíficas por parte de profesionales de la salud puede acarrear desde sanciones hasta inhabilitaciones.

Esto se debe porque utilizar estos tratamientos puede comportar una mala praxis por parte del profesional. Primero, porque generaran falsas expectativas a los pacientes. Segundo, porque aunque estos medicamentos se anuncien como inocuos pueden conllevar intoxicaciones o efectos adversos al tratamiento del cáncer.

El incremento de la aplicación de estos métodos alternativos, han llevado a la Sociedad Catalano-Balerar de Oncología y a la Sociedad Catalano-Balear de Cuidados Paliativos a elaborar un informe en el cual se explica cómo se deben de tratar las enfermedades oncológicas y porque se deben evitar estos tratamientos pseudocientíficos. Aun así, apunta que se pueden aplicar algunas de estas terapias como la musicología o la homeopatía, pero éstas deben ser siempre un acompañamiento del tratamiento principal.

El presidente del CCMC, Jaume Padrós, resaltó recientemente que esta entidad ha abierto cinco expedientes a profesionales médicos por ofrecer estos métodos no convencionales, así como ha inhabilitado a un profesional y a otra persona que no es médico.

Precisamente, a mediados de junio el Colegio Oficial de Médicos de Barcelona (COMB) inhabilitó a un médico que ofrecía terapias alternativas a sus pacientes. En concreto, subministró una terapia que se llama agua de luz a un enfermo con melanoma en fase terminal. El doctor esparcía este líquido sobre el cuerpo del paciente, a quien también aplicaba otros métodos como rejuvenecimientos, magnetoterapias o limpiezas arteriales. El enfermo, que estaba en una avanzada fase, acabó muriendo.

Es por todo ello, que el COMB procedió a inhabilitar durante un año y medio al doctor, ya que considera que las actuaciones han sido “gravísimas”, además que ha perpetrado “un engaño moral y una estafa económica” al paciente.

No obstante, pese a la decisión del COMB, el médico recurrió la sanción y, de momento, sigue tratando a personas en su clínica privada.

El Colegio, por eso, expone que seguirá combatiendo estas malas praxis médicas que son un engaño para el paciente.

 

Anuncios