Entrega del Galardón Estrella de Oro a la Excelencia Profesional a Virginia Albiol

El viernes 28 de Abril de 2017 tuvo lugar la entrega de Galardones Estrella de Oro a la Excelencia Profesional que otorga el Instituto para la Excelencia Profesional en el emblemático Hotel Westin Palace de Madrid.

 

El Sr. D. Ignacio de Jacob y Gómez, Presidente-Fundador del Instituto para la Excelencia Profesional continuó otorgando las Estrellas de Oro a la Excelencia Profesional a cada uno de los galardonados, tras lo cual se sirvió una exclusiva cena confeccionada por el Chef del Hotel.

Nuestra Institución es una marca de garantía y calidad, que reconoce el esfuerzo y el compromiso con la Excelencia de las mejores empresas y profesionales.

Entre los Consejeros de Honor del Instituto para la Excelencia Profesional se encuentran: S.A.R María Luisa de Prusia, Presidenta de la Asociación Concordia, Sra. Dña. Yvonne Blake, Presidenta de la Academia de las Artes y las Ciencias Cinematográficas de España, Ilmo. Sr. D. Luis del Olmo, Doctor Honoris Causa por la Universidad Rey Juan Carlos de Madrid, Sr. Dr. Don Leandro Plaza Celemín, Presidente de la Fundación Española del Corazón, Ilmo. Sr. Dr. D. Enrique A. García Melón, Catedrático de Universidad, Doctor en Ciencias del Mar y en Marina Civil, Licenciado en Náutica y Transporte Marítimo, Caballero de la Orden del Santo Sepulcro de Jerusalén, el Sr. D. Gerardo Seeliger, Presidente del Club Siglo XXI, el Sr. D. Emilio Butragueño, deportista profesional y Presidente de relaciones institucionales del Real Madrid C.F, y el Sr. D. Manuel Santana, deportista profesional.

Como Miembros de Honor de esta Institución se encuentran entre otras personalidades de renombre; Padre Ángel García, Fundador de “Mensajeros de la Paz” y Premio Príncipe de Asturias, Excmo. Magfco. Sr. D. Ángel Galindo García, Ex Rector de la Universidad Pontificia de Salamanca, Ilmo. Sr. D. Vicente del Bosque, Marqués de Del Bosque, Seleccionador oficial de la Selección Española de Fútbol y el Ilmo. Sr. D. Ángel Antonio Mingote, dibujante y escritor.

En esta entrega, se ha premiado a excelentes empresas y profesionales tales como: el Sr. D. José Antonio Vera Gil, Presidente de la Agencia EFE , el Sr. D. Livio Lo Monaco, CEO de Grupo Lo Monaco, el Sr. D. Ángel Sánchez Aristi, Director de Estratgia FIFED (Fundación para la Innovación Financiera), el Consultor de Imagen, Sr. D. Justo Grau Romeu, el Dr. Xavier Tintoré, considerado uno de los mejores cirujanos de España, la Sra. Dña. Virginia Albiol, CEO de Tasaciones de Joyas, Imefy Group España, referente nacional e internacional como fabricante de transformadores,CBRE, multinacional pionera en servicios inmobiliarios, entre otras empresas y profesionales.

VIRGINIA ALBIOL - ESCELENCIA

 

Anuncios

Crece el coleccionismo como bien refugio

Crece el coleccionismo como bien refugio
La caída de los bienes de inversión, especialmente los inmobiliarios y los de renta fija y variable, han traído como consecuencia una creciente revalorización y demanda de otro tipo de bienes, los llamados “bienes tangibles”, entre los que se encuentran el arte, las antigüedades o la numismática.
Las casas de subastas y arte están viviendo un momento de gloria. Si bien es cierto que el mercado ha visto reducidos sus márgenes, no es menos cierto que se ha reactivado un poco en el último año y medio, debido principalmente a la desconfianza que merecen algunos valores financieros tras la crisis de las Cajas de Ahorros.

Los inversores buscan nuevos modelos de ahorro e inversión, entre los que se encuentran la compra de joyas, el arte o las antigüedades, especialmente si se logran a buenos precios a través de ofertas y subastas. La incipiente capacidad de ahorro de algunos españoles no está encontrando oferta de productos de inversión fiables en los mercados financieros, por lo que se opta por lo clásico: cuadros, joyas o antigüedades.

Tanto clientes como comerciantes requieren cada vez más del asesoramiento de especialistas, entre los que se encuentran los peritos y tasadores. Entre estos profesionales de la tasación se encuentran José Luis Barceló Mezquita, experto tasador en filatelia y numismática y director del gabinete Tasacionesfilatelicas.com (www.tasacionesfilatelicas.com). Según Barceló, “tanto salas como particulares requieren cada vez más de expertos que garanticen que las piezas y lotes en venta reúnen condiciones para el mercado”. Que sean auténticas, estén bien conservadas o aclarar cuáles son las reparaciones sufridas por un bien de colección, son algunas de las misiones de estos especialistas, que también realizan misiones de tasación y valoración.

Declaraciones de herederos, cuadernos particionales o simplemente la venta o comercialización de las colecciones para sacarlas a un mercado que está recuperándose de la crisis, son también alguna de las actividades más requeridas para estos profesionales de la tasación, agrupados en organizaciones profesionales de peritos y tasadores como el Consejo Español de Peritos Tasadores de Arte y Patrimonio Artístico-CEPTAPA (www.ceptapa.com), o la Asociación Profesional Colegial de Peritos Judiciales del Reino de España-ASPEJURE (www.aspejure.com).

Incluso el potente Grupo Eulen ha lanzado Eurlen Art, una nueva división de tasación, restauración y gestión de patrimonios artísticos (http://economia.elpais.com/economia/2014/10/18/actualidad/1413658663_450953.html) que quiere acomodarse en este sector de grandes potencialidades de futuro. Como no podía ser de otra forma, Internet también se ha convertido en un centro creciente de oferta y demanda de arte y antigüedades con web de ofertas subastas de elevada categoría, entre las que sobresalen Setdart, Bonanova Subastas o Subastas Imperio y donde puede pujarse desde precios de salida muy bajos.

Fuente: Diario de tu ciudad.
Cliente de THESAURO referenciado: José luis Barceló http://www.tasacionesfilatelicas.com/

las joyas malditas de la historia

FUENTE: TASACIONES ALBIOL Virginia Albiol 

Profesional incluida en el buscador profesional http://www.thesauro.com

Tasaciones de Joyas

En esta ocasión y después de ver las piedras preciosas más populares, os dejo algo más ligero, las joyas malditas de la historia, algunos relatos poco conocidos y otros más, espero que os entretenga porque de eso se trata.

JOYAS MALDITAS DE LA HISTORIA

Algunas joyas esconden extrañas y misteriosas historias que han afectado a sus propietarios, lo que ha provocado que hayan pasado de ser codiciadas piezas a convertirse en poderosas “armas” cuyo supuesto poder de destrucción es capaz de acabar con generaciones enteras.

Fuente inagotable de anécdotas, envidias y admiración, las joyas siguen fascinándonos por su belleza, pero también por su historia, ya que son testigos mudos del paso del tiempo y seguirán existiendo mucho después de que los cuerpos que un dí­a adornaron no sean más que un recuerdo.

Las piedras preciosas han fascinado al ser humano desde tiempos inmemoriales. El hechizo que cautivó al hombre primitivo desde que las vio brillar a la luz de las hogueras en alguna de las cuevas donde buscó cobijo siguió estando presente a través de los siglos. Y los reyes, los príncipes y los poderosos de la Tierra las exhibieron engarzadas en sus coronas o sortijas como símbolos de poder y riqueza. Pero no solo eran apreciadas por su rareza y su belleza o por ser prácticamente indestructibles, sino por los efectos mágicos que tradicionalmente se afirmaba que surtían sobre quienes las portaban. Es más, se ha sostenido que esta clase de piedras se usaron como amuletos mucho antes que con fines de ornamentación al ser consideradas receptáculos de poderosas fuerzas sobrenaturales, como recogieron en sus lapidarios (del latín lapis, piedra) hombres tan ilustres como Teofrasto, san Alberto Magno. Paracelso. Roger Bacon, Alfonso X el Sabio, san Isidoro de Sevilla, Raimundo Lulio. Marbodio de Rennes y Gaspar de Morales, entre otros.

  1. El Diamante Hope

Una joya de belleza incalculable pero maldita según la tradición. Parece ser que adornó la frente de un í­dolo hindú pero fue robado por un sacerdote que más tarde serí­a torturado y condenado por este sacrilegio. Llegó a Europa en 1642 de manos del contrabandista francés Jean Baptiste Tefernier , quien consiguió grandes beneficios con su venta, pero sufrió también de la mí­tica maldición, mientras estaba de viaje por la India fue atacado por una manada de perros rabiosos que acabaron con su vida.

diamante hope

La gema pasó a pertenecer al rey francés Luis XIV, quien redujo su tamaño de 112,5 a 67,5 quilates, pero esto no sirvió para acabar con la mala fama de la pieza, Nicholas Fouquet, que lo tomó prestado para un baile fue acusado de malversación de fondos y condenado a cadena perpetua, la princesa Lambrelle que lo lucí­a a menudo, fue apaleada por el pueblo, mientras que el propio rey murió arruinado y despreciado.

collar con el diamante hope

En 1980 el famoso diamante fue comprado por el banquero Henry Thomas Hope por 150.000 dólares, pero no fue una buena inversión ya que tiempo después la familia terminarí­a arruinada, sus siguientes dueño no corrieron mejor suerte, todos los que poseí­an el diamante parecí­an sufrir muertes trágicas o infortunios inesperados. El magnate americano Ned McLean lo compró a precio de ganga, uno de sus hijos murió al poco tiempo en un accidente de automóvil mientras que su otra hija lo hizo por una sobredosis y el propio McLean terminó en un manicomio. La joya quedó como parte de la herencia para sus nietos, su última dueña Evalyn McLean apareció muerta en su apartamento sin causa aparente, sólo tení­a 25 años. Harry Winston fue su último comprador y quizá para curarse en salud optó por donarlo a una institución, a la que todaví­a hoy pertenece.

diamante hope

  1. Ópalo maldito en el seno de la monarquía española

La mala fama del ópalo se acrecentó al ser relacionado con una serie de misteriosas muertes acaecidas en el seno de la monarquía española. La leyenda dice que el rey Alfonso XII se enamoró perdidamente de la bellísima aristócrata italiana Virginia Doini, condesa de Castiglione, y que su amor fue correspondido, aunque en el último momento decidió casarse con su prima, María Mercedes de Orleans.

opalo maldito

La despechada condesa envió a la pareja un regalo de bodas consistente en un magnífico ópalo engarzado en un enorme anillo del oro más puro. La novia se mostró fascinada con la joya y logró convencer al incauto soberano para que se la pusiera en su dedo. Murió a causa de un misterioso mal el 26 de junio de 1878, tan solo cinco meses después de la boda. Tras el funeral, Alfonso le regaló el anillo a su abuela, la reina María Cristina de Borbón-Nápoles, que murió poco después, el 22 de agosto. A continuación el anillo pasó a la hermana de Alfonso, la infanta María del Pilar, que falleció el 5 de agosto del año siguiente, aparentemente víctima de la misteriosa enfermedad que se había cobrado la vida de las otras dos mujeres.

Lo mismo le ocurrió a la cuñada del rey, María Cristina, que se encaprichó del ópalo maldito y que, al parecer, no era nada supersticiosa. Sintiéndose culpable y, tal vez, buscando en su sacrificio la manera de redimirse, el rey decidió lucir él mismo el anillo. Murió a la temprana edad de 28 años, después de lo cual su viuda, la reina María Cristina de Habsburgo-Lorena, hizo bendecirlo, engarzarlo en una cadena de oro y que se adornara con él el cuello de la imagen de la patrona de Madrid, la Virgen de la Almudena, lo que puso fin a la secuencia de muertes.

  1. La maldición del tesoro de Tutankhamón

¿El tesoro encontrado en la tumba de Tutankhamón trajo una fuerte maldición a sus descubridores?………… Según la versión de ellos, el noble inglés George Edward Stanhope Molyneux Herbert, quinto conde de Carnravon, su hija Evelyn Herbert, el egiptólogo Howard Carter y el arqueólogo Arthur Callender, el día que lograron finalmente entrar a la antecámara de la tumba, Carter perforó un agujero en la pared sellada y con gran ansiedad echó un vistazo al interior. Su rostro palideció y murmuró algo ininteligible. Carnravon, impaciente por conocer qué veía su compañero, le inquirió: “¡Carter! ¿Ve usted algo?” Fue entonces cuando el arqueólogo, cegado por los destellos de oro que se abrían paso ante su mirada, solamente pudo decir la célebre frase “Sí. Cosas maravillosas. ¡Cosas maravillosas!”.

tesoros malditos de tutankamon

Luego, todos se fueron a descansar hasta el día siguiente en que acompañados por los inspectores del Servicio de Antigüedades, accedieron al interior de la primera cámara de la tumba.
Más, cincuenta años después, el egiptólogo Thomas Hoving del “Metropolitan de Nueva York”, estudiando las cartas que componían la correspondencia entre Carter y Carnarvon y los miembros de la excavación que pertenecían al museo americano, descubrió lo que él describe como “uno de los secretos mejor guardados en la historia de la egiptología”. Que ellos mintieron en su version y que en verdad volvieron a hurtadillas a la tumba. Entraron en ella y alcanzaron incluso la cámara funeraria en donde descansaban los restos de Tutankhamón.

Hoving siguió las pistas que le ofrecían las cartas y llegó a una conclusión sorprendente. En su libro Tutankhamun. The Untold Story , (New York 1978) el egiptólogo americano habla de un claro “reparto secreto” de algunas de las piezas procedentes de la tumba, muchas de las cuales, seguramente, procedían de la entrada en aquella noche de noviembre.

Esta situación quedó con el tiempo absolutamente clarificada, al encontrarse numerosas piezas del tesoro de Tutankamón en diferentes museos europeos y americanos donde fueron vendidos tanto por Carnarvon y Carter.
La mayor parte de las piezas se encuentra en el propio Metropolitan Museum de Nueva York. Son en total 27 objetos de procedencia variada, principalmente de las colecciones privadas de Carter y Carnarvon vendidas tras la muerte de éstos.
Otros museos de Estados Unidos también poseen piezas procedentes de la KV 62. El Museo de Arte de Cleveland, al noreste de Ohio, compró a mediados de los años 70 una pieza interesante. Se trataba de un amuleto de un gato hecho en hematita oscura procedente de la KV 62. La William Rockhill Nelson Art Gallery, en Kansas City, conserva varios fragmentos de oro de un collar procedente de la tumba de Tutankhamón.
Finalmente el Cincinnati Art Museum acoge una de las piezas más insólitas. Se trata de un pantera de bronce con ojos de cristal en actitud acechante, con la cola levantada y la cabeza vuelta hacia un lado. Al igual que otros objetos, provenía de la colección de Carter y muy posiblemente se hallara en la cámara funeraria de la tumba.

  1. La Tabla Esmeralda (un gran misterio)

La tabla esmeralda un gran misterio:…………….Se dice que el poder de la piedra como de sus inscripciones es tremendamente poderoso y puede llevar a una persona, depende como la utilice, a lo mejor y a lo peor……………a los polos energéticos del bien y del mal.

tabla esmeralda

Esto fue encontrado grabado en una esmeralda encontrada en la tumba de Hermes Trimegisto que vivió en el antiguo Egipto se dice.

Verdadero, sin falsedad, cierto y muy verdadero:
lo que está de abajo es como lo que está arriba,
y lo que está arriba es como lo que está abajo,
para realizar el milagro de la Cosa Única.

Y así como todas las cosas provinieron del Uno, por mediación del Uno,
así todas las cosas nacieron de esta Única Cosa, por adaptación.

Su padre es el Sol, su madre la Luna,
el Viento lo llevó en su vientre,
la Tierra fue su nodriza.

El Padre de toda la Perfección de todo el Mundo está aquí.
Su fuerza permanecerá íntegra aunque fuera vertida en la tierra.

Separarás la Tierra del Fuego,
lo sutil de lo grosero,
suavemente,
con mucho ingenio.

Asciende de la Tierra al Cielo,
y de nuevo desciende a la Tierra,
y recibe la fuerza de las cosas superiores y de las inferiores.

Así lograrás la gloria del Mundo entero.
Entonces toda oscuridad huirá de ti.

Aquí está la fuerza fuerte de toda fortaleza,
porque vencerá a todo lo sutil
y en todo lo sólido penetrará.

Así fue creado el Mundo.
Habrán aquí admirables adaptaciones,
cuyo modo es el que se ha dicho.
Por esto fui llamado Hermes Tres veces Grandísimo,
poseedor de las tres partes de la filosofía de todo el Mundo.

Se completa así lo que tenía que decir de la obra del Sol.

  1. El collar de María Antonieta

La reina francesa se ganó una merecida fama de frí­vola entre la corte de su paí­s, pero en el episodio del collar, usado en su contra para precipitar su caí­da, fue una ví­ctima inocente, que nada tuvo que ver con el asunto.

El joyero de la corte creó un fabuloso collar de 648 diamantes, que Luis XV habí­a encargado para su favorita. Pero éste murió antes de que la joya estuviera acabada por lo que su amante nunca lo recibió. El obispo de Rohan lo adquiere, pero no lo paga, indicando al joyero (el famoso Boehmer), que se lo cobre a Marí­a Antonieta. El obispo se lo entrega a la falsa condesa de Valois, amante del obispo, que lo traslada a Londres, donde es desarmado y vendido por piezas. Cuando el joyero se lo va a cobrar a la Reina, ésta no sabe de qué le habla. Cuando se descubre el engaño la falsa condesa es enviada a la hoguera, sin embargo el pueblo se solidariza con ella y el asunto del collar queda como un ejemplo más de la frivolidad de la reina, capaz de dilapidar una fortuna en algo tan superficial como un collar, en tiempos de crisis.

collar maria antoñeta

Os dejo la carta que escribió sacada de sus diarios que he encontrado en:http://mariaantonieta-vesa-asuncion.blogspot.com.es/ Este blog ha sido creado por Alba Macarro Becerra, Elisabeth L. Afonso Pérez y Sarai Díaz Esteban alumnas de 4º de la ESO del colegio Asunción Vallecas, como trabajo para el concurso dehttp://www.esdelibro.es  y  las felicito porque es muy interesante.

7 de noviembre de 1785
Querido diario:

He estado muy ajetreada y molesta por una serie de incómodos acontecimientos en los que me he visto implicada y de los que no soy más que una víctima.
En julio se dio el que ahora es conocido como “caso del collar”: el prestigioso joyero Bohmer me reclamaba el pago de un collar de diamantes valorado en un millón y medio de libras. Cuando recibí esta noticia me quedé perpleja pues aunque yo siempre he tenido fama de ser bastante derrochadora, últimamente estaba tratando de moderarme y estaba completamente segura de no haber encargado ningún collar sin embargo el joyero insistía en que el Cardenal Rohan le había hecho este pedido en mi nombre. Inmediatamente, mi primer impulso fue ordenar el arresto del Cardenal porque me pareció una gran falta de respeto hacia mi figura, la Reina de Francia.
El caso lo llevó el Parlamento y finalmente salió a la luz que el Cardenal Rohan no era más que otra víctima y que los verdaderos culpables habían sido Jeanne Valois de la Motte y su esposo quienes se las habían arreglado para hacerse pasar por mí.
A pesar de que el Cardenal haya sido hallado inocente, me siento bastante irritada pues todo el mundo me ha tratado como si yo fuese la mala de toda esta historia por intentar defenderme al creer que el clérigo había pretendido estafarme, y le he pedido a mi esposo que le destituya de su cargo como capellán y que le envíe a una de las abadías.
Además, creo que jamás me he sentido más ofendida y humillada pues incluso después de saber quiénes eran los verdaderos culpables, el pueblo me desprecia y me llama “Madame Déficit”.

De todas formas tengo que morderme la lengua y admitir que en parte tienen razón pues aunque he llevado a cabo algunas obras de caridad, mientras yo y mis amigos nos divertíamos en el Pequeño Trianón, ellos han pasado grandes calamidades  y espero que mi imagen no esté tan deteriorada como parece.
Tengo como objetivo reducir mis gastos y ojalá esta iniciativa sea apreciada por mis súbditos en un futuro puesto por ahora lo único que está provocando es que la Corte tenga más motivos para criticarme, pero yo soy la Reina y mi deber no es complacerlos a ellos, sino a mi pueblo y aunque haya cometido graves errores, espero poder enmendarlos de ahora en adelante.

Me apena mucho que todo este asunto haya coincidido con un momento tan feliz en mi vida pues yo vivía en la más absoluta prosperidad tras el nacimiento de mi tercer hijo, Luis Carlos, que había traído una de nuevo una oleada de alegría al palacio como ya ocurrió con sus hermanos mayores.
Mis hijos… Gracias a ellos he comprendido qué es amar, amar de verdad y sé que por ellos haría cualquier cosa.

Espero que la próxima vez que vuelva a escribir, sea por motivos más agradables.

Fuente: http://mariaantonieta-vesa-asuncion.blogspot.com.es/

 Este blog fue  creado por Alba Macarro Becerra, Elisabeth L. Afonso Pérez y Sarai Díaz Esteban alumnas de 4º de la ESO del colegio Asunción Vallecas, como trabajo para el concurso de http://www.esdelibro.es 

  1. Los anillos en el Antiguo Egipto

En las tumbas del Antiguo Egipto se han encontrado numerosas joyas, entre ellas, especialmente anillos. Algunos de los más hermosos ejemplares datan del periodo comprendido entre las dinastías XVIII y XX (mas de 12 siglos antes del inicio de la era cristiana).

anillos egipcios

Eran anillos de oro puro, de formas simples, pero macizas. Considerados por este pueblo como signo de dominio, o como amuletos a talismanes, se destinaban a proteger a quien los llevara contra fuerzas hostiles y misteriosas. Esto explica los símbolos recurrentes: víboras, escorpiones y otros animales detestables que alejan a los malos espíritus. Escarabajos, conchillas de moluscos y halcones se usaban como protección contra diversos males y adversarios. Otro tema lo representan los símbolos geométricos que tienen cada uno su función como talismán: el ojo de Wedjet (contra el mal de ojo), los símbolos de Djed, Sa Ankl y Tyer (salud, prosperidad, larga vida y otros beneficios personales).

El anillo talismánicos se fabricaban también para los muertos; según sus tradiciones, ofreciéndoles protección para la “vida” después de la muerte. En los tiempos prehistóricos es posible que tuviesen además, un significado sentimental. Los motivos utilizados se encontraban en estrecha relación con las creencias religiosas de aquella época. Incluso sus colores y materiales tenían significados religiosos. Por ejemplo, el verde, el color de la vegetación o el negro, del suelo fértil; frente al rojo del desierto (ambos símbolos de regeneración). Según los antiguos textos religiosos y literarios, los dioses, que podían tener aspecto humano estaban encarnados entres sustancias: sus huesos en plata (metal más raro y valioso que el oro, para ellos), su carne en oro y sus cabellos y barbas en lapislázuli.

Las tumbas suministraban sortijas de plata, bronce, hierro, arcilla esmaltada o cuarzo. Habían sido llevadas igualmente por hombres como mujeres, ya sea en forma de adorno, como signo de autoridad o como sello.

Las que pertenecían a los pobres eran simples anillos de cobre, bronce, cristal o alfarería, mientras que las de los ricos eran verdaderas joyas en oro y plata, cinceladas, con adornos en relieve.

Llevaban a menudo grabado en jeroglíficos el nombre y los títulos de sus propietarios. Se han encontrado hechos en otros materiales como marfil, ámbar y piedras duras, tales como cornalina.

Era común en la antigüedad que los anillos sirvieran como sellos. Sabemos que los egipcios (tal vez precursores) adoptaron los cilindros empleados en estas tareas por los mesopotámicos y poco después le dieron formato de anillos: Firmaban sus documentos oprimiendo levemente el sello de arcilla, yeso o tierra sigilar para que su impronta hiciera fe en los casos judiciales. El chatón más frecuente en estos casos, es la imagen del escarabajo (símbolo de la deidad solar) esculpida en piedra (cornalina, diorita u otras), arcilla o esmalte, en cuya base se lee una inscripción y jeroglífico grabado en hueco. Otras veces consisten en una placa de oro, piedra o arcilla, e igual que las anteriores, están montadas en pivotes que le permiten girar.

Las leyendas que estos anillos, denominados “signatarios” portaban en sus sellos eran de carácter religioso, o en cambio, se trataba de una salutación, lema o nombre propio.

Los anillos se usaban además como emblema: el esposo egipcio lo colocaba en el dedo de su mujer en señal de que le confiaba la custodia del hogar y de sus posesiones. De allí nació la costumbre de las “sortijas matrimoniales”.
Los primeros anillos con piedras engarzadas, se estima que aparecieron en Babilonia, y de allí pasaron a Egipto.

En cuanto a su confección, la lista de materiales resulta lar-ga y variada. Nubia aportaba la riqueza de sus yacimientos auríferos; las sierras del desierto proporcionaban minerales como pizarras, obsidiana y una serpentina de maravilloso color verde. El lapislázuli, en su tono cálido azul turquesa, era típico de las joyas más modestas.
Los joyeros egipcios disponían además de distintas especies de piedras preciosas y semipreciosas, como diamantes, amatistas, turquesas, rubíes, jaspes, cornalinas, etc.

Se mostraban muy hábiles en el arte del lapidador, o sea, en la talla de estas piedras finas, empleando el esmeril para atacar las más duras.

  1. Piedras con “memoria” (Dethi Purple Sapphire)

Los radiestesistas y astrólogos hablan de piedras “cargadas” capaces de irradiar malas vibraciones en consonancia con algunas circunstancias que afectan a quien las posee. Así, determinadas gemas con una textura molecular especial conservarían una verdadera “memoria” de las situaciones violentas captadas al azar durante su larga existencia y serían capaces de reproducirlas de acuerdo con un proceso que no dependería de quien las poseyera, sino de una especie de ciclo de perturbaciones moleculares de características y causas desconocidas. De esta forma, la “maldición” sería una onda que recrearía de manera precisa las circunstancias psicológicas de una situación desdichada y que se apoderaría de quien se encontrara en estrecho contacto con la piedra.

Delhi-Purple-Sapphire-2

Una de las piedras con peor fama es el Dethi Purple Sapphire, que en realidad no es un zafiro, sino una amatista. Fue encontrada por Peter Tandy, conservador del Museo de Historia Natural de Londres, mientras realizaba en 1970 un inventario de la enorme cantidad de minerales del museo, entre los cuales había pasado desapercibida durante años. La piedra estaba rodeada por un anillo de plata grabado con símbolos astrológicos y palabras mágicas al que se habían unido otras dos gemas talladas en forma de escarabajo egipcio. Lo más curioso era la nota que la acompañaba. Había sido redactada por Edward Heron-Allen, un conocido escritor y afamado científico que había sido su último propietario, y en ella afirmaba que la gema estaba “triplemente maldita y teñida con la sangre y el deshonor de todos los que la han poseído”. Había sido llevada a Gran Bretaña por el coronel de caballería W. Ferris después de que hubiera sido robada del templo de Indra en Cawnpore (India) durante la revuelta hindú de 1857 y “desde el día que fue suya, se convirtió en un desgraciado v perdió salud y dinero”, y lo mismo le ocurrió a su hijo cuando la heredó.

dlphy purpure zaphire amatista

Un amigo de la familia que la tuvo en su poder durante algún tiempo acabó suicidándose. La piedra llegó a Edward Heron-Allen en 1890 e inmediatamente comenzó a sufrir toda clase de desdichas, hasta el punto de que se la regaló a un amigo que se había interesado por ella y que no creía en la maldición, aunque no tardó mucho en devolvérsela después de “ser abrumado por todo desastre imaginable”.
Después se la entregó a una amiga cantante. “que perdió la voz y nunca más volvió a recuperarla”. Desesperado, Heron-Allen la arrojó al Regent ‘s Canal, creyendo que de este modo se desharía de ella para siempre. Para su sorpresa, tres meses después se presentó en su domicilio un tratante para devolverle la gema de la que sabía que era propietario, después de comprársela a un dragador que la había recuperado del fondo del canal. En 1904 Edward no pudo aguantar más. Al creer que la gema estaba afectando a su hija recién nacida, la protegió mágicamente, la depositó dentro de siete cajas y dio instrucciones a sus banqueros para que la guardaran hasta el día de su muerte. La carta de Heron-Allen concluía diciendo: “Cualquiera que abra las cajas leerá esta advertencia, y después hará con la gema lo que considere oportuno. Mi consejo es que la arroje al mar”. Su propia experiencia le sirvió para escribir The Purple Sapphire, recogido en su colección de relatos sobrenaturales The Purple Sapphire and Other Posthumous Papers Selected from the Unofficial Records ofthe University ofCos-mopoli by Chrístopher Blayre (Sometime Registrar ofthe University), publicado en 1921. Heron-Allen murió en 1943 y su hija, Mair Jones, siendo el último de sus deseos hacerse cargo de tan infausto objeto, lo donó al museo. El nieto de Heron-Allen, Ivor Jones. Siempre se negó a tocar la piedra: “Mi madre nunca lo hizo y nos recomendó que tampoco lo hiciéramos a causa de la maldición”, reveló a propósito de ello.
En el año 2000, John Whitakker, responsable del departamento de Micropaleontología del museo, llevó la joya a la primera reunión anual de la Heron-Allen Societ. Mientras volvía a casa acompañado de su esposa, sucedió lo siguiente, según su propio relato. “El cielo se puso de repente completamente negro y nos vimos atrapados en medio de la más espantosa de las tormentas. Pensamos abandonar el coche y salir corriendo mientras mi mujer gritaba: ‘¿Por qué tuviste que traer esa maldita cosa?’”. La noche previa a la segunda reunión, Whitakker fue afectado por una grave infección intestinal y no pudo ir a la tercera debido a un cólico renal. Por si acaso, el cuarto encuentro fue celebrado en el museo.

  1. Ópalo funesto

Una piedra considerada particularmente funesta es el ópalo, a pesar de que durante muchos siglos se creyó que era uno de los más poderosos talismanes. Los antiguos griegos creían que concedía a su portador el don de la premonición y para los romanos solo estaba por debajo de las esmeraldas en cuanto a la capacidad de atraer fortuna. Los cesares se los regalaban a sus esposas y Plinio cuenta que un senador romano llamado Nonius optó por el exilio para evitar venderle un hermoso ópalo de su propiedad a Marco Antonio, que quería regalárselo a su adorada Cleopatra.

opalos

Los árabes creían que el ópalo llegaba a la Tierra transportado por el rayo y muchas tradiciones orientales se refieren a él como “el ancla de la esperanza”. También se pensaba que era capaz de curar las enfermedades de los ojos (de ahí su nombre, derivado de Oplitalnnis lapis, piedra de los ojos) y de volver a su portador invisible ante sus enemigos. Sin embargo, el ópalo cayó en desgracia cuando se comenzó a relacionar con la supuesta capacidad de las brujas para producir la muerte de quien desearan con tan solo mirarlo -lo que popularmente fue conocido como “mal de ojo” o “aojamiento”, pues sus características físicas recordaban a los ojos de los animales clásicamente asociados con las hechiceras, como los gatos, los sapos y las serpientes. Según otras versiones, su pésima reputación tiene su origen en una epidemia de peste acontecida en Venecia en 1348 que en pocos meses acabó con dos terceras partes de sus habitantes. En este tiempo el ópalo era una gema muy apreciada, pero comen/ó a correr entre el pueblo una curiosa historia. Se decía que al ponerlo en contacto con el enfermo resplandecía con una extraordinaria intensidad, como un siniestro presagio para los desventurados afectados por la “muerte negra” y que su resplandor se apagaba hasta llegar a parecer completamente opaco en el momento

de la muerte del enfermo. Este hecho ha intentado abordarse desde el punto de vista racional y se ha alegado que, probablemente, con la fiebre y el sudor del enfermo el brillo de la piedra parecía mucho más vivo, al contrario de lo que ocurría en el momento de la muerte del mismo.
En 1829 el popular novelista sir Walter Scott contribuyó a certificar su mala fama de forma decisiva cuando en su novela Anne de Geierstein relacionó irrevocablemente el ópalo con la desdicha. En ella, lady Hermione es una suerte de princesa encantada cuya vida está íntimamente ligada al ópalo que siempre lleva engarzado a su pelo. Brilla cuando está contenta y lanza destellos rojos cuando se enfada. Y cuando un día caen sobre él unas gotas de agua bendita se vuelven completamente opacas. Su propietaria se desmaya y es llevaba a su alcoba a reposar. A la mañana siguiente se descubre con horror que de la desdichada joven tan solo queda un montón de cenizas. Fue tal la popularidad de esta obra que hizo caer el precio de los ópalos a la mitad en tan solo un año y prácticamente paralizó el mercado europeo de estas joyas durante décadas. Otra explicación mucho más prosaica es la que atribuye la mala fama del ópalo a su fragilidad, que hacía que en muchas ocasiones los joyeros los rompieran en el momento de tallarlos. Al tener que hacerse responsables del daño, no resulta extraño que se negaran a trabajarlos alegando que eran “joyas malditas”. Algunos sostienen que los tratantes de diamantes de mediados del siglo XIX y principios del XX temieron que su negocio se viera amenazado por los hermosos ópalos australianos de gran calidad que comenzaron a llegar a los mercados en esa época y que fueron ellos quienes hicieron correr los rumores acerca de que eran joyas malditas para impedir su creciente popularidad.

  1. El platino (un metal embrujado y mágico)

El platino un antiguo tesoro perdido:
La historia del platino, el llamado “metal nuevo” es mucho más antigua de lo que se cree. Los meteoritos contienen platino y el primer meteorito que se conoce se estrelló contra la tierra hace 2 billones de años. Puesto que tan raro y seductor tesoro ha aparecido de modo esporádico a lo largo de la historia, también ha desaparecido de improviso y misteriosamente durante siglos, embrujando y encantando a quienes se cruzaron con él.

platinoLos antiguos egipcios, las civilizaciones Preincaicas y los Conquistadores españoles dieron, todos ellos, con el platino. Volvió a aparecer en el s. XVIII para fascinar tanto a reyes como a alquimistas. El platino ganó popularidad en los s. XIX y XX y hoy es el metal precioso que eligen las estrellas del cine y las celebridades del mundo literario y artístico.

platino 2

  1. La leyenda de las joyas de la corona Checa

La capilla de S. Venceslao, en la catedral de San Vito, en Praga, es la antesala de la cámara en la que se conservan las joyas de la corona checa. En el rincón derecho de la capilla está situada una puerta con siete cerraduras que da acceso a una escalera en caracol que conduce en el primer piso directamente al altar que encierra un tesoro de inestimable valor: las joyas de la corona checa. Para que la cámara de las joyas de la corona pueda abrirse deben comparecer ante la puerta con las siete cerraduras siete personalidades con sus respectivas llaves: El presidente de la República, el primer ministro, el arzobispo de Praga, los presidentes de la Cámara Baja y del Senado, el preboste del capítulo metropolitano y el alcalde de Praga.

joyas corona checa
La corona de San Venceslao La corona de San Venceslao es la pieza más valiosa y más antigua de las joyas de la corona checa. Por primera vez la ciñó el domingo 2 de septiembre de 1347 Carlos IV al ser coronado como rey checo.
La corona de S. Venceslao mide 19 centímetros de alto y pesa 2358 gramos. Fue confeccionada de oro de 21 y 22 quilates. La corona se compone de un aro alto del que salen cuatro grandes trifolios en forma de lis. La joya está rematada por un pequeño crucifijo con la inscripción “Hic est spina de corona domini”- “Aquí se conserva un espino de la corona de Cristo”.
En la corona de S. Venceslao están engastadas 96 piedras preciosas y veinte perlas que la convierten en una singular muestra de la joyería medieval. Tan sólo en 1999 se descubrió que la piedra preciosa de color rojo de la que se suponía fuese uno de los mayores rubíes del mundo jamás utilizados en una joya, no es en realidad un rubí sino una turmalina. En contrapartida, los seis grandes zafiros, procedentes de Ceilán y de Tailandia, figuran entre los diez mayores del mundo.
Una bula papal, emitida por Clemente VI en mayo de 1346 en Aviñón, prohibía so pena de excomulgación sustraer o empeñar la corona checa. Estipulaba también la forma de usarla y colocaba la corona real checa bajo una especial protección. Ello dio origen a la leyenda de que quien se la colocara sobre la cabeza sin ser rey, moriría de manera violenta.
Reinhard HeydrichUn suceso ocurrido durante la Segunda Guerra Mundial como si confirmara la veracidad de la leyenda: Existen fotos documentando cómo Reinhard Heydrich, el máximo representante del Tercer Reich en Bohemia y Moravia ocupadas por Hitler, contempla las joyas de la corona checa. Se cuenta que en un acceso de soberbia, Heydrich se colocó sobre la cabeza la corona de S. Venceslao. En 1942 fallecía en un atentado perpetrado por antifascistas checos.
Los privilegios que la corona real checa obtuvo del Papa Clemente VI en 1346 no pudieron ser otorgados a distancia sino que directamente en la sede del Sumo Pontífice en Aviñón y en simultáneo con la consagración y bendición de la joya. Por eso el rey Carlos IV mandó confeccionar un estuche de cuero para que la corona pudiera viajar a Francia.
La capilla de S. Venceslao, en la catedral de San Vito, en Praga Un viaje así era algo excepcional ya que la corona real debía permanecer a perpetuidad sobre el cráneo de S.Venceslao, en la sacristía de la capilla consagrada a ese santo en la catedral de S.Vito, en el Castillo de Praga.
Es interesante que la corona real checa no fuera el patrimonio del monarca sino que formaba parte del tesoro de la catedral de S. Vito. El rey podía ceñirla sólo con motivo de su coronación y en ocasiones especialmente solemnes. El mismo día que se la colocara sobre la cabeza debía devolverla al tesoro de la catedral y pagar al capítulo de San Vito una especie de alquiler. Era una suma muy elevada: 200 hrivnas de plata, y una hrivna pesaba unos 250 gramos. La coronación les costaba muy caro a los reyes checos.
Además de la corona real, las joyas de la corona checa comprenden la esfera y el cetro que son menos antiguos. Se estima que ambas insignias fueron confeccionadas en el mismo taller antes de mediados del siglo 16.
La esfera mide 22 centímetros de alto y está confeccionada de oro de 18 quilates. Tiene la forma de dos hemisferios unidos por un aro decorado con piedras preciosas y perlas. En los hemisferios están representadas escenas de la Génesis y episodios protagonizados por el David bíblico. La esfera está rematada por un crucifijo primorosamente adornado.
También el cetro está confeccionado, al igual que la esfera, de oro de 18 quilates. Mide 67 centímetros de largo y pesa 1013 gramos. Lo adornan 4 zafiros, 5 espinelas, 61 perlas y ornamentos cincelados y esmaltados.
En la cámara de las joyas de la corona checa se conservan también la almohada para la corona real, el manto de coronación y el estuche para las joyas.
El rey Carlos IVAl surgir en 1918 la República Checoslovaca, ya no había monarcas que ciñesen la corona real y las joyas de la corona checa se convirtieron en patrimonio cultural e histórico y símbolo de la independencia nacional.
Durante la Segunda Guerra Mundial las tierras checas estaban ocupadas por Hitler. Cuando se acercaba el fin de la contienda y la derrota de los nazis, el representante del Tercer Reich, Karl Hermann Frank, mandó esconder las joyas de la corona checa en el subterráneo románico del Castillo de Praga. Después ordenó ejecutar a los presos que lo habían hecho de modo que Frank era la única persona que sabía dónde se hallaban las joyas.
S. VenceslaoCuando en 1945 fue derrotada la Alemania hitleriana, el personero nazi especulaba que pudiera ser indultado al revelar el escondrijo de las joyas. Su especulación no resultó. Las autoridades checoslovacas encontraron las joyas en el lugar indicado por Frank, pero el criminal nazi acabó por ser ajusticiado. Las joyas de la corona checa fueron exhibidas en la Checoslovaquia liberada en octubre de 1945.
Las joyas de la corona checa salen muy poco de la cámara en la catedral de S.Vito y se exhiben en público sólo en ocasiones excepcionales. A lo largo de todo el siglo 20 se exhibieron nueve veces.
Si el Papa o algún destacado jefe de Estado quisieran ver durante su estancia en Praga las joyas de la corona checa, su petición no sería atendida. A los visitantes extranjeros, por más ilustres que sean, sólo se les muestran las réplicas de las joyas de la corona.
La cautela tiene un motivo práctico: para que las joyas de la corona checa conserven su belleza es necesario guardarlas permanentemente en la austera cámara gótica de la catedral de S.Vito cuyo ambiente se mantiene estable.

  1. El sarcófago de diorita (un tesoro misterioso)

El astrónomo escocés Duncan Lunan comenta en su libro Interstellar Contact (Bantam,1974), que cuando los obreros del califa egipcio Al-Mamún consiguieron irrumpir en la Gran Pirámide de Keops en el año 800 de nuestra era, se sorprendieron al descubrir que el gran sarcófago en la Cámara del Rey no tenía tapa, aunque había sido diseñada para portar una. Los profanadores de tumbas se quedaron atónitos al descubrir “un pozo” no muy lejos del punto en que lograron forzar la entrada al pasadizo ascendente que conduce a la Cámara del Rey.

la-kaaba.

“La parte superior del pozo“, escribe Lunan, “había sido sellada originalmente, pero en algún momento, se le abrió desde abajo con suficiente fuerza como para dañar el muro adyacente, como si se hubiera hecho uso de explosivos“. El autor sugiere la posibilidad de que si la pirámide de Keops efectivamente fue profanada por desconocidos que hicieron uso de dicha ruta, resulta factible que se hayan llevado la tapa del sarcófago de diorita, que portaba “un archivo computarizado que conservaba la pirámide“. Lunan agrega que estos desconocidos sabían exactamente a dónde dirigirse, y que sellaron la pirámide después de salir, “como si jamás hubiera sido profanada“.

la piedra negra de la meca kaaba

Algunos podrán creer que el destacado astrónomo pudo haberse dejado llevar por sus propias especulaciones en este caso, pero tanto estudiosos como arqueólogos y esotéricos se han preguntado sobre el propósito del enigmático sarcófago de diorita que ocupa el centro de la Cámara del Rey. Todas las partes -tanto conservadores como librepensadores- concuerdan en que jamás se le utilizó como la sepultura de un faraón olvidado, ya fuese Keops o algún otro. ¿Qué objeto pudo haberse colocado, con devoción y reverencia, dentro del sarcófago de diorita? ¿Qué objeto sin nombre merecía ser consagrado de tal modo en los albores de la civilización humana?

En su obra maestra, La octava torre, John Keel sugiere la posibilidad de que la Gran Pirámide y la enigmática cámara con el sarcófago de diorita pudieron haber sido utilizadas para albergar un artefacto de origen sobrenatural, tal vez el Arca de la Alianza o hasta el misterioso fragmento de piedra meteorítica conservado en la Kaaba en La Meca. De ser así, bien pudiera ser que estuviésemos de cara al más importante de los artefactos misteriosos: un dispositivo multimilenario colocado por una civilización extrahumana o parahumana para vigilar el progreso de la recién nacida humanidad, o influenciar el desarrollo de nuestra especie en formas insospechadas.

La perspectiva de Keel sobre el asunto no es tan benigna. La “octava torre” que sirve de título a su obra es “una especie de cápsula de tiempo electrónica, que sigue funcionando sin sentido ni propósito después de millones de años“, plagándonos con fenómenos parafísicos como los OVNI y seres extraños, y tal vez rigiendo las oleadas de locura que afectan a la humanidad siglo tras siglo.

¿Resulta posible combinar las teorías de Lunan con las de Keel? Si alguien profanó la Gran Pirámide en algún momento de la antigüedad, con pleno conocimiento de lo que se albergaba adentro, y lo extrajo, ¿dónde está ahora? Si el mayor de todos los “objetos fuera de sitio” resulta ser el superordenador paranormal plasmado en los escritos de Keel, ¿cuál sería su paradero actual?

El sendero de la especulación nos invita a proseguir: existe la posibilidad de que la misteriosa piedra negra conocida como la Kaaba, venerada en Arabia Saudita hasta el día de hoy por mil millones de musulmanes, sea el objeto en cuestión. También podría ser el enigmático cubo de Gurlt, que desapareció de manera oportuna durante la confusión de un bombardeo aéreo. El objeto puede estar oculto en cualquier parte del mundo, custodiado por una “hermandad” dedicada a protegerla contra los profanos. El mismo Duncan Lunan ofrece la posibilidad de que los seres extraños descritos por el profeta Ezequiel alrededor del 600 a.C. formaban parte de una misión de rescate espacial encargada de recuperar el objeto. La verdad del asunto casi seguramente será más extraña que la ficción.

LA ESMERALDA

Artículo de: VIRGINIA ALBIOL perito tasador de joyas

http://www.tasacionesdejoyas.com/

Tasaciones de Joyas

cristal de esmeralda

La esmeralda es una variedad de Berilo, pocos saben que la esmeralda y la aguamarina pertenecen a la misma familia, y que el berilo en estado puro es incoloro, es un ciclosilicato de aluminio, la esmeralda debe su color en la mayor parte de los casos al Cromo y en algunos al Vanadio.

 

Desde los tiempo del antiguo Egipto es una de las piedras preciosas más admiradas.

Las esmeraldas pueden tener diversos orígenes:

Hidrotermal. Se encuentran en lutitas negras bituminosas intercaladas con calizas, cristalizan en vetas con calcita, albita, cuarzo y pirita (Colombia).

Metamórfico. En zonas de metamorfismo pneumatolítico de contacto, en los contactos de pegmatitas con esquistos y rocas metamórficas con cromo, y en zonas de metamorfismo de contacto con influencia hidrotermal (los demás yacimientos mundiales).

Las esmeraldas se han encontrado en alrededor de veinte regiones mineras. Los yacimientos más antiguos se sitúan en Egipto. Hoy en día solo de valor histórico, estos yacimientos conocidos como minas de Cleopatra, se encontraban en explotación desde hace más de 4.000 años.

esmeralda en forma de pera

En la actualidad, los yacimientos de esmeraldas más ricos del mundo están situados en Colombia (Muzo, Chivor, Gachalá, Cozcuez, Peñas Blancas y otros) y tienen un origen hidrotermal.

Otros yacimientos de esmeraldas, situados en Zambia, Brasil, Rusia, Zimbabwe, Madagascar, Tanzania, Mozambique se encuentran en rocas metamórficas y la formación de las esmeraldas normalmente está relacionada con el magmatismo granítico.

Los principales yacimientos del mundo, por la calidad de las gemas halladas, son los yacimientos colombianos. Por el volumen de la producción destacan los diversos yacimientos de Brasil.

Al igual que para las demás gemas, la calidad de la esmeralda depende de cuatro características: el color, la transparencia, la calidad de talla y el peso. No obstante, la calidad del color prevalece notablemente sobre los demás parámetros a la hora de graduar la calidad de las esmeraldas.

Piedras más preciadas son de color verde hierba intenso, muy característico de las mejores calidades de esmeralda colombiana, los colores pálidos o demasiado oscuros, los matices azules o amarillos notables disminuyen el valor de la esmeralda notablemente.

inclusiones esmeralda colombiana trifasica

Como la mayoría de piedras de color su identificación está basada en las propiedades físicas y ópticas de la piedra y solo pueden hacerlo los expertos gemólogos.

Una vez identificada como berilo por los índices de refracción, se procede a determinar la pureza (inclusiones de la gema) a través de una lupa binocular, en la mayor parte de los casos además de verificar que es esmeralda natural, se puede saber el origen por las inclusiones, ya que por ejemplo en el caso de las esmeraldas colombianas, tienen unas inclusiones específicas y exclusivas de esa zona y verificar la saturación de color mediante unas tablas de color.

IMITACIONES DE ESMERALDA

 

Las piedras naturales que pueden imitar la esmeralda van desde un vidrio verde hasta un doblete o triplete (para entenderlo, dos o tres piedras ensambladas y pegadas), de berilo incoloro , cuarzo y/o vidrio verde, que se detecta con una observación minuciosa en la lupa binocular.

doblete en esmeralda

Lo más peligroso son las esmeraldas sintéticas, existen varios tipos de síntesis de la esmeralda, desde los métodos melt flux, YAG o la esmeralda Hidrotermal, particularmente esta última es muy muy difícil de detectar, ya que es una esmeralda que la hacen cristalizar en las mismas condiciones que la natural, se detecta con un ojo muy experimentado de un gemólogo y bajo la lupa binocular.

yag imitacion esmeralda

La esmeralda hidrotermal imita a la mejor calidad de esmeralda, es por esto por lo que es muy recomendable el asesoramiento de un experto a la hora de adquirir una esmeralda, están en cualquier mercado, desde Colombia hasta España.

 

ESMERALDAS FAMOSAS

 

Uno de las esmeraldas  más grande del mundo es el llamado “Mogul Esmeralda”. Data de 1695, pesa 217,80 quilates, y es alrededor de 10cm de altura. Un lado de ella está inscrita con textos de oración, y grabada en el otro hay adornos florales magníficos. Esta esmeralda legendaria fue subastada por Christie en Londres a un comprador no identificado por 2,2 millones de dólares el 28 de septiembre de 2001. Esmeraldas se han tenido en alta estima desde tiempos antiguos. Por esa razón, algunas de las esmeraldas más famosas se observan en museos y colecciones.

esmeralda mogul

El Museo New York de Historia Natural, por ejemplo, tiene una exposición en la que una taza hecha de pura esmeralda, que pertenecía al emperador Jehangir, la cual es mostrada al lado de “Patricia”, uno de los cristales de esmeralda colombiana más grande, que pesa 632 quilates.

La colección del Banco de Bogotá, incluye cinco valiosos cristales de esmeralda con pesos entre 220 y 1.796 quilates. Esmeraldas espléndidas forman parte del Tesoro Nacional iraní, que adornan, por ejemplo, la diadema de la ex emperatriz Farah. El sultán turco también amó esmeraldas. En el Palacio Topkapi de Estambul hay exposiciones con artículos de joyería, instrumentos de escritura y puñales, cada uno magnificamente adornado con esmeraldas y otras gemas. El tesoro vienense contiene un florero, 4,5 pulgadas (12 cm) de alto, con un peso de 2205ct, que es cortado de un solo cristal de esmeralda.

Su majestad, Reina Elizabeth II, tiene tanta joyería que ella tiene una cuarto especial para guardarla, se dice que es aproximadamente del tamaño de una pista de hielo, y situado a 40 pies bajo el Palacio de Buckingham. Esto sin incluir las joyas de la Corona británica, las cuales están guardadas en la Torre de Londres. La joyería personal de la Reina es conservada por valor de $ 57 millones y la mayoría de ésta fue recibida como regalos. Las fabulosas joyas de su colección incluyen el “Cambridge y Nueva Delhi parure Dunbar”, un fantástico conjunto de joyas de esmeralda, que incluye una diadema de esmeraldas.

 

 

la Casa Real se ha ido desprendiendo de muchas joyas a lo largo de la historia. “La Familia Real ha vendido muchas joyas, de hecho la propia Victoria Eugenia vendió una esmeralda” nos cuenta la experta en la realeza. Pilar se refiere a las esmeraldas que recibió la reina en 1920 que Napoleón III regaló a su esposaLa venta de estas joyas normalmente se hace en ‘círculo’. La subasta un miembro de la realeza para que lo adquiera otro y así vuelva a la familia, lo mismo que ocurrió con el collar de chatones que luce la reina Sofía.

La casa canadiense Western Star subasta la esmeralda más grande del mundo, llamada ‘Teodora’, que significa ‘regalo de Dios’.

La casa canadiense Western Star subasta la esmeralda más grande del mundo, llamada ‘Teodora’, que significa ‘regalo de Dios’.

Se trata de una piedra encontrada en Brasil hace tres años, que tiene un tamaño similar al de una sandía, alrededor de 12 pulgadas de largo, y pesa cerca de 11,5 kilos.

Por el momento la gigantesca joya está valorada en 1,15 millones de dólares.

esmeralda teodora

DIAMANTES FANTASIA

 

Artículo de: ALBIOL TASACIONES

http://www.tasacionesdejoyas.com/

 

Hola de nuevo, en esta nueva entrada vamos a abordar el tema de los diamantes de fantasía o diamantes fancy, es decir, diamantes de colores por causas  naturales.

También veremos los que han alcanzado mayores precios en subastas, y como podrán observar de colores muy raros y precisamente por esa rareza alcanzan esos precios desorbitados.

DIAMANTES FANTASIA O DIAMANTES FANCY

diamantes fantasia

Para esta entrada, hemos  transcrito lo publicado por IGI, International Gemological Institute, ya que la información sobre este tipo de diamantes es fantástica y muy rigurosa.

El laboratorio IGI (International Gemological Institute) es uno de los laboratorios gemológicos de certificación de diamantes junto con la GIA (Gemological Institute of America) y la HRD (Hoge Raad voor Diamant),  más prestigiosos del mundo.

“Solo uno de cada diez mil diamantes tiene color natural. A estos diamantes se los conoce como diamantes de color fantasía. Por este motivo, los diamantes de color fantasía se compran casi exclusivamente por la intensidad y la distribución del color en el diamante. Los criterios que se tienen en cuenta al comprar un diamante blanco o incoloro, como las proporciones de talla y la claridad, son menos importantes cuando se adquiere un diamante de color fantasía.

El diamante más famoso del mundo, el diamante Blue Hope, así como el Dresden Green, y el gran Conde Pink, son todos diamantes de colores de fantasía y se encuentran sin lugar a dudas entre los diamantes más fascinantes y valiosos del mundo. Hasta el siglo XVI, todos los diamantes, incluyendo los de color, procedían de la India. Con el tiempo, cuando estos diamantes también se encontraban fuera de la India, en Suramérica y especialmente en Brasil, y posteriormente en África, eran vendidos a los comerciantes ingleses, portugueses y alemanes, para ser de nuevo tallados en centros como, París, Londres y Ámsterdam.

A partir los años 60, los colores particulares han venido atrayendo gradualmente la atención y son actualmente buscados fervientemente por coleccionistas y expertos. Los diamantes de color particular, especialmente las gemas azules y rojas, han alcanzado los precios más altos obtenidos por un diamante.

En la actualidad, África es el mayor suministrador de diamantes de color. Otros países productores de importancia son Brasil y Venezuela en Suramérica, Australia y, en cierta medida, Rusia y Canadá.

Los diamantes están formados principalmente por carbono, aunque contienen también otros elementos en su estructura interna y éstos influyen en el grado de color de los diamantes de color particular.

Los diamantes conteniendo átomos de nitrógeno (N) en su estructura atómica interna, son los más abundantes. Mientras que los diamantes incoloros de este grupo contienen nitrógeno, este nitrógeno no “absorbe la luz”. Sin embargo, el nitrógeno de los diamantes de color particular absorbe el color, y esta diferencia hace que se vuelvan amarillos y anaranjados. El nitrógeno también se asocia al color de los diamantes pardos, algunos diamantes azules y verdes, y también los diamantes rosa australianos. Los diamantes del grupo del nitrógeno comprenden el 98% de todos los diamantes naturales.

El grupo del nitrógeno se divide en distintos tipos, denominados 1aAB, 1aA, 1aB y 1b, dependiendo de la forma en la que el nitrógeno se une al carbono en la estructura interna del diamante.
Existe un segundo grupo de diamantes de gran peculiaridad: el tipo II. Estos diamantes están casi al 100% libres de nitrógeno y comprenden únicamente el 2% de la totalidad de los diamantes. Este grupo se subdivide en IIa y IIb.

El tipo de diamantes IIa comprende los diamantes más puros en la naturaleza y se componen casi exclusivamente de carbono. Estos pueden ser incoloros, pardos o rosas.

El tipo IIb, extremadamente raros, son los diamantes sin traza de nitrógeno de este grupo tipo II, toman un color azul particular. Éstos contienen átomos de boro (B) en su estructura, y es este elemento en la estructura atómica, casi totalmente formada por carbono puro, el responsable del color azul en los diamantes azules de fantasía.

En los laboratorios de graduación, como el IGI, los gemólogos profesionales, que reciben miles de ejemplares para su análisis, alcanzan necesariamente una capacidad, coherencia y precisión mayores en la diferenciación e identificación del grado de color final de los diamantes de colores particulares o de fantasía (Fancy Colors, en inglés).

Utilizando los parámetros del sistema de color de Munsell, los diamantes de color particular se gradúan calculando el matiz, la saturación, valoración de tonalidad de luz a oscuridad y la uniformidad en la distribución del color del diamante. Los gemólogos describen, con la mayor precisión y coherencia humana posible, el color que pueden observar en un diamante. Con este enfoque metódico, determinan el resultado final sobre color de un diamante.

Resulta complicado definir el matiz del color. Los diamantes pueden presentar aparentemente un matiz único, como por ejemplo, “Fancy Yellow” (Yellow, amarillo en inglés). Aunque los diamantes pueden tener un segundo o incluso un tercer color que contribuye a la determinación de su color final. Un ejemplo de ello es el color “Fancy Greenish-Yellow” (amarillo verdoso), o el “Fancy Greenish-Brownish-Orange” (anaranjado marrón verdoso).

Los colores naturales particulares “básicos” de fantasía son: negro, blanco opalescente, gris, marrón, amarillo, anaranjado, lima, verde, azul, púrpura y rosa. El “Rojo”, aunque existe, es extremadamente raro. Estos colores pueden describirse en combinación.
diamante rosa
La intensidad del color se identifica en una escala de intensidad de saturación de la tonalidad: pálido, oscuro, intenso, profundo, o vívido, de fantasía. A veces, se utiliza un único color genérico sin prefijo para describir el resultado final de un diamante de color.

En la graduación de los colores particulares se utiliza gemas patrón como referencia, y el grado de color final se realiza siempre con el consenso de varios gemólogos experimentados.
La definición del color resulta en definitiva subjetiva aunque un gemólogo es un profesional preparado que, como un médico, evalúa los resultados de sus análisis y especifica cada color de una forma metódica y consecuente.

Marie Curie fue el primer científico que irradió diamantes. Los diamantes irradiados de tonos amarillos, anaranjados, verdes, azules y rosa, no contienen residuos radioactivos. Tras la irradiación, el color resultante se mantiene firme y no pierde intensidad.

El color negro se obtiene actualmente por medio de un proceso de grafitización.

Los diamantes procesados HPHT, alta presión, alta temperatura, sin irradiación, generan colores permanentes extraordinarios, como rosa, azul y una amplia gama de matices de amarillo, lima, anaranjado y marrón.

Para ambas técnicas, se emite un certificado que revela la declaración exhaustiva.

Los diamantes sintéticos, también denominados “artificiales”, “de laboratorio” o “sintéticos”, son diamantes producidos en un laboratorio, al contrario de los diamantes naturales, que se forman en la tierra de forma natural.

La grave carencia de diamantes industriales de calidad, utilizados en un amplio campo de aplicaciones industriales, ha mejorado en parte con la llegada de los diamantes sintéticos. Éstos se han venido fabricando, ya hace más de medio siglo, gracias a una amplia variedad de procesos tecnológicos. Sin embargo, en los últimos años se ha conseguido producir tecnológicamente diamantes sintéticos en calidad gema y con unas dimensiones y peso comercializables.

En la actualidad, la producción anual de diamantes artificiales en calidad gema constituye sólo unos miles de quilates, mientras que la producción total de diamantes naturales es de unos 120 millones de quilates al año. Casi todos los diamantes sintéticos son de colores de fantasía; sobre todo amarillos, anaranjados, azules y, en ocasiones, incoloros o casi incoloros”.

Las gemas no deberían cambiar de dueño sin ir acompañadas de un certificado que indique su calidad. Independientemente del lugar o el tipo de mercado, un certificado del laboratorio del IGI, HRD o GIA  es sinónimo de confianza y fiabilidad en el ámbito de la gemología.

Fuente: IGI (International Gemological Institute). http://www.igi-usa.com

DIAMANTES FANCY A SUBASTA

AFP Ginebra 11:43 Miércoles 13/11/2013. Considerado un “tesoro de la naturaleza”, el Pink Star, diamante rosa de 59,60 quilates estimado en más de USD 60 millones, aspira a convertirse en el más caro del mundo en la subasta de Sotheby’s el miércoles por la noche en Ginebra.

El martes por la noche, un diamante color naranja vívido de 14,82 quilates, el más grande de su categoría, fue subastado en Ginebra por USD 35,54 millones. La casa de subastas Christies, competidora de Sotheby’s, logró un doble récord, el de mayor precio para un diamante naranja y el de dólares por quilate para un diamante de color.

Pero los diamantes rosas, o ‘fancy vivid pink’, son muy raros. “Cuando alcanzan 59,60 quilates como el Pink Star, no se puede más que elevarlos al rango de tesoros naturales”, declaró el presidente de Sotheby’s Suiza y experto en gemología, David Bennett. El Pink Star, montado en un anillo, pesa 11,92 gramos, lo cual representa un precio de USD 5 millones por gramo ó 1 millón por quilate, si el remate colma la expectativa de Sotheby’s que aspira a venderlo en USD 60 millones. Se trata del diamante más caro jamás subastado. “Este diamante rosa ovalado es el mayor del mundo en las categorías ‘fancy vivid pink’ e ‘internally flawless’”, términos de gemología para designar el color más intenso del diamante así como su pureza sin mancha, indicó Bennett.

Los diamantes rosas están clasificados en 5 colores, según su intensidad, y ‘fancy vivid’ es el color más elevado de la escala. “Hace tres años, Sotheby’s Ginebra batía un récord al vender el magnífico Graff Pink por un valor de USD 46,2 millones, una subasta jamás igualada por ningún diamante ni joya vendida en subasta”, subrayó Bennett. Pero “la demanda a nivel internacional para diamantes excepcionales no para de crecer”, apuntó.

El Pink Star tiene dos veces el tamaño del Graff Pink, clasificado entre otros en la categoría 3 (fancy intense) de colores de diamantes rosas.

El récord de Graff Pink parece así destinado a ser batido por el Pink Star, el cual fue descubierto en 1999 en una mina de diamantes en África por la compañía De Beers.

El diamante fue comprado por el grupo Steinmetz Diamonds, basado en Ginebra, que lo hizo pulir durante dos años. En 2007, Steinmetz Diamonds lo vendió a un comprador que pidió el anonimato. Sotheby’s no ha dado ninguna indicación sobre la identidad del vendedor, no se sabe si fue él quien lo compró en 2007 o si el diamante ha sido vendido de nuevo entre tiempo.

El Pink Star apareció por primera vez en público en 2003, bajo el nombre de Steinmetz Pink en Mónaco. También formó parte de la exposición de los 7 diamantes más importantes del mundo presentada en el museo Smithonian Institution de Washington, en 2003 también.

diamante pink star

Foto christies

Por último, la piedra fue expuesta en Londres en Museo de Historia Natural, en 2005-2006. Sotheby’s venderá la preciada piedra en Ginebra, durante su venta de otoño de alta joyería. La venta de 370 lotes incluye piedras de procedencia reales o aristocráticas y joyas de época firmadas por los mayores joyeros.

Este contenido ha sido publicado originalmente por Diario EL COMERCIO en la siguiente dirección: http://www.elcomercio.com/sociedad/Diamante-color-masGrande-subasta-PinkStar-ginebra-rosa-joyas_0_1028897227.html.

El 17 NOV 2011  se alcanzó un record, para un raro diamante fancy amarillo subastado en Sotheby´s.

Se trata de una piedra, de 110,3 quilates, que fue adjudicada por la cifra récord de 11 millones de dólares a un comprador anónimo.

Uno de los diamantes más grandes del mundo, una piedra de color amarillo profundo, de 110,3 quilates, fue adjudicado en Ginebra por la cifra récord de 11 millones de dólares a un comprador anónimo.

La piedra, que lleva el nombre “Sun drop” (“gota de sol”), fue certificada “Fancy Vivid Yellow” (amarillo intenso) por el Gemological Institute of America, el color más excepcional y cotizado en un diamante amarillo, según informaron desde la casa de subastas Sotheby’s. Esta piedra excepcional (de pureza VVS1, que corresponde a “minúsculas inclusiones difícilmente visibles con un aumento de 10 veces con lupa”) es conocida como el mayor diamante “Fancy Vivid Yellow” del mundo tallado en forma de pera.

La piedra bruta fue descubierta en Sudáfrica en 2010, tallada y pulida en Nueva York por Cora International, uno de los diamantistas más grandes del mundo.

Un diamante de color  rojo-anaranjado único, de tres quilates, fue subastado en 2011 por 2,1 millones de dólares en la Casa Christies de Nueva York.

diamante fantasia amarillo

Es el más grande diamante de tal color valorado alguna vez por el Instituto de Gemología de EEUU y ofrecido en pública subasta. Su precio estimativo fue de 700 mil a 1,2 millones de dólares. El rojo es el color que se encuentra con menos frecuencia en los diamantes. Por cada millón de quilates de los diamantes en bruto se encuentra solo un quilate de los de color rosado o rojo.

foto christies

Foto: christies

Se conoce la existencia de solo tres diamantes rojos de más de cinco quilates. Uno, De Young Red, de 5,03 quilates, se encuentra en el Museo Smithsoniano de Historia Natural de Washington.

En esta misma subasta de Christies, fue vendido por 8,4 millones de dólares un diamante incoloro, de un tamaño impresionante de 50,1 quilates, de la compañía Graff, que tenía el precio estimativo de 10 millones de dólares.

Bueno, creemos que hemos dado una información de diamante bastante completa, para que conozcáis un poco más esta maravillosa gema.

Evidentemente es una información muy genérica puesto que los especialistas en diamante además de cursar los estudios de gemología, lo estudian en profundidad durante mucho tiempo, y nos reciclamos día a día, porque cada vez hay más diamantes sintéticos en el mercado.

Creemos que para el público en general, esta información es clarificadora, y éste es nuestro propósito con este blog.

¡¡¡¡Por favor, tanto para adquirir un diamante como para valorar un diamante o una joya, contacten con profesionales¡¡¡¡¡

Invertir en diamantes, valor alternativo

LOS DIAMANTES, UNA OPORTUNIDAD A MEDIO Y LARGO PLAZO

 

Muchos son los clientes que ante esta situación de crisis y tal y como están los mercados actualmente, preguntan si es segura, posible y rentable la inversión en diamantes. Pues bien, la respuesta siempre es la misma, si, si puede esperar un largo plazo, si, si la inversión es siempre en gemas de una calidad excepcional y además vayan encapsuladas y acompañadas del correspondiente certificado emitido por un laboratorio de prestigio internacional, a continuación desvelo las claves para invertir en piedras preciosas y los tipos de inversión que existen actualmente, basándonos en fuentes del sector y artículos publicados.

 

Los diamantes son siempre objetos de deseo desde tiempos inmemoriales. Saber buscar buenos diamantes a precios razonables de mercado constituye una fórmula de conservar el valor de nuestras inversiones.

 

También es muy frecuente que ante la desinformación que existe del diamante, el público cuando escucha “con un peso total de diamantes de 1 quilate….” Piense que equivale a un diamante de 1 quilate, enorme error, la diferencia de precio de muchos diamantes “pequeños” aunque sean de muy buena calidad, jamás es comparable al precio de 1 diamante de 1 quilate de buena calidad, por favor déjese asesorar por profesionales gemólogos y especialistas en diamante, si la joya que adquiere va a ser además de para lucirla, para una inversión en diamantes. Además existen muchas imitaciones de diamante y diamantes sintéticos con un aspecto idéntico para un “no especialista” al de un diamante natural.

Le recomendamos que nunca compre un diamante sin certificar, también le recomendamos que consulten con profesionales gemólogos, especialistas en diamante, ya que son los que pueden interpretar los certificados de diamante y asesorar en la compra. Existen básicamente cuatro formas de invertir en diamantes. Invertir en piedras preciosas, acciones, fondos o compra directa.

Podemos invertir en diamantes por medio de ETF o fondos especializados en diamantes. Podemos hacerlo en diamantes blancos, de colores o raros con algún tipo de coloración natural. Estos son escasos por lo que la revalorización suele ser mayor.

Sin embargo la forma más atractiva para la mayoría, es comprar el diamante ya que permite disfrutarlo, observarlo, tocarlo o exhibirlo. Se conoce como un negocio rentable ya que el precio de los diamantes siempre va en aumento. El precio de los diamantes suele subir en promedio 3% anual. Cuando la demanda de diamantes baja, su precio no baja. Esto se debe a que las compañías que extraen diamantes ante una demanda baja, bajan la producción manteniendo el precio.

DIAMANTES CERTIFICADOS: ¿Qué es un certificado?

Es un informe minucioso, realizado por laboratorios gemológicos, dónde se analiza el diamante con aparatos de precisión para determinar características como el peso, el color, la pureza, las dimensiones…

¿Por qué es necesario un certificado de un laboratorio independiente?

Un laboratorio independiente, emitirá un certificado basado en los análisis efectuados con diversos aparatos gemológicos a nuestra piedra preciosa , proporción de talla, grado de pureza, color, peso, en el caso de diamantes (4C) y talla, saturación de color, matiz , pureza e inclusiones en el caso de piedras de color. Si compramos un diamante sin certificar podríamos pagar mucho más de lo que vale, o adquirir uno muy mal tallado o con un grado de pureza o color muy por debajo de los recomendados para inversión y seguramente a un precio muy superior al que deberíamos de pagar.

¿Qué laboratorios se recomiendan para la certificación los diamantes?

Cualquiera de estos laboratorios constituye una garantía absoluta de seriedad, imparcialidad y valor de mercado. Los diamantes aumentan constantemente de valor; esto significa que pueden considerarse una alternativa segura para proteger su capital de la crisis económica y de la inflación. Comprar diamantes gema con fines de inversión también es más sencillo que comprar, por ejemplo, metales preciosos como el oro y la plata debido a su valor más alto por onza.

Históricamente, los diamantes adecuados para inversión son los que tienen un peso superior a 1 quilate con grado de color (de D a G) y con grados de claridad o pureza superior a VS1. Una necesidad absoluta en los diamantes para inversión son los certificados de diamantes procedentes de una fuente de confianza como los certificados de diamantes internacionales de I.G.I. (Amberes), H.R.D (Amberes) o G.I.A (Nueva York)

CERTIFICADOS DE DIAMANTE

1.- Certificados HRD

El HRD se rige por el Consejo Superior del Diamante de Amberes. Es un Instituto independiente en Amberes para la industria del diamante. Certificación imparcial y confiable del diamante, controlada por autoridades del estado de Bélgica.

El Diamond High Council o Hoge Raad voor Diamant (Consejo Superior del Diamante) es el representante oficial de la industria y comercio del diamante en Bélgica. La sede del HRD está situada en Amberes, el centro mundial del diamante. El certificado de diamante del HRD, que garantiza la autenticidad de un diamante y, por tanto, descarta la posibilidad de que sea una imitación o un diamante sintético. Asimismo, el certificado contiene una descripción completa del diamante con respecto a su forma, peso, grado de pureza, fluorescencia, grado de color, medidas, proporciones y grado de acabado. Estas características de calidad determinan el valor de la piedra.

El informe de identificación de diamante del HRD, destinado a los diamantes que tienen menos de 1.00 quilate. Es un servicio eficiente y rápido. El certificado de color del diamante del HRD, en el que se presta atención a las características específicas tales como la descripción del color, el diseño del color y la luminiscencia. Es especialmente importante si el diamante examinado es un diamante de color fantasía natural o es un diamante tratado.

2.-El Informe de diamante del IGI

El IGI (International Gemological Institute). IGI, el instituto más antiguo de su tipo en Amberes, fue fundada en 1975 y junto con sus laboratorios de la hermana, es una de las instituciones líderes a nivel mundial gemológico. IGI es también el único laboratorio de certificación internacional de propiedad exclusiva y controlada por un órgano de gobierno central, lo que garantiza la coherencia de IGI informa todo el mundo

El Instituto Gemológico Internacional (IGI) es la institución de este tipo más antigua en Amberes. Creado en 1975 con laboratorios en Nueva York, Bangkok, Mumbai y Tokio. El Informe de diamante del IGl es esencialmente una declaración que certifica la autenticidad de un diamante y proporciona un informe fiable y preciso de su identidad y grado basado en un sistema reconocido internacionalmente.

Cada diamante es científicamente analizado por varios gemólogos que utilizan su experiencia así como un equipo de punta para elaborar una descripción precisa de las características del diamante y la calidad de su talla. Con esta detallada información, presentada en un lenguaje comprensible, pueden apreciarse realmente las diferentes cualidades de un diamante.

El grado o calidad de un diamante se basa en cuatro características comúnmente conocidas tales como las 4 C, por sus iniciales en inglés: the Carat el peso, el color, la pureza y la talla. Estas características son analizadas y los resultados se registran en el Informe del IGI sobre el diamante.

3.-El Informe de diamante del GIA

La GIA (Gemological Institute of América) es el laboratorio más prestigioso del mundo. El Instituto gemológico de América (Gemological Institute of America, o GIA) es una institución sin ánimo de lucro dedicada a la investigación y formación en el campo de la gemología y joyería.Fundada en 1931, la misión del GIA es proteger a los vendedores y compradores de gemas, estableciendo y manteniendo los estándar para evaluarla calidad de una gema. El instituto hace esto mediante la investigación, los servicios de identificación de gemas y calificación de diamantes y diversos programas educativos. Mediante su biblioteca de fama internacional y sus expertos en la materia, el GIA actúa como una fuente de información sobre gemas y joyería para el comercio, el público y los medios del mundo. En 1953, el GIA desarrolló su “sistema internacional de calificación de diamantes” y las 4 Cs (cut, clarity, color y carat weight – talla, pureza, color y peso) como un estándar para comparar y evaluar la calidad de los diamantes. Hoy en día, su oficina principal está en Carlsbad (California) y opera en más de 14 países con 12 campuses, 7 laboratorios y cuatro centros de investigación.

OTRAS FORMAS DE INVERSION, LOS FONDOS DE DIAMANTES

Los fondos que capitalizan el valor a largo plazo y apreciación de los diamantes son otra forma de invertir en estas preciosas piedras, pero todavía se necesita de mucho dinero para entrar en el juego. El fondo de diamantes de la KPR requiere una inversión mínima de US$ 250.000, y de US$ 1.000.000 en el Diamond Circle Capital por cada piedra.

Diamond Circle Capital de PLC es una sociedad de inversión de tipo cerrado incorporado en la Isla de Man. El objetivo de inversión es producir revalorización a largo plazo de su cartera de diamantes. Para lograr esto, la compañía tiene la intención de crear una cartera de diamantes pulidos, se centró en el segmento de alta calidad del mercado de diamantes, con un mínimo de inversión de alrededor de $ US1 millón.

Según un artículo publicado en el periódico Financial Times:

“Un reciente informe elaborado por Barclays señala que debido al actual clima de tasas de interés en cero, los inversores se están volcando por los artículos de colección. “El deseo por lo tangible y familiar está llevando a los inversores a aumentar la porción de su riqueza volcada a tesoros como metales preciosos, joyas, vinos y colecciones de monedas. Eso indica que lo perciben como una fuente de valor más estable, comentó Greg B Davies de Barclays. Mientras tanto, con Bain & Company previendo que la demanda de diamantes superará la oferta en 2020, el mercado de diamantes para inversión influirá cada vez más en la industria de los diamantes, aún cuando no todos se sienten cómodos con la idea.”

La posibilidad de que se agoten las minas, los sólidos retornos que generan los diamantes de más de un quilate y la creciente demanda proveniente de China e India aumentan el interés por invertir en estas piedras, que son ampliamente consideradas como la forma de riqueza más fácil de trasladar. Lleva diez años y varios miles de millones de dólares convertir en rentable el descubrimiento de una chimenea de kimerlita y hace más de veinte años que no hay descubrimientos significativos. Además, en los salones de subastas se han registrado nuevos récords en las ventas de las piedras más grandes, aún en tiempos de recesión.

En un remate de Sotheby´s en mayo, se pagaron u$s 9,7 millones por el Beau Sancy, un diamante de 34,98 quilates que pasó por las familias reales de Francia, Inglaterra y Prusia. La cifra es casi cinco veces superior a la prevista, después de una frenética puja entre cinco interesados que se prolongó durante sólo ocho minutos. Christophe Spaenjers, profesor adjunto de finanzas en HEC Paris, señaló que los diamantes blancos vendidos en Sotheby´s y Christies superaron la inflación en más de 6% entre 1999 y 2010, rindieron más que las acciones y los bonos, pero menos que el oro. Sin embargo, recalcó que es difícil predecir cuáles diamantes mantendrán su valor en el tiempo y cuáles lo perderán.

“Determinados diamantes son un lujo, aún cuando la agitación financiera lleve a los inversores a pensar en las gemas como activo alternativo capaz de tener un efecto positivo sobre los precios, resta riqueza a las familias, lo cual puede ser perjudicial para los precios de los diamantes,” explicó. Las joyerías, incluyendo a Fabergé, Steinmetz y Nourbel & Le Cavelier son optimistas en cuanto al futuro de los diamantes de inversión. “Hace tres años, vendí una gema de tres quilates a 125.000 libras. Hoy tendría que haber pedido casi el doble”, aseguró Charlie Pragnell, director de Pragnells, una de las joyerías más distinguidas de Inglaterra.

El hecho de que los diamantes puedan usarse y disfrutarse podría parecer la mejor cobertura contra el riesgo que genera cualquier inversión. Sin embargo, ciertos inversores actualmente están poniendo su dinero en diamantes sin el beneficio del acceso directo a las verdaderas piedras o joyas.

Diamond Capital Fund exige una inversión mínima de u$s 75.000 y opera con diamantes de uno a cinco quilates. En la última década, las piedras de ese peso se apreciaron en valor a un ritmo de 8,2% anual, mientras que las inversiones en el FTSE 100 tuvieron un retorno promedio de 0,7% Elite Advisers, de Luxemburgo, lanzó el fondo Divine Jewels en 2011, ofreciendo la oportunidad de invertir en una colección de diamantes, piedras preciosas y joyas antiguas valuadas en más de u$s 14 millones.

Waldman Diamond Investments trabaja con firmas de gestión de riquezas y brokers que apuntan a inversores interesados en diamantes de alta calidad de un quilate o más. A través de su portal, los inversores pueden vender sus diamantes en un mercado abierto sin tener que pasar por un mayo rista o joyería intermediaria. Estos son algunos ejemplos de diamantes que han alcanzado grandes sumas de dinero, subastados en las mejores casas de subastas del mundo”.

Publicado en la Revista Gold&Times

“La gran estrella es el enorme diamante (32,77 ct) de color amarillo vivo (vivid fancy yellow) que aparece en la imagen. Un informe de GIA, nº 1132616434 de 8 de Julio de este año certifica que el color es natural, el peso aproximado de 32,77 quilates, la talla perilla y la pureza VS2. Un texto adicional también del GIA establece que se trata de un diamante Tipo Ia, también llamados “Cape” por su abundancia en Sudáfrica, en el cual algunos átomos de carbono ha sido sustituidos por átomos de nitrógeno que son los que confieren a la piedra su extraordinario color. Su precio estimado se establece entre seis y ocho millones de dólares.Este diamante se subastó en el 2011 en la casa de subastas Christies.

Si los diamantes de color natural ya son claro objeto de deseo, pues según el GIA (Gemological Institute of America) sólo una de entre 10.000 piedras tienen estas características, entre ellos, uno rosa es sinónimo de precios con los que la mayoría de mortales sólo sueñan, como los 1.100.000 euros que alcanzó esta piedra en el año 2013, en la subasta neoyorquina de Sotheby´s

Acompañado por un certificado del GIA indicando que se trata de un diamante Fancy Light, la piedra es color rosa natural, tipo VVS2. Además, como explican desde Sotheby’s, este diamante tiene una talla singular porque la mayor parte de lapidarios suelen usar tallas redondas para los diamantes incoloros, reservando para las coloreadas otras que enfatizan más su color; algo que no se necesita en este”.

Debido a su rareza, los diamantes de color rosa ha sido admirados desde tiempos inmemoriales. En 1642 el legendario viajero Jean-Baptiste Tavernier, hizo ya referencia a la ‘Mesa Grande’, una piedra rosa de 400 quilates, actualmente propiedad del Gobierno iraní. La reina Isabel II recibió también otro diamante rosa, el Williamson, como regalo de bodas en 1947 y, en 2010, el joyero Laurence Graff compró un diamante rosa de 24,78 quilates por el histórico precio de 46,2 millones de dólares, la mayor cantidad jamás pagada por un diamante o una joya en una subasta. Junto al diamante rosa, la casa de subastas vendió también un colgante con cadena de oro de 10 quilates y un diamante naranja-rosado de 3.09 quilates, en talla de pera, valorado en 770.000 dólares.

 

Fuente: http://www.elmundofinanciero.com/noticia/25004/Coleccionismo-e-Inversion/Invertir-en-diamantes-valor-alternativo.html

DIAMANTE TERCERA PARTE

 

Artículo de:

ALBIOL TASACIONES

http://www.tasacionesdejoyas.com

En esta entrada, vamos a hablar sobre los diamantes más famosos del mundo, algunos muy conocidos y otros no tanto, pero con una fascinante historia todos ellos.

Empezaremos por el diamante más conocido del mundo:

EL DIAMANTE CULLINAN

Este diamante pesaba en “bruto” 3.106 quilates, y su fama depende del hecho de que se trata del mayor cristal de diamante jamás encontrado y además de ser de una calidad y pureza excepcionalmente altas.

Se encontró en la mina Premier en el Transvaal, Sudáfrica, se encontró por casualidad durante una inspección ocular de una mina, el encargado llamado “Papá” Wells, el 25 de Enero de 1905, vió brillar algo amarillo en la pared de la mina, se acercó y empezó a escavar con su navaja de bolsillo, ya os podéis imaginar la cara del inspector cuando lo desenterró completamente….., inmediatamente la magnífica piedra fue guardada en una caja fuerte y se informó al presidente de la compañía, Sir Thomas Cullinan, de ahí el nombre del diamante.

Image

Este diamante fue enviado con el resto de la producción de la semana por carro de mulas a la estación para transportarlo a Johannesburgo.

Increíblemente este diamante acabó siendo un estorbo para la compañía ya que si bien durante los dos primeros años fue la admiración del mercado del diamante en Londres, nadie quería comprarlo.

Al final fue adquirido por el gobierno de Transvaal, por indicación del ministro, el general Louis Botha, al precio de 150.000.- libras y ofrecido al rey Eduardo VII con ocasión de su sexagésimo sexto aniversario en 1907.

El rey decidió confiar la talla de este diamante a Joseph Asscher and Company que ya habían tallado otro famoso diamante del que más adelante hablaremos el Excélsior.

Los Asscher estudiaron los planos de exfoliación del diamante durante 6 meses (hay que aclarar que un diamante tiene varios planos de exfoliación y se “abre” de un solo golpe, si se hace bien, el diamante se convertirá en diamantes de considerable tamaño para su posterior pulido, pero, pero, pero, si no se hace bien……el diamante se destroza literalmente….), dice la leyenda que cuando al fin se decidió a dar el golpe maestro Asscher, el primer golpe se le escurrió el punzón……….y no pasó nada, cuando dio el segundo golpe, el diamante se abrió perfectamente, pero él se desmayó.

Image

La primera exfoliación dio lugar a dos piezas de 2000 y 1000 quilates respectivamente. Más tarde en las siguientes exfoliaciones se dividió en 9 piedras de gran tamaño, 96 piedras que se tallaron en talla brillante pequeñas y casi diez quilates de recortes no tallados.

Se recuperó el 34,25 por cien (que es una barbaridad aunque os parezca mentira), de manera que el peso total de las piedras talladas fue de 1.063 quilates.

Image

Pues bien, la piedra de mayor tamaño fue el Cullinam 1 también denominado LA ESTRELLA DE AFRICA, con un peso de 530,20 quilates, tiene 74 facetas, tiene forma de pera y sigue siendo el diamante tallado de mayor tamaño del mundo, este diamante está montado en el cetro real de la corona Inglesa, que es conservado junto con otras joyas en la Torre de Londres.

Los 9 diamantes principales del Cullinam están todos entre las joyas de la Corona o en posesión personal de la Familia Real Inglesa.

Image

EL DIAMANTE EXCELSIOR

Este diamante fue descubierto en la mina Jagersfontein en Sudáfrica en 1893, doce años antes que el Cullinan.

El peso de este diamante era de 995,2 quilates y lo talló la firma Asscher de Amsterdam en 1903, diez años después de ser hallado, porque al igual que el Cullinan, nadie lo compraba.

Después de la exfoliación dio lugar a 21 piedras de distinto tamaño, siendo la más grande un diamante talla marquisse de 69,80 quilates.

DIAMANTE EL GRAN MOGOL

La tercera piedra en cuanto a tamaño de calidad gema, el Gran Mogol, fue descubierta a mediados del siglo XVII en la mina Kollur, en la India, en la actualidad se desconoce su paradero y se sospecha que puede haber sido dividido en piedras más pequeñas.

Hay razones para creer que el Orloff y el Gran Mogol son la misma piedra, ya que amabas tienen talla rosa y un tinte azulado, pero no se sabe con seguridad.

Se dice que la piedra en bruto pesaba 793 quilates, pero cuando lo vio Tavernier sólo pesaba 280 quilates, y cuenta que había sido tan mal tallado en talla rosa por el veneciano Hortensio Borgio, que el Mogol no sólo se negó a pagarle sino que le impuso una enorme multa.

Se cree que el diamante cayó en manos de los persas después de que el Shah Nadir SAQUEÓ Delhi en 1739.

Otros grandes diamantes de la historia, pero no queremos extendernos mucho son LA GRAN TABLA, que dio origen o eso se cree a dos diamantes denominados EL DARYA-I-NUR y EL KOH-I-NUR, el diamante SHAH AKBAR, EL ORLOFF Y ORLOFF NEGRO, este último de color negro, pesaba 195 quilates en bruto y quedó en 67,50 quilates después de ser tallado y se cree, eso dice la leyenda, que fue robado en un templo de Pondicherry, en la India francesa, fue propiedad de Nadia VyegindOrff de Rusia y más recientemente de Charles F. Winson de Nueva York.

EL DIAMANTE REGENTE

Es un diamante con una historia muy controvertida, fue descubierto en 1701 por un esclavo indio en una mina sobre el río Kistna, cerca de Golconda, en India pesaba 410 quilates y fue uno de los últimos grandes diamantes descubiertos en India.

Según se cuenta…. El esclavo ocultó el diamante dentro de una venda de una herida que se había infligido él mismo, logró escapar y llegó a la costa donde lo vendió por un pasaje a un país donde podía ser libre.

Image

La piedra fue vendida en 1702  al gobernador de Madrás el británico Thomas Pitt, que lo llevó a Inglaterra y lo hizo tallar en talla cojín, con un peso total de 140,50 quilates.

Esa talla duró 2 años, durante los cuales se sometió a un finísimo proceso de cortarlo con una sierra y polvo de diamante, resultando una gema de excelente calidad salvo una pequeña imperfección o inclusión insalvable, esta se vendió al duque de Orleans en 1717, en aquellos entonces regente de Francia durante la menoría de edad de Luis XV (de ahí el nombre del diamante), fue montado en la corona que Luis XV llevaba para su coronación en 1772 y más tarde María Antonieta, esposa del rey Luis XVI lo llevó como joya.

La noche del 17 de Septiembre de 1792 a principios de la revolución francesa, las joyas de la Corona fueron robadas, algunos de los tesoros fueron recuperados más tarde excepto “el Regente”, que fue hallado en un agujero de una viga de una buhardilla de París 15 meses más tarde.

Napoleón Bonaparte hizo montar el Regente en la empuñadura de la espada que utilizó para ser coronado emperador de Francia en 1804, cuando fue desterrado a la isla de Elba, el diamante fue llevado a su segunda esposa María Luisa, y más tarde fue devuelto al gobierno francés por su padre Francisco I de Austria y reincorporado a las joyas de la Corona Francesa.

En 1940, cuando Hitler invadió París, el Regente fue nuevamente escondido, esta vez en el enyesado detrás de una chimenea de mármol blanco en el Chateau Chambord y regresó de nuevo a París cuando terminó la guerra.

Actualmente está expuesto en el museo del Louvre.

Image

 

¡¡Increíble historia verdad¡¡

EL DIAMANTE HOPE

Denominado” el diamante maldito”, no sé, juzguen Ustedes mismos, ahí va la historia de esta fabuloso diamante FANCY.

Se cree que el Hope es una parte del famoso diamante Tavernier Azul encontrado en la mina de Kollur, cerca de Golconda, en la India y traído a Europa por el viajero y comerciante de piedras francés Tavernier.

El tavernier azul pesaba unos 112 quilates en bruto y tenía un hermoso color azul intenso.

En 1668, en su último viaje de regreso de Oriente, Tavernier fue presentado al rey Luis XIV, que quería ver su colección de piedras en venta, le vendió 22 diamantes de la colección incluyendo el azul.

Image

La piedra fue oficialmente llamada “el diamante azul de la Corona”, pesaba entonces 112 quilates y había sido tallado.

El rey Luis XIV lo mandó retallar para sacar el brillo y su peso quedó reducido a 67,50 quilates.

El diamante Azul fue robado durante la revolución francesa y jamás fue recuperado, aunque hay indicios de que fue dividido en tres.

De cualquier forma un diamante de color parecido de 44,50 quilates fue ofrecido en el mercado de Londres y fue adquirido por Henry Thomas Hope en 1830, es este propietario el que da nombre al diamante, pues bien, durante el tiempo que permaneció en su propiedad, Thomas Hope hijo de Henry perdió toda su fortuna, tras heredar la piedra.

El diamante fue vendido a un norteamericano de nombre Colot. El diamante seguía atrayendo la desgracia sobre sus poseedores y Colot cayó gravemente enfermo al mismo tiempo que perdió toda su fortuna y se suicidó. Entonces el Diamante Hope fue adquirido por el príncipe ruso Kanitowski, que era un hombre muy aficionado a las juergas además de asombrosamente rico. El príncipe ruso regaló el Diamante Hope a su amante, una vedette parisina. Pocos días después surgió un altercado y Kanitowski mató a tiros a su amante, mientras el diamante se perdía en la confusión. El príncipe fue a su vez asesinado por revolucionarios.

El siguiente propietario conocido del Diamante Hope fue un griego, el Sr. Simón Montarides. Mientras fue propietario del diamante, el eje del carruaje en el que viajaba su familia cayó a un barranco y murieron todos.

Image

El siguiente propietario del Diamante fue Subaya Ham d como regalo de su esposo Abdul Hamid II, rey de Turquía, quien acabo siendo asesinada a manos del mismo. El Rey Abdul Hamid II no corrió mejor suerte y perdió el trono turco a causa de una revolución y fue a morir de desesperación en la cárcel.

El diamante desapareció misteriosamente en el océano y reapareció en una bóveda de una entidad bancaria francesa.

El director del Washington Post adquirió el diamante más tarde a dicha institución bancaria, que quebró inexplicablemente. La esposa del periodista enfermó gravemente y falleció y su hijo murió bajo las ruedas de un carruaje.

En 1911 fue vendido por Cartier en París a una viuda americana y según cuenta la leyenda, trajo también la desgracia, ya que su único hijo murió en un desgraciado accidente, la familia se disgregó, la señora  McLean perdió su fortuna y se suicidó.

Cuando sus piedras fueron vendidas en 1949 el Hope fue comprado por Harry Winston, aunque él no creía en la leyenda del diamante, la mayor parte de su clientela si y ni siquiera se atrevían a tocarlo cuando se les mostraba para adquirirlo, así que ante la imposibilidad de venderlo en 1958 Winston donó el diamante Hope a la Smithsonian Institution de Washington, donde está expuesto al público junto con otras gemas.

Image

Hay muchísimos más diamantes famosos, pero hemos buscado diamantes famosos con historias singulares.

DIAMANTE PARTE SEGUNDA

 

Artículo de : VIRGINIA ALBIOL . http://www.tasacionesdejoyas.com

Hemos visto hasta ahora que es un diamante y que hay que tener en cuenta para valorar un diamante.

Ahora vamos a ver algunas de las características o propiedades que tiene un diamante.

Bien, pues el diamante tiene unas características muy peculiares, por ejemplo, dentro de las propiedades físicas del diamante y entre otras muchas (que dentro de algún tiempo explicaremos en profundidad) están la lipofilia y la hidrofilia, ¿qué es exactamente? Pues la propiedad de lipofilia, en el caso del diamantes positiva, es afinidad a las grasas, es decir,  atrae la grasa, de hecho, y como curiosidad, en la extracción de este mineral  en los yacimientos primarios (chimeneas de kymberlita), una de las pruebas de separación de diamante del resto de minerales y grava es poner  una capa de grasa en las cintas transportadoras, de manera que los diamantes, por la mencionada propiedad lipofílica que poseen, se quedan adheridos a la cinta; evidentemente, hay muchas más acciones para la separación (pulverizado, rayos X y manualmente), pero ésta es una de ellas.

Es por esta propiedad por la que aconsejamos siempre a nuestros clientes de tasación, que todas las piezas que tengan engastados diamantes las limpien antes  y después de usarlas, ya que se adhiere cualquier sustancia grasa y esto favorece que el diamante se ensucie con facilidad.

Hablemos de la hidrofilia, en este caso, el diamante es de respuesta negativa a  esta propiedad y hace que el diamante “repela” el agua, (hidrofilia negativa, repulsión al agua).

 

 

¿Cómo podemos limpiar un diamante?

Es muy sencillo, primero un cepillo de dientes de cerdas suaves, un recipiente con agua templada y un poquito de detergente, se sumerge la pieza, frotamos suavemente, aclaramos con agua y dejamos secar. Respecto al detergente da igual el tipo, otra de las propiedades de los diamantes es que son inmunes a casi todo tipo de ácidos.

Otra de las propiedades es la conductividad térmica, es la piedra con la conductividad térmica más alta, y hasta la aparición de la moissanita sintética (mejor imitación de diamante), era una de las propiedades que servían como método de identificación, lamoissanita sintética, tiene una conductividad térmica muy similar, por lo que si no se dispone de los aparatos gemológicos adecuados, es fácil para un NO ESPECIALISTA, confundir las piedras, que evidentemente es un error extremadamente grave.

¿Quién puede valorar un diamante o una pieza con diamantes?

Imagen

Pues aunque parece obvio, es como preguntar ¿Quién puede valorar un trastorno psiquiátrico? Todo el mundo respondería inmediatamente y sin lugar a dudas, un médico con la especialidad de psiquiatría.

Pues en el caso de diamante la respuesta es UN GEMÓLOGO , CON UN CURSO  DE ESPECIALIDAD DE DIAMANTE, y CON UN CURSO DE TASACIÓN DE JOYAS Y GEMAS,  nadie más.

El tasador TIENE QUE TENER UN TÍTULO OFICIAL DE EXPERTO EN GEMOLOGÍA, UN TITULO DE ESPECIALISTA EN DIAMANTE Y UN TITULO DE TASADOR DE JOYAS Y GEMAS, sería aconsejable además que poseyera una titulación como EXPERTO EN HISTORIA DE LA JOYERIA.

Además DEBE DISPONER DE EQUIPAMIENTO GEMOLOGICO PARA LA CORRECTA IDENTIFICACIÓN DE DIAMANTE Y DEL RESTO DE PIEDRAS PRECIOSAS, COMPROBADORES DE METALES, CALIBRES, ESCALAS DE COLOR DE DIAMANTE, LUPA BINOCULAR CON CAMPO OSCURO, ETC.

Nosotros disponemos de toda la titulación mencionada, Y otras más específicas, disponemos también de este equipamiento y además de un equipamiento gemológico  portátil para poder trasladarnos a cualquier domicilio o lugar que el cliente nos requiera.

No obstante, como un tasador no certifica, es decir, nunca un peritaje o tasación sirve como una certificación, nosotros aconsejamos que si quiere el cliente una certificación de diamante o de cualquier piedra, lo haga en un LABORATORIO GEMOLOGICO OFICIAL, ya que son los únicos que pueden expedir este tipo de certificado, y aporte esa certificación a la hora de la tasación o valoración de sus piezas.

Aconsejamos siempre que si la piedra no está montada, sobre todo en los casos de diamantes para inversión, (siempre en calidades óptimas y superiores a 0.90 quilates), se certifique en un Laboratorio Gemológico Oficial.

 

 

Vamos a terminar con las tallas más usadas en diamante y  piedras más frecuentes de imitación de diamante  y sintéticos.

TALLAS MÁS USADAS EN DIAMANTE

1.- TALLA BRILLANTE

Imagen

Imagen

Es la más conocida, consta de 57 o 58 facetas que se distribuyen en 3 partes:

A.- CORONA o PABELLON

Lleva 33 facetas que comprenden:

1.- La tabla o faceta principal de contorno octogonal

2.- Ocho facetas “estrellas” triangulares rodeando la tabla

3.- Ocho facetas “cuadrangulares” , también denominadas fundamentales superiores de contorno romboidal.

4.- Dieciséis facetas triangulares, también denominadas, medias facetas superiores, que constituyen la parte superior del filetín.

B.- FILETÍN o PARTE INTERMEDIA

El filetín está tallado con pequeñas facetas de tendencia romboidal.

C.- CULATA

Consta de 24 o 25 facetas que comprenden:

1.- Dieciséis facetas o medias facetas inferiores que forman la parte inferior del contorno del filetín.

2.- Ocho facetas fundamentales inferiores de forma romboidal o pentagonal alargadas.

3.- Un culet o pequeña faceta octogonal que trunca el vértice de la culata.

Esta talla tiene unas proporciones ideales, y se miden cuando el diamante está desmontado, para certificación de diamante, con un aparato gemológico denominado proporcionoscopio, en todos los laboratorios gemológicos oficiales.

Una piedra exactamente proporcionada obtiene precios más altos por quilate que una que no lo está, y un diamante mal tallado, ya dijimos anteriormente que puede dar lugar a deshecho directamente.

VARIACIONES DE LA TALLA BRILLANTE

Imagen

.- MARQUISSE , en forma de barca o navette

.-PENDELOQUE, en forma de pera

.-BRILLANTE OVALADA, superficie oval

.-CORAZON,  en forma de corazón.

2.-TALLAS ESMERALDA Y CUADRADA

La talla escalonada tiene los ángulos en punta o biselados, cuando son biselados a menudo se le llama talla esmeralda, las proporciones pueden variar de cuadrado o casi cuadrado hasta un rectangular muy alargado, que en este caso se llaman baguettes.

3.-TALLA CUADRADA BRILLANTE

Se denomina talla Byron, tiene 25 facetas en la corona y 29 en la culata, con unas facetas en forma de media luna debajo del filetín en cada lado, esto permite que en la culata se sobreponga la talla esmeralda a la brillante modificada.

Fue descubierta en 1971 por Basil Watermeyer, a exigencias de unos diseñadores de joyería y para obtener la talla cuadrada más brillante que se ha conseguido.

4.- OTRAS TALLAS MODERNAS

.- TROIDIA, de 48 facetas,

.-NUEVA TRILLIANT, de 44 facetas

.-TALLA PRINCESA, denominada también talla perfilada y creada por Nagy en Londres en 1.960.

 

Imagen

 

 

PIEDRAS NATURALES Y SINTETICAS  IMITACION DE DIAMANTE

No quisiera asustar, pero hay muchas, ninguna que no pueda ser detectada por el ojo experto de un gemólogo especialista en diamante y con los instrumentos adecuados.

.- Rutilo sintético, aparece en 1948, incoloro y muy utilizado, también lo producen en muchos colores.

.-Oxido de zirconio cúbico, también denominado zirconita, aparece en 1976 y desbanca las anteriores imitaciones de diamante, se utiliza hasta la fecha con mejor o peor calidad.

.-Granate de Galio o Galodinio, denominado GGG, igual que el YAG, se trata de un producto artificial.

.-Titanato de Estroncio, aparece en 1955, es un producto artificial, o sintético, pues su composición no aparece en la naturaleza.; su nombre comercial es fabulita, diagem, strarilian, Wellington.

.-Aluminato de Itrio- YAG.Aparece al final de la década de los 60, es una piedra sintética o artificial.; su nombre comercial es diamonair, triamund, diamite.

.-Rutilo sintético, zafiro sintético, espinela sintética, vidrio sintético, zircón térmico, todos ellos en variedades incoloras.

.-Moissanita sintética.

La moissanita fue descubierta por el premio Nobel de química Dr. Henri Moissan en 1893 cuando estaba analizando unos meteoritos en el Cañón del Diablo (Arizona). En su honor recibió el nombre de Moissanita en 1905. Desde entonces la moissanita se ha encontrado en pequeñas cantidades en otros meteoritos así como en la kimberlita de la mina Mir y Aikal en Yakutia.

La moissanita sintética gema se encuentra en el mercado desde 1997.
Esta imitación de diamante no puede ser identificada con un gemtester térmico porque al tener la moissanita muy buena conductividad térmica el aparato la identificará como diamante. Esta equivocación ha tenido lugar frecuentemente en el comercio de diamantes, de aquí la necesidad de saber cómo se identifica.

Imagen

 

 

 

DIAMANTES SINTETICOS

 

El diamante sintético fue obtenido por primera vez en el año 1954 por la General Electric, utilizando un método basado en la cristalización del carbono en diamante a altas presiones y temperaturas. La obtención de grandes cristales por este método es mucho más complicada y costosa. No obstante, en el año 1970 fueron obtenidos también los primeros cristales de diamante sintético HPHT calidad gema de hasta un quilate de peso. Los primeros diamantes sintéticos gema eran mucho más caros que los naturales. No obstante, los avances tecnológicos permitieron abaratar los costes con el paso del tiempo, de tal forma que a mediados de los años 1990 aparecieron primeras empresas que comercializan el diamante sintético HPHT de calidad gema.

 

Otro método de síntesis de diamantes no requiere presiones y temperaturas tan elevadas. Se trata de un método de deposición de vapor químico o CVD. Los iones de carbono se depositan sobre una superficie creando una capa muy fina de diamante.

 

Este método, utilizado por primera vez en el año 1952, inicialmente no se planteaba como posible método de síntesis de diamantes gema debido a las velocidades muy lentas del proceso. La deposición de capas de diamante tiene otras numerosísimas aplicaciones técnicas, así que la investigación en este campo es muy intensa. El desarrollo del método permitió depositar capas de diamante en superficies de otros materiales, además de acelerar la deposición de forma muy significativa. El perfeccionamiento de la síntesis CVD también hizo posible la obtención de monocristales de diamante sintético CVD de calidad gema, y en el año 2005 apareció la primera empresa que se dedica a su comercialización.

 

En la actualidad los diamantes sintéticos todavía son muy escasos en artículos de joyería. No obstante, si antes para un gemólogo era suficiente identificar el diamante para saber que es natural, hoy también es necesario asegurarse de que no es sintético, sobre todo en los diamantes de colores fantasía amarillo y marrón, cuya síntesis es más rápida y económica.

Imagen

 

 

Bueno, hasta aquí  la información muy generalizada, claro, de diamantes, espero que consigamos a través de este blog, acercar al gran público esta piedra tan “preciosa”, tan popular y a la vez tan desconocida.

 

EL DIAMANTE.

 

Artículo de : VIRGINIA ALBIOL . http://www.tasacionesdejoyas.com

En primer lugar vamos a hablar de la piedra preciosa por excelencia, EL DIAMANTE.

 

diamantes varios

 

Lo primero y antes de empezar a conocer esta gema, aclarar algo que a lo largo de nuestra trayectoria profesional, siempre hemos tenido que corregir y aclarar.

El brillante es un diamante en TALLA brillante, es cierto que a un diamante en talla brillante se le puede llamar BRILLANTE, pero sólo en este caso, la gema o piedra preciosa se denomina DIAMANTE, no se puede decir brillante en talla baguette o corazón o marquisse, ya que el brillante como gema NO EXISTE.

Una vez aclarado este concepto. Vamos a conocer en más profundidad EL DIAMANTE

Hace aproximadamente tres mil años el hombre se agachó a recoger una piedrecita resplandeciente y por azar descubrió que era distinta de las demás piedras.

Desde entonces el diamante empezó a adquirir  poderes mágicos y a ser considerado con temor, veneración y codicia.

En tiempos recientes se ha convertido en objeto de una gran curiosidad científica.

El deseo de poseer diamantes a causa de su belleza como gema, aparte de sus usos industriales y científicos no sólo no ha disminuido con los años sino que va creciendo cada vez más.

El diamante es la sustancia más dura jamás descubierta por el hombre y la más pura que se presenta en la Naturaleza, sin embargo aunque se valore mucho como gema, está compuesta de una de las sustancias más comunes de la Tierra, el vulgar carbono, pero con una forma excepcionalmente pura, más adelante haremos una entrada muy técnica respecto a las propiedades físicas del diamante, estructura, cristolografía, planos de exfoliación,etc, pero por ahora vamos a conocer las características de esta gema sin entrar en muchas profundidades.

La dureza es difícil de definir en un sentido absoluto, las escalas de dureza dependen de la dureza relativa de una sustancia con respecto de otras, una de las primeras escalas era una escala de rayado basada sobre el hecho de que cualquier mineral en una escala numerada rayará los de los números más bajos y será rayado por los de los números más altos, este ideólogo se llamaba Mohs, y esta escala se sigue usando en la actualidad.

diamantes

En esta escala, que va del 1 al 10, el talco(1) sería el mineral de menor dureza y el diamante (10) sería el mineral más duro.

¿CÓMO SE VALORA UN DIAMANTE?

Gran pregunta, porque es la que hacen siempre nuestros clientes, casi todo el mundo le dá muchísima importancia al tamaño, ¿Es importante? Pues por supuesto pero siempre que vaya acompañado de más características.

Estas características que hay que tener en cuenta se definen como las 4 C, en inglés CARACT, CUT, CLARITY, COLOUR., en español, PESO, CORTE O TALLA, PUREZA Y COLOR.

PESO EN QUILATES

El Quilate se refiere al peso de un diamante. El término en sí mismo es derivado del fruto del algarrobo, cuyo peso uniforme de las semillas fue utilizado en el pasado como una dimensión comparativa para el pesaje de los diamantes y otros pequeños, pero valiosos artículos. Contrariamente a la creencia popular, el peso en quilates no está directamente relacionado con el tamaño de un diamante. Un quilate es igual a 0,20 gramos, y se subdivide en 100 puntos. Los diamantes grandes son más raros que los diamantes pequeños, lo que significa que cada subsecuente quilate de peso hace que el diamante sea más costoso ya que el valor por quilate aumenta junto con el tamaño del diamante. Un ejemplo evidente de esto es que dos diamantes de 0,50 quilates valen menos que un solo diamante de 1 quilate debido a la rareza natural de los diamantes en bruto grandes.

diamantes-gemas-brillo-imagen

CORTE

El Corte se refiere a las proporciones, simetría, acabado, y pulido de un diamante. Estos son factores que influyen sobre las cualidades reflectoras y de brillantez del diamante. Un mal corte por lo general se refiere a un corte que puede interferir con la apariencia de un del diamante. Un mal corte, amortigua el brillo o resplandor, al impedir que la luz se disperse uniformemente. El corte es el único de las 4 C que está determinada por la habilidad artística y no por la naturaleza. El corte es comúnmente conocido como talla de un diamante.

Es tan importante que un diamante mal tallado puede verse lechoso o blanco (efecto lax) o con un círculo negro que se vé perfectamente dibujado desde la tabla (efecto clavo).

formas-diamantes-300x201

COLOR

El Color se refiere a la escala de color en diamantes blancos, o al color o los colores en diamantes fantasía. Los Diamantes blancos pueden ser completamente incoloros, o poseer un tono amarillento, pero incluso los más amarillos de los diamantes blancos son mucho menos coloridos que un diamante fantasía amarillo. Cuánto menos color contenga un diamante blanco, más valioso es. Los colores de los diamantes fantasía incluyen rojo, azul, rosado, verde, naranja, amarillo, negro y marrón, y un diamante puede incluir más de un color. Los diamante fantasía, siendo menos comunes que los diamantes blancos, pueden ser más valiosos, dependiendo de su nivel de pureza y tamaño.

ESCALAS DE COLOR
GIA Amberes Escandinava IGE • CIBJO • HRD
D 0+ RIVER BLANCO EXCEPCIONAL +
E 0 BLANCO EXCEPCIONAL
F 1+ TOP WESSELTON BLANCO EXTRA +
G 1 BLANCO EXTRA
H 2 WESSELTON BLANCO
I 3 TOP CRYSTAL BLANCO CON LIGERO COLOR
J 4 CRYSTAL
K 5 TOP CAPE LIGERO COLOR
L 6
M 7 CAPE COLOR COLOR 1
N 8
O 9 LIGHT YELLOW COLOR 2
P 10
Q 11 COLOR 3
R 12
S 13 YELLOW COLOR 4
T 14
U 15
V 16
X 17
Y 18
Z 19

En la actualidad hay cuatro escalas principales que se emplean para designar los grados de color del diamante de la serie incolora, perteneciendo cada una de ellas a una asociación reconocida internacionalmente y vinculada de alguna manera con la enseñanza gemológica o el comercio de las gemas = GIA (Gemological Institute of America), Comité de Nomenclatura Escandinava, IDC-HRD (International Diamond Council) y CIBJO (Confederación Internacional de Orfebres y Joyeros). Estas cuatro escalas tienen establecidas correspondencias entre sus grados, siendo frecuente el uso conjunto de dos términos, cada uno de ellos de una escala diferente.

Y por último y no menos importante, LA PUREZA O CLARIDAD

La claridad en diamantes se refiere a su claridad y pureza, cuántas impurezas o manchas ocurren en el interior y en la superficie de un diamante, y donde se encuentran posicionadas. Un diamante perfectamente claro es lo más deseable, y tendrá la más alta calificación de claridad. Cada imperfección o falla de color dentro o fuera del diamante disminuirá su nivel de claridad, y por lo tanto, su valor. Incluso los diamantes fantasía poseen calificación de claridad, y tendrán un mayor valor basado en qué tan perfectos y uniformes son y en qué cantidad de defectos incluyen.

pureza

Al contrario que con el color, las distintas normas internacionales presentan bastante igualdad en la denominación de sus grados y en su determinación. Las principales diferencias entre las normas internacionales más reconocidas (GIA, ESCANDINAVA, CIBJO, HRD) para la graduación de la pureza del diamante, son debidas a distintos criterios aplicados especialmente a las inclusiones externas y a la terminología utilizada para algunos grados.

Espero que haya sido clarificador todo lo expuesto, seguiremos hablando del diamante en más entradas, asi que ….CONTINUARA……