La investigación forense en el Uso de la Fuerza. Realidad objetiva.

Profesionales incluidos en el Buscador Profesional Thesauro 
En este blog ya se ha tratado sobre la especialidad pericial en el Uso de la Fuerza. Cuando comenzamos a ejercerla, emitir informes y sobre todo a realizar formación con respaldo universitario, lo que a nuestro parecer es importante y un gran paso a la hora de dignificar cualquier especialidad en nuestra profesión, muchos fueron los que vieron, y algunos nos transmitieron, con escepticismo dicha formación y especialidad forense.
A lo largo de estos años hemos emitido informes sobre el Uso de la Fuerza en distintos ámbitos, Seguridad Pública, Privada y ámbito civil. Hace ya un año largo, se puso en contacto con nosotros un despacho de abogados el cual sabía de nuestra experiencia en dicha área y nos comentó su caso. Nada tenía que ver con un supuesto abuso policial o mala praxis. Dos hombres, obviamente uno de ellos su cliente, habían “peleado” hasta que uno quedó tendido en el suelo, estando varias semanas ingresado gravemente. El por qué de su llamada era sencilla, tenían las “armas” con las que se había producido el hecho, tenían las heridas y sus preceptivos informes y tenían las declaraciones de ambos intervinientes, pero eran tan distintas entre sí que parecía que hablaban de hechos diferentes. Pero lo que no tenían era ningún testigo, ni humano ni técnico, por lo que su pregunta era concreta, y he de decirlo, profesional “¿Podría usted realizar un informe para saber cómo se ha desarrollado la “pelea”? No quiero un informe pericial per se, quiero saber cómo pudo suceder el hecho para saber como afrontarlo“.
Obviamente nos llamaban ya que sabían que eramos expertos en el Uso de la Fuerza, pero al principio tuvimos nuestras dudas sobre si utilizar el prisma de dicha especialidad y pensamos en realizar únicamente una reconstrucción forense. Pero al analizar toda la documentación aportada, nos dimos cuenta que el análisis pericial en el Uso de la Fuerza era la manera más científica y empírica de realizar el estudio.
Un año más tarde, nos citaron a declarar como peritos en el caso. La acción que nos ha motivado para escribir este artículo no es otra que la satisfacción que obtuvimos al leer la sentencia y comprobar que el informe pericial que emitimos es prácticamente la totalidad de la argumentación para considerar la sentencia final, teniendo en cuenta cada análisis seguido y concluido, como siempre, de manera científica.
No existe para nosotros mayor argumento y satisfacción a nivel profesional que comprobar que realmente esta especialidad es tenida muy en cuenta, que realmente hemos conseguido que un hecho social como el Uso de la Fuerza sea tratado como un hecho empírico hasta otorgar una capacidad forense y criminalística a su análisis sin caer en suposiciones argumentales personales y conclusiones subjetivas.
Es por ello que escribimos este artículo. Primero para hacer constar a los profesionales y sobre todo a nuestros clientes y futuros clientes sobre la importancia de aportar pruebas forenses científicas y que existen profesionales a los que acudir, y en segundo lugar, para demostrar que lejos de las críticas recibidas, el Uso de la Fuerza puede y debe ser analizado desde un punto de vista totalmente objetivo y científico.
Gabinete de Investigación Pericial y Forense
Anuncios