El Tribunal Supremo considera accidente laboral el desprendimiento de retina que sufrió una trabajadora delante del ordenador (5 de julio de 2018)

El tribunal estima el recurso de casación para la unificación de doctrina interpuesto por esta trabajadora que sintió molestias en sus ojos y alteraciones visuales cuando realizaba sus funciones delante del ordenador en la oficina

La Sala de lo Social establece que el desprendimiento de retina sufrido por una administrativa de la Seguridad Social mientras trabajaba delante de la pantalla del ordenador debe ser considerado un accidente laboral al tratarse de una lesión súbita que se ha producido en lugar y tiempo de trabajo.

El tribunal estima el recurso de casación para la unificación de doctrina interpuesto por esta trabajadora que sintió molestias en sus ojos y alteraciones visuales cuando realizaba sus funciones delante del ordenador en la oficina.

Tras ser operada de desprendimiento de retina, el Instituto Nacional de la Seguridad Social (INSS) declaró que su incapacidad temporal derivaba de enfermedad común. Como no estaba de acuerdo con dicha declaración, la recurrente demandó al INSS y el juzgado Social nº 3 de Orense le dio la razón al calificar su incapacidad derivada de accidente de trabajo. Posteriormente, el Tribunal Superior de Justicia de Galicia declaró que la incapacidad temporal de esta trabajadora derivaba de enfermedad común porque no consideró aplicable la presunción establecida en el artículo 115.3 LGSS al no haberse acreditado que la causa del desprendimiento de retina fuese un traumatismo. También entendió que no había datos de los que deducir una relación de causalidad entre la lesión y el trabajo, puesto que la literatura médica no considera el trabajo frente a pantallas de ordenador como causa de desprendimiento de retina.

El Tribunal Supremo, por su parte, considera que “el hecho de que se trate de una lesión súbita que aparece en tiempo y lugar de trabajo conduce necesariamente a la aplicación del artículo 156.3 del texto refundido de la Ley General de la Seguridad Social en cuya virtud se presume que estamos en presencia de accidente de trabajo”. Un artículo que establece que se presumirá, salvo prueba en contrario, que son constitutivas de accidente de trabajo las lesiones que sufra el trabajador durante el tiempo y en lugar de trabajo. Más aún, añade la Sala, “si se tiene en cuenta que no cabe excluir el factor trabajo en el desencadenamiento de patologías oculares, en concreto, el desprendimiento de retina, sin perjuicio de que, estadísticamente existan otras causas más frecuentes”.

Por ello, indica, “que establecida la presunción corresponde a quien pretende destruirla acreditar la falta de conexión causal entre trabajo y lesión; acreditación que no se ha producido en este caso, pues no puede considerarse como tal el argumento de que no existen casos en la literatura médica que conecten trabajo ante pantallas de ordenador con desprendimiento de retina”.

En primer lugar, explica la sentencia, porque aunque la tarea realizada cuando se produjo el fatal evento se producía ante una pantalla, la presunción legal se refiere al tiempo y lugar de trabajo y no a los instrumentos del mismo; y, en segundo lugar, porque la destrucción de la presunción hubiera exigido la acreditación de una radical incompatibilidad entre el trabajo y la lesión que en este caso no se ha producido.

Por este motivo, la Sala estima el recurso de esta trabajadora y anula la sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Galicia que declaró que su incapacidad temporal derivaba de enfermedad común.

Fuente: Poder Judicial

Ver Resolución: http://www.poderjudicial.es/search/openDocument/c526c047fbe58eb9

Artículo realizado por:

Pericia Médica es un gabinete especializado en Peritación Médica y Valoración del Daño Corporal dirigido por el Dr. Arturo Canga Alonso, profesional incluido en el Buscador Profesional Thesauro.

Anuncios

DIFERENCIAS ENTRE NEGLIGENCIA MÉDICA, IMPRUDENCIA O IMPERICIA

negligencia medica

 

Cuando hablamos de mala praxis médica, ésta se puede producir por tres vías diferentes: la negligencia médica, la imprudencia y la impericia. Las diferencias entre ellas hacen referencias a diferentes conceptos a la hora de actuar.

En el caso de las negligencias médicas se producen cuando un profesional no actúa acorde a las normas de su profesión y en base a sus conocimientos y habilidades. Normalmente, esto se da por un descuido en la forma de actuar del experto que deja de cumplir un acto que exige su deber funcional. A menudo, el estrés, la sobrecarga de trabajo, el gran volumen de pacientes que tratar y la presión por parte del hospital ayudan a que se produzca una negligencia médica o una imprudencia médica. Si se detecta esta situación es totalmente punible judicialmente.

Por otro lado, la imprudencia médica se da cuando un profesional sanitario realiza una acción de forma temeraria poniendo así en peligro la vida o la recuperación de su paciente. Esta forma de actuar es previsible desde un punto de vista objetivo. Así pues, en este caso se puede estar perpetrando un delito, que es punible. Trabajar con un paciente hasta el agotamiento es  una imprudencia médica que muchos internos y residentes han vivido por desgracia en alguna ocasión.

La impericia es una falta de pericia del profesional sanitario. Esto quiere decir que le falta sabiduría, habilidad o experiencia a la hora de actuar y ejecutar su profesión de acuerdo con el nivel estándar de la medicina en el tiempo y en el lugar en que se analiza. Esto puede perpetrar un prejuicio director al paciente.

Por suerte, en nuestro país disfrutamos de un servicio médico envidiable en todo el mundo, pero las recientes políticas y la crisis han castigado mucho a nuestro sistema sanitario. Trabajar más horas, con mayor número de pacientes y con menos personal propicia que aparezcan estos tres conceptos. Si has sido víctima en alguna de estas situaciones, no dudes en contactar con nuestro equipo de peritos especialistas y buscaremos una solución.

 

Artículo de : GP-GRUP peritos judiciales incluidos en el buscador de peritos Thesauro 

GP Grup

 

 

XII Congreso Nacional Sociedad Española de Valoración del Daño Corporal

sevdc

 

¡BIENVENIDOS A MADRID!

Los próximos días 2 y 3 de marzo celebraremos un nuevo Congreso de nuestra Sociedad esta vez en colaboración con la sociedad portuguesa, un paso más en el afianzamiento del ejercicio profesional: El XII Congreso Nacional SEVDC y VIII Congreso Hispano Luso.

Hemos procurado afrontar  una temática interesante, innovadora, dinámica, haciendo un gran esfuerzo para mantener la línea de superación marcada en anteriores congresos  nacionales, lo que nos obliga  a implicarnos en el desarrollo de las mesas redondas y  en la discusión de las mismas. Nuevos Enfoques para nuestro trabajo.

Importante y necesario, por celebrarse en un momento de transición e integración; de  definición  de la actividad  del médico en el sector asegurador y en sus diferentes  facetas: vida, accidentes personales, responsabilidad  civil, daños corporales.

Innovador, porque intentaremos  estudiar en conjunto  dos de los grandes temas que nos ocupan en la actualidad. Por un lado la Actividad como peritos médicos,  formación, reconocimiento, protocolización de la actividad. Reconocimiento social. Y fundamentalmente la Profesionalización de la actividad del Médico Perito.

Intentaremos acercar posturas y estudiar a fondo  la Biomecánica del accidente, pero desde la dimensión exclusivamente  médica. Conocer los protocolos de estudio, verdadero alcance y aplicación en la medicina, su transcendencia y aplicación  al accidente  de tráfico.

Este congreso busca acercar la Medicina Pericial a la realidad  del día a día y por eso la idea de desarrollar  estos temas; que nos haga más conscientes del importante papel que podemos jugar en la salud, y que facilite que nos vean, que nos busquen no sólo cuando hay un problema o lesión, sino incluso antes, para prevenirlas o para realizar los reconocimientos médicos adecuados,  en salud y en valoración del daño corporal, sin olvidar la trascendencia que  el informe del médico valorador tiene en el establecimiento del nexo de causalidad y en la cuantificación del siniestro, tanto en su  labor de asesoramiento para la provisión técnica del siniestro, la consignación, como  esencialmente   en la cuantificación  en accidentes, seguros de salud, tráfico y responsabilidad civil profesional.

Os invitamos a todos, a participar en este XII Congreso Nacional y VIII Congreso Hispano Luso, con la ilusión  de saber que MADRID, nos recibirá con afecto y cariño; animándonos a desarrollar nuestro trabajo de cara a los retos de la Valoración del daño Corporal.

EUGENIO LABORDA CALVO

Presidente Sociedad Española de Valoración del Daño Corporal

INCAPACIDAD LABORAL. ACLARACIONES.

INCAPACIDAD LABORAL.  ACLARACIONES.

Fuente: Dra. Pilar Martínez Serrano *

En esta entrevista vamos a intentar dar respuesta a una serie de dudas que  surgen sobre la incapacidad.

Seguro que conoces a alguien de tu entorno que tiene una incapacidad, pero ¿sabes si es lo mismo que minusvalía?

¿Cuándo hablamos de incapacidad laboral? Es una situación en la que la persona padece una enfermedad o padecimiento físico o psíquico que le impide el desarrollo de su actividad laboral, bien de forma transitoria  (incapacidad temporal, conocida como “baja laboral”) o permanente (tras haber estado en tratamiento adecuado).

Podemos distinguir dentro de la Incapacidad Permanente distintos tipos, siendo de menor a mayor gravedad:

  • Incapacidad permanente parcial para su profesión habitual: significa que la persona está limitada para algunas de sus tareas profesionales fundamentales, pero puede seguir realizando su profesión. Por ejemplo: una peluquera desarrolla una alergia al tinte. Pero puede cortar el pelo y peinar a los clientes. Esta trabajadora sería susceptible de una incapacidad permanente parcial ya que a pesar de poder seguir trabajando como peluquera no podría desempeñar la tarea de teñir siendo una actividad importante para la prestación de servicios.
  • Incapacidad permanente total: significa que la persona no puede realizar su trabajo habitual. Por ejemplo: una persona que tiene una limitación importante de la movilidad de las piernas, con dificultad para estar de pie y su trabajo consiste en limpiar cristales, en este caso, no podría realizar su actividad habitual pero sí puede desempeñar otro puesto, por ejemplo administrativo.
  • Incapacidad permanente absoluta: significa que esta persona no puede realizar ningún tipo de trabajo. Ejemplo: una persona que sufra un Trastorno depresivo mayor de tipo crónico que le impida no sólo el ejercicio de su profesión sino también el acceso a la formación necesaria para el desarrollo de una nueva ocupación laboral y el mantenimiento de la misma.
  • Gran invalidez: el trabajador además de no poder desarrollar ninguna profesión, necesita de una tercera persona para realizar los actos más elementales de la vida diaria. Ejemplos: tetraplejias.

¿Es lo mismo incapacidad laboral que minusvalía o discapacidad? No.

La minusvalía es la consecuencia de una deficiencia física, psíquica o sensorial de una persona. No está en relación con el trabajo que desarrolle. Se considera minusválido toda persona que tiene un 33% o más de menoscabo global (de disminución física, psíquica o sensorial).

Viendo todo esto:

¿Puede una persona tener una minusvalía y no tener una incapacidad?  Sí, por ejemplo una persona con secuelas importantes de poliomielitis y que puede desarrollar su trabajo de profesor.

¿Puede una persona tener una incapacidad laboral y sin embargo no tener una minusvalía? Sí, por ejemplo un pianista, que tiene una disminución  de la movilidad de un dedo que le impide el desarrollo de su actividad y sin embargo no llega a ser minusválido (no llega a tener un 33% de menoscabo global).

Una persona con minusvalía tiene ventajas fiscales, medidas de fomento para su contratación, medidas de reserva de puestos de trabajo y otras ayudas que se establecen en la legislación vigente en cada momento.

*Experto en Valoración del Daño Corporal y Peritación Médica .Máster en Valoración del Daño Corporal, Peritación Médica e Incapacidades Laborales. Perito médico en Murcia , incluida en el Buscador Profesional Thesauro. 

 

¿ Sabes cuándo deberías acudir a un perito médico?

blog-clinica3

Artículo de: Dra. Pilar Martínez , perito médico en Murcia , incluida en el Buscador Judicial Thesauro.

El médico valorador del daño corporal tiene distintos campos de actuación.

Éstos son:

Accidentes de tráfico: cuando una persona sufre un accidente de tráfico, y ha de ser indemnizada por la Compañía de Seguros, con cierta frecuencia existe un conflicto de intereses y, por tanto, discrepancias entre las partes en cuando a la indemnización. Es por este motivo por lo que resulta aconsejable acudir a un abogado y un médico valorador del daño corporal. La finalidad es la emisión de un informe médico-legal en el que se recogen las lesiones permanentes o secuelas resultantes del accidente, así como la puntuación de cada una de ellas, lo que implica un factor importante a la hora de determinar la cuantía de la indemnización.

Para la elaboración de dicho informe partimos del estudio de toda la documentación médica aportada y examen o exploración del lesionado. No hablamos en este caso de “pacientes” puesto que los peritos médicos “no tratamos”, es decir, nuestra finalidad no es el tratamiento, es más, la actuación como peritos médicos es incompatible con la asistencia médica a la misma persona (Art 41.3 del Código de Ética y Deontología Médica). Quiero destacar este hecho pues son muchos los médicos especialistas que aún a día de hoy, emiten estos informes a sus pacientes.

-Otros Accidentes: recogidos en pólizas de seguros de accidentes. ¿Cuántos de nosotros tenemos contratada una póliza de seguros de accidentes?, ¿sabemos qué tenemos qué hacer si tenemos secuelas resultantes de estos accidentes y recogidas en sus baremos específicos?

En estos casos es importante contar con un médico Experto en Seguros Médicos que estudie el condicionado de la póliza, con su baremo y lo sepa interpretar para la elaboración del informe pericial.

Incapacidades Permanentes: como resultado de lesiones o patologías que limiten su capacidad laboral.

Pólizas de Asistencia Sanitaria: es importante estudiar éstas no sólo porque puedan existir discrepancias con las compañías aseguradoras de salud en cuanto a si existe o no cobertura para una determinada patología o una determinada prueba diagnóstica sino también, porque en ocasiones se desconocen otros aspectos de la póliza ( en algunas, por ejemplo, se cubren los gastos de sepelio)

 

Condenados dos sindicatos a pagar 31.500 euros a una mujer herida por un petardo en Oviedo

Noticia facilitada por PERICIA MÉDICA C.B. perito médico en dicho proceso.

Los hechos sucedieron durante una protesta minera

El Juzgado de Primera Instancia nº 10 de Oviedo ha condenado a los sindicatos SOMA-UGT y CC.OO  a indemnizar con 31.538 euros a una mujer de 79 años, por las lesiones sufridas en los oídos como consecuencia del estallido de un petardo de gran magnitud, lanzado a corta mientras paseaba por una acera de Oviedo.

Los hechos tuvieron lugar en septiembre de 2012 durante una protesta ante la sede de la empresa minera Hunosa en una céntrica calle ovetense. La afectada pasaba por ese lugar cuando sufrió un ” fuerte impacto sonoro” que le provocó hipoacusia (disminución de la agudeza auditiva) y acúfenos (sensación de percibir zumbidos, pitidos o ruidos que no están provocados por un elemento exterior).

 

 

Profesional incluido en el buscador de peritos THESAURO 

NUEVO SERVICIO: RIESGO DE EMBARAZO y LACTANCIA del Dr. ARTURO CANGA

NOTA DE PRENSA: 

NUEVO SERVICIO: RIESGO DE EMBARAZO y LACTANCIA

  • Asesoramiento relativo a:
    • Riesgos que se pueden presentar en determinados trabajos ante el embarazo y la lactancia.
    • Prestaciones existentes y su tramitación.

ARTURO CANGA ALONSO
Doctor en Medicina y Cirugía por la Universidad de Oviedo.
Especialista en Medicina del Trabajo.
Especialista Universitario en Valoración Médica del Daño Corporal e Incapacidades Laborales.

Perito Judicial y de parte.(CAMBIO DE UBICACIÓN)
Técnico Superior en Prevención de Riesgos Laborales.
Auditor del Sistema de Prevención de Riesgos Laborales.
Diplomado en Medicina de Empresa por la Escuela Nacional de Medicina del Trabajo.
Diplomado en Gestión de Servicios de Salud Laboral.
Académico Correspondiente de la Real Academia de Medicina del Principado de Asturias.
Miembro de la Asociación Profesional de Peritos Judiciales y Colaboradores con la Administración de Justicia.

El Gobierno modifica el baremo de daños y perjuicios causados en accidentes de circulación

Ministerio de Justicia

El Consejo de Ministros, a propuesta del ministro de Justicia, Rafael Catalá, ha aprobado hoy un Proyecto de Ley que reforma el sistema de valoración de daños y perjuicios causados a las personas en accidentes de tráfico. Esta reforma, que actualiza un sistema vigente desde 1995, es fruto de un importante acuerdo entre las dos partes afectadas: las asociaciones de víctimas de accidentes de tráfico y la representación de las entidades aseguradoras.

  • El objetivo es adecuar las normas a la realidad social actual y fomentar la resolución rápida de conflictos
  • Se revisa el baremo médico de secuelas para adaptarlo al estado actual de la ciencia
  • Las indemnizaciones de lucro cesante tendrán en cuenta por vez primera las tareas del hogar y la capacidad de trabajo futura de estudiantes y menores

El CJC insta a Sanidad a pagar 15.000 euros a un hombre por extraviar tres dedos amputados en un accidente

VALENCIA, 25 Ago. (EUROPA PRESS) –

   El Consell Jurídic Consultiu (CJC) ha instado a la Conselleria de Sanidad a indemnizar con 15.000 euros a un hombre que en 2008 sufrió la amputación de tres dedos en un accidente laboral por extraviar estos miembros el transcurso del traslado del herido al Hospital de Torrevieja en una ambulancia del SAMU, pese a que la Policía Local había recuperado los dedos y los había metido en una bolsa con hielo para su conservación.

   Según el dictamen, recogido por Europa Press, el afectado presentó una reclamación ante el CJC por la asistencia recibida por los servicios de emergencia sanitarios y por el Hospital de Torrevieja tras sufrir un accidente laboral.

   En su escrito, el reclamante explica que en la madrugada del 3 de mayo de 2008 sufrió un accidente en el que le fueron seccionados los dedos primero, tercero y cuatro, y al llegar la Policía Local los recuperó del interior de un guante, metiéndolos dentro de una bolsa de hielo.

   No obstante, apunta que en la hoja asistencial de emergencia sanitaria que rellenó el personal de la ambulancia del SAMU que le atendió no se consignó la existencia de los dedos. Por ello, alega que al no llevar el equipo del SAMU los dedos recuperados por la Policía Local al centro se perdió la oportunidad de que se valorara por un profesional su posible implantación.

   El CJC señala que en el informe de la Policía Local se constató la colocación de los citados dedos en una bolsa de hielo y que el equipo del SAMU les comunicó la imposibilidad de recuperación de los miembros, en tanto que el informe del Jefe de Servicio de Traumatología del hospital expresaba que “de haber tenido noticia de la existencia de los dedos hubieran procedido a su implantación”.

   Por su parte, un informe del jefe del servicio de Urgencias del Hospital de Torrevieja señala que “en la historia clínica del paciente no se refleja la existencia de los miembros amputados en el servicio, cosa de haber ocurrido se hubiera expuesto en dicha historia y puesto a disposición del cirujano correspondiente para la valoración de su reimplantación, tal y como se refleja en el protocolo correspondiente”.

   Así, continúa el dictamen, el servicio de Urgencias desconoce qué pudo ocurrir con los citados miembros amputados, aunque supone “tal y como refleja el paciente en su escrito de reclamación, que no fueron trasladados al hospital o, en su caso, no fueron entregados a ningún miembro del servicio de urgencias.”

   No obstante, el Informe del Servicio de Emergencias Sanitarias señala al respecto que los miembros se encontraban en una bolsa de hielo para su conservación y posible reimplante que fue entregada al hospital junto con el paciente, informando al médico que lo recibió de que los dedos amputados se encontraban en una bolsa.

   El órgano consultivo determina, a la vista de la documentación aportada, que “no puede aclararse qué ocurrió con los dedos del paciente después de que la Policía Local los metiera en la bolsa de hielo”, dado que “el equipo del SAMU que atendió al paciente indica en su informe que entregó la bolsa al personal del hospital y, sin embargo, el informe del Servicio de Urgencias del Hospital de Torrevieja expresa que no se entregó la bolsa de hielo con los dedos”.

   Ante esa contradicción, el CJC reconoce que “no se puede determinar qué ocurrió con los dedos del paciente”, pero sí se puede llegar a la conclusión de que “a pesar de que la Policía Local intentó conservar los dedos, en el transcurso entre el traslado del paciente al hospital y su entrega al personal sanitario los dedos desaparecieron, privando al paciente de que fueran valorados por el traumatólogo competente para analizar si se podían reimplantar”.

   Además, el informe de la Inspección médica “es claro y contundente al afirmar que se ha producido un daño consistente en la pérdida de los dedos, desconociéndose si el paciente estaba en condiciones de hacer el implante”, lo que supuso la pérdida de oportunidad consiguiente, concurriendo los requisitos necesarios para declarar la responsabilidad de la Generalitat.

   Respecto a la indemnización, el CJC considera apropiado, atendiendo al Informe de la Comisión de Valoración del Daño Corporal y teniendo en cuenta que el reclamante tenía 25 años cuando ocurrieron los hechos, indemnizar al paciente con la cantidad de 15.000 euros.

 

MÉDICOS DE VALORACIÓN DEL DAÑO CORPORAL EN THESAURO

El Colegio de Médicos impartirá un curso pionero sobre la valoración del daño corporal

El Colegio de Médicos impartirá un curso sobre la valoración del daño corporal

El objetivo es capacitar al profesional médico para hacer un examen pericial básico

SANTANDER, 29 Mar. (EUROPA PRESS) –

   El Colegio de Médicos de Cantabria impartirá durante los meses de abril y mayo un curso sobre los Aspectos Básicos de la Valoración del daño corporal, cuyo objetivo es mostrar los aspectos fundamentales relacionados con la actividad de la valoración del daño corporal y capacitar al profesional médico para hacer un examen pericial básico.

Según explicaron los responsables del Departamento de Formación del Colegio de Médicos, Mario Ruiz y Roberto Garrastazu, esta es la primera vez que se pone en marcha desde el Colegio una actividad formativa sobre esta temática.

“El resultado de esa valoración, queda plasmado en lo que se denomina Informe pericial, que no es otra cosa que un informe médico donde el profesional recoge y dictamina el resultado de su valoración”, recalcaron los responsables de Formación.

Durante el curso, entre otros temas, se darán a conocer el ámbito legal relacionado con los informes periciales médicos, así como redactar un informe pericial básico. El Colegio de Médicos dispone de un listado de profesionales dispuestos a colaborar con la Justicia en este sentido.

El curso, que estará impartido por los doctores José Luis Quesada Hernández y Javier Pérez de la Torre y el asistente social Cándido Gómez Arruza, ampliará los conocimientos médicos relacionados con la valoración pericial: conocimiento de clínica, diagnóstico, estudios complementarios, entre otros puntos más y aunque se supone, que es una actividad específica y en muchos de los casos se realiza de forma privada, en otros se solicita la colaboración de profesionales que no tienen una adecuada formación al respecto.

Igualmente, recordaron que aunque a los profesionales de la sanidad se les forma sobre cómo cumplimentar un informe clínico o un parte de lesiones, no se les enseña cómo se hace una valoración donde se dictamina el grado de la lesión y la incapacidad resultante.

Por otra parte, Mario Ruiz y Roberto Garrastazu recordaron que los médicos de Atención Primaria son los que más tienen una estrecha relación con los médicos de mutuas, aseguradoras, informes privados, etc., por lo que es importante para ellos conocer los aspectos prácticos que ayuden a entender la función de cada uno en su ámbito de la salud.

La Valoración del Daño Corporal es una actividad que se lleva a cabo por profesionales sanitarios, relacionada habitualmente con algún tipo de reclamación civil o penal por parte del propio paciente, familiares o terceras personas o entidades públicas y privadas.

Otro aspecto destacable de este curso es también el referente a Ley de Dependencia, una ley que requiere la coordinación de varios actores del ámbito sanitario (médicos, enfermeros, asistentes sociales, Fisoterapeútas,*), y que es necesario conocer con detenimiento por la demanda que genera y las expectativas de calidad de vida en la población.

 

MEDICOS VALORADORES DAÑO CORPORAL