¿Cómo funciona una subasta judicial?

Fuente: Larioja.com

  • Os ofrecemos nueve claves que hay que conocer sobre este proceso

1. ¿Qué son las subastas judiciales?

Son subastas celebradas por los juzgados en las que se venden bienes embargados a deudores para conseguir liquidez y pagar a sus acreedores. Están reguladas por la Ley de Enjuiciamiento Civil y se pueden subastar todo tipo de bienes y derechos: bienes inmuebles (pisos, oficinas, solares…), y bienes muebles: maquinarias, joyas, obras de arte, coches, motos, etc.

2. ¿Qué necesito para participar en una subasta?

Para ser postor en una subasta hay que cumplir tres requisitos: identificarse de forma suficiente ante el secretario judicial, declarar que se conocen las condiciones de la subasta y presentar el resguardo de haber realizado el depósito en la cuenta de depósitos y consignaciones del juzgado.

La cantidad a ingresar será del 5% del valor de salida. Celebrada la subasta, el depósito se devuelve a quien no se les haya adjudicado el bien.

3. ¿Cómo se desarrolla la subasta?

Está presidida por el secretario judicial, que lee los bienes o lotes que se van a subastar y las condiciones. A continuación anuncia el bien o lote y las posturas que se vayan ofreciendo.

El precio de salida es el que se estima que debería conseguirse como mínimo. Si se ofrece al menos el 70% del precio en bienes inmuebles o el 50% en bienes muebles, se adjudicará la subasta al mejor postor.

Si la oferta es inferior al 70% (inmuebles) o 50% (muebles), la parte ejecutada tiene 10 días para presentar a un tercero que mejore la oferta (el ejecutado no puede participar en la subasta).

Si no lo hace, será el ejecutante quien tenga 5 días para ofrecer un mejor precio. Si no hacen uso de ese derecho, se adjudicará al mejor postor, siempre que la oferta supere el 50% del precio de salida en inmuebles o el 30% en muebles y si no lo superan, debe cubrir la deuda más intereses y costas. Si no se cubre, el secretario decidirá y si no se aprobara ningún remate, se declararía la subasta sin postor, y en el plazo de 20 días el acreedor podrá pedir la adjudicación del bien. Si no lo solicitase, se procederá al alzamiento del embargo.

4. ¿Cómo se realizan las pujas?

Se puede acudir al juzgado en persona y también, desde el anuncio de la subasta y hasta su celebración, se pueden presentar pujas por escrito en sobre cerrado dirigido al juzgado, con el nombre y dirección del ofertante, el número de subasta o el nombre del deudor.

En el interior habrá una hoja con los datos del ofertante, la cantidad ofertada en letra y número, el resguardo del depósito, la fotocopia del DNI y la firma. Al inicio de la subasta se abren los sobres y se leen en público las ofertas. Estas ofertas tendrán el mismo valor que las orales. Como en todas las subastas, quien ofrezca la mayor cantidad por los bienes será a quien se adjudique esa subasta.

5. Cuándo tiene que pagar el que compra el bien

El comprador tiene 40 días (10 si son bienes muebles) para pagar el resto del importe del depósito al precio final.

6. ¿Tiene que hacer frente a otros gastos?

Quien consiga la subasta deberá pagar el precio ofrecido, las cargas anteriores y preferentes que haya sobre el bien, por lo que es importante tener claro si hay cargas y cuál es su importe. En cualquier momento, antes de que el secretario decida la adjudicación, el deudor puede recuperar sus bienes pagando la deuda, con lo que la subasta quedaría anulada.

7. ¿Qué debo hacer si se me han adjudicado el bien?

Debe ingresar en el banco en que realizó el depósito el resto del importe hasta alcanzar la cantidad por la que se adjudicó el bien dentro de los 10 días siguientes si es un bien mueble, ó 40 si es un inmueble y entregar el justificante de ingreso en el juzgado, que le entregará un documento que acredita que es el propietario. Todas las cargas, gastos deberán ser satisfechas por el nuevo propietario. En el caso de inmuebles, quien resulte adjudicatario de la subasta deberá aceptar, si es que la hay, la subsistencia de las cargas o gravámenes anteriores y subrogarse en la responsabilidad derivada de ellos.

8. ¿Dónde puedo encontrar todos los detalles de la subasta y del bien subastado?

A toda subasta judicial se le tiene que dar publicidad por lo que el juzgado debe publicar un edicto en su tablón de anuncios. Puede también publicarlo en Boletines Oficiales o en algún periódico de gran circulación. En el edicto se incluirá el pliego con todas las condiciones y datos relevantes como el juzgado ejecutante, lugar, fecha y hora de celebración, descripción de los bienes, valor de tasación.

Es importante averiguar si el bien tiene alguna carga ya que quien consiga la subasta deberá pagar las cargas anteriores y preferentes. Para conocer si existen cargas se puede consultar el expediente que obra en la oficina de subastas del juzgado correspondiente o en el registro de la propiedad.

9. ¿Estará presente en la subasta la propietaria del bien que se va a subastar?

Por lo general, a las subastas judiciales únicamente acceden las personas que van a pujar en la misma. Sin embargo, es el secretario judicial quien tiene la última palabra y quien puede permitir qué personas que no van a pujar en la subasta accedan a la sala.

Anuncios

Cómo funcionan o deberian funicionar las subastas judiciales de bienes inmuebles

Artículo de: GP-GRUP peritos judiciales

Peritos Judiciales GP-GRUP

Cómo participar en la subasta

Si tenemos interés en participar en subastas judiciales de bienes inmuebles deberemos de tener en cuenta básicamente los artículos 670 y 671 de la Ley de Enjuiciamiento Civil, que regulan la aprobación del remate, el pago y la adjudicación de los bienes al acreedor, así como el funcionamiento de la subasta sin ningún postor. 
Si decidimos participar en la subasta (ya sea personalmente el día de la subasta o mediante sobre cerrado), primero deberemos averiguar cierta información acerca del inmueble en cuestión (Registro de la Propiedad, localización, ocupación, información urbanística…) para ver si realmente nos interesa adquirirlo. Posteriormente, efectuamos el depósito del 20% del tipo de la subasta fijado para el bien.