La asertividad como herramienta imprescindible para el trabajo social

logo41698

Por traste.

www.gabinetepericial.net/traste

Un tema muy interesante e imprescindible a la hora de tratar con personas y sus conflictos. Los y las trabajadores sociales requerimos de la asertividad para poder desempeñar nuestro trabajo, aunque es difícil poder gestionar y ser asertivo cuando nuestro carácter es explosivo o nos encontramos en un momento de ansiedad o conflicto personal.

Muchas veces la respuesta de la persona con la que trabajamos incide y condiciona nuestro mensaje y la manera que tenemos de transmitirlo, especialmente si se trata de asuntos que, en algún sentido, afectan o suscitan algo personal. Y al contrario también, la manera que tenemos de comunicarnos condiciona la entrevista, el mensaje y el trabajo.

Saber cómo transmitir correctamente el mensaje e identificar las características y circunstancias del receptor para que el mensaje sea  interpretado  justo del mismo modo que el emisor pretendía. Esta es la parte esencial de la asertividad. En definitiva COMUNICAR.

La asertividad nos permite poder empatizar y poder utilizar esa empatía de una manera positiva y transformadora, ya que adaptamos el mensaje a la información que la empatía nos aporta, con el fin de que le mensaje cobre el mayor efecto en el receptor.

Dentro del trabajo social esto es esencial. Trabajamos con personas en situación de conflicto por lo cual ser capaces de empatizar y transformar esa realidad, esos sentimiento…en mensajes y actitudes que favorezcan el cambio y la evolución que facilite abandonar el conflicto, es esencial para nuestra profesión.

Sin embargo, aquí reside la grandeza y la debilidad de nuestra profesión, ya que al ser asertivos corremos el riesgo de hacer nuestros los problemas de nuestros clientes o usuarios y de no poder crear la atmosfera transformadora  que la asertividad pretende.

Es impresionante como en nuestra profesión las herramientas más útiles y frecuentes están íntimamente relacionadas con la capacidad humana para empatizar, transformar, propiciar el cambio, impulsar, comunicar.

Nuestra profesión es la profesión que propicia que los profesionales que la desarrollamos y las personas con las que trabajamos aprendan, descubran o reencuentren las habilidades sociales y de comunicación básicas y esenciales que a lo largo del tiempo las personas hemos perdido o que por nuestras vicisitudes vitales no hemos podido desarrollar, aunque se encuentran latentes en todos nosotros, como seres sociales que somos.

Es por esto que la asertividad es fundamental en nuestra profesión y, por ende, en la vida.

Para concluir aportaré mi personal definición de la asertividad:

La asertividad no consiste en quedar bien con los demás sino en ser capaz de transmitir el mensaje deseado, de una forma eficaz, clara e inteligible, teniendo en cuenta el momento, la situación, el sentimiento, etc.

Muchas veces el mensaje no dejará satisfecho a todo el mundo pero la asertividad no trata de contentar sino de ser capaz de identificar sentimientos y emociones propias y ajenas que faciliten la comunicación y creen una esfera de comprensión, transparencia y confianza que genere el dialogo y favorezca que las partes asimilen y comprendan el mensaje de las contrarias.