RENTA // ELIMINACION EN RENTA DE LOS GASTOS DE LAS PRIMAS DE SEGUROS ARAGÓN

 

Artículo de: MARTÍN ARIZA ASESORES, graduados sociales y auditores socio-laborales de Zaragoza, incluidos en el Buscador Profesional Thesauro y en la Guía Española de la Abogacía y Periciales

RENTA // ELIMINACIÓN EN RENTA DE LOS GASTOS DE LAS PRIMAS DE SEGUROS ARAGON

Para este año 2016 la Ley 10/2015, de 28 de diciembre, de medidas para el mantenimiento de los servicios públicos en la Comunidad Autónoma de Aragón, deja sin contenido el artículo que regulaba la “deducción de la cuota íntegra autonómica por gastos en primas individuales de seguros de  salud” en Aragón.
Así, durante los años 2014 y 2015 ha estado vigente dicha deducción, pero para la renta del año 2016 que se realizará en el 2017 ya no será aplicable.
Dicho beneficio, en vigor hasta 2015, consistía en que los contribuyentes podían deducirse de la cuota íntegra autonómica (Aragón) del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (RENTA) el 10% de los gastos satisfechos en el ejercicio correspondiente en primas de seguros individuales de salud que tuvieran carácter voluntario, y cuyo beneficiario  fueran el propio contribuyente, el cónyuge o los hijos por los que se pudiera aplicar el mínimo por descendientes establecido en la ley.
En cuanto a las limitaciones para poder aplicar tal deducción contamos con que la suma de la base imponible general y del ahorro no superara los 50.000 euros en declaración conjunta y 30.000 euros en declaración individual. Quedando excluidos los gastos satisfechos por primas de seguros de asistencia dental.
Sí dos personas hubieran tenido derecho a la deducción por los gastos derivados de primas de seguros de salud de sus hijos, importe de la deducción se tenía que dividir por partes iguales.

EL IBI EN LOS ARRENDAMIENTOS , HACIENDA PIDE QUE SEA BASE IMPONIBLE

Fuente: MARTÍN ARIZA ASESORES 

Profesionales incluidos en el BUSCADOR PROFESIONAL THESAURO 

https://www2.agenciatributaria.gob.es/ES13/S/IAFRIAFRC12F?TIPO=R&CODIGO=0126003

NUM-CONSULTA V0114-14
ORGANO SG de Impuestos sobre las Personas Jurídicas
FECHA-SALIDA 20/01/2014
NORMATIVA RIS RD 1777/2004 arts. 58, 62-1
TRLIS RDLeg 4/2004 art. 140
DESCRIPCION-HECHOS La entidad consultante es arrendataria de bienes inmuebles. La factura de arrendamiento, aparte del precio del alquiler, puede contener otros gastos como basuras, comunidad de propietarios, impuestos como el IBI, etc.
CUESTION-PLANTEADA Si los gastos mencionados (basuras, comunidad de propietarios, IBI, etc.) forman parte de la base de retención a cuenta del impuesto personal del arrendador junto con el precio del alquiler.
CONTESTACION-COMPLETA El artículo 140 del texto refundido de la Ley del Impuesto sobre Sociedades (TRLIS), aprobado por el Real Decreto Legislativo 4/2004, de 5 de marzo, establece la obligación de las entidades que satisfagan o abonen rentas sujetas al Impuesto de practicar la retención o efectuar ingreso a cuenta de la cantidad que se determine reglamentariamente, así como de ingresar su importe en el Tesoro, en los casos y formas que se establezca.

El ámbito de las rentas sujetas a retención ha sido concretado en el Reglamento del Impuesto sobre Sociedades (RIS), aprobado por el Real Decreto 1777/2004, de 30 de julio, en su artículo 58, que extiende la obligación de practicar retención a las rentas procedentes de arrendamientos de bienes inmuebles urbanos.

En cuanto a la base para calcular el importe de la retención, el apartado 1 del artículo 62 del RIS establece:

“1. Con carácter general, constituirá la base para el cálculo de la obligación de retener la contraprestación íntegra exigible o satisfecha.”

La normativa del Impuesto sobre Sociedades no determina de forma expresa si la base de la retención debe incluir los gastos asociados al alquiler (basuras, comunidad de propietarios, IBI…).

No obstante, en el ámbito del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas, al definir la base de retención, se refiere a la “cuantía total”, y de forma más concreta, en materia de arrendamientos, el artículo 100 del Reglamento del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (RIS), aprobado por Real Decreto 439/2007, de 30 de marzo, dispone que la retención se practicará “(…) sobre todos los conceptos que se satisfagan al arrendador, excluido el Impuesto sobre el Valor Añadido. (…)”

Por tanto, en los casos de arrendamientos de inmuebles, se debe entender por contraprestación íntegra el importe de la renta devengada así como los gastos que el arrendador repercuta al arrendatario, tales como los gastos de basura, comunidad de propietarios o IBI.

Lo que comunico a Vd. con efectos vinculantes, conforme a lo dispuesto en el apartado 1 del artículo 89 de la Ley 58/2003, de 17 de diciembre, General Tributaria.

La reforma del IRPF supondrá un hachazo a la venta de viviendas

elperiodico.com, Rosa María Sánchez, 06 de julio –

 

El anteproyecto de reforma del impuesto sobre la renta que ha elaborado el Gobierno incluye un cambio en la tributación de las plusvalías que en la práctica supondrá un endurecimiento radical de la fiscalidad para quien venda un inmueble, más grave cuanto más antiguo sea este.

El endurecimiento, que puede suponer pagar en el IRPF varios miles de euros más que ahora, no afectará sin embargo a la vivienda habitual. En este caso, la ganancia obtenida seguirá exenta de tributación siempre que se reinvierta en la nueva residencia habitual del contribuyente.

CORRECCIÓN DE LA INFLACIÓN / Plusvalía es la ganancia patrimonial que obtiene un contribuyente al vender inmuebles, activos financieros (acciones, fondos de pensiones, etcétera) u otro tipo de bienes (como obras de arte). La plusvalía es la diferencia entre el precio de venta y el de compra, actualizado en función de la inflación acumulada desde su adquisición en el caso de inmuebles.

Precisamente, esta actualización del valor de compra desaparece en la reforma del ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro.

Con la ley aún en vigor, el precio de adquisición de una vivienda comprada en el año 2000 por 150.000 euros se elevaría ahora a 188.400 euros a efectos del IRPF tras tener en cuenta el efecto de la inflación. Así, si esa vivienda se vende en el 2014 por 200.000 euros, habría que tributar por la diferencia entre estos 200.000 euros y 188.400. Es decir, habría que tributar por 11.600 euros.

Si, como sucede con la reforma prevista por el Gobierno, desaparece la corrección de la inflación (que se realiza a partir de unos coeficientes que fija la ley de presupuestos del Estado), habría que tributar por la diferencia entre el precio de venta (200.000) y el de compra (150.000), es decir, por 50.000 euros.

La diferencia entre tributar por 11.600 euros (en el 2014) o hacerlo por 50.000 (en el 2015) es enorme.

Si ese inmueble se vende antes del 31 de diciembre, el contribuyente tendrá que pagar 2.660 euros en el IRPF. Si se vende a partir del 1 de enero, pagará 10.880 euros. Es decir, 8.220 euros más, a pesar de que la tarifa del impuesto será menor, según cálculos del Registro de Economistas Asesores Fiscales (REAF).

COEFICIENTES DE ABATIMIENTO / Pero la reforma del Gobierno no solo acaba con la corrección de la inflación. Además pone fin a otros coeficientes reductores de la plusvalía que benefician solo a los propietarios de inmuebles (acciones y otro tipo de bienes) adquiridos antes de 1994.

Son los llamados coeficientes de abatimiento. Hasta la reforma fiscal de 1996, la plusvalía generada por la venta de un inmueble se reducía el 11,1 % por cada año que excedía de dos. Así, al cabo de 11 años dejaba de tributar.

A partir de la reforma fiscal del Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero, desaparecieron estos coeficientes de abatimiento, pero se respetó el derecho adquirido hasta entonces para bienes previos a 1994. El año próximo desaparecerán en su totalidad y eso hace que la venta de estos inmuebles resulte doblemente perjudicada por la reforma fiscal que entrará en vigor el 1 de enero.

Como consecuencia de esta reforma, un inmueble adquirido en 1980 por 9.000 euros que se venda el año próximo por 245.000 euros tendrá que tributar por toda la plusvalía (los 236.000 que resultan de restar al precio de venta el de adquisición) y pagará un total de 55.520 euros.

Pero si ese inmueble se vende en lo que queda del 2014 tendrá que tributar por una plusvalía muy inferior, de 59.551 euros (después de haber aplicado los coeficientes de abatimiento hasta 1996 y la corrección de la inflación), de modo que solo tendrá que pagar 15.359 euros en impuestos por la operación.

Los 40.161 euros de diferencia de este ejemplo aconsejan a quien esté pensando en vender un inmueble planificar muy bien la operación.

ALGUNOS GANAN / Hay casos, no obstante, en que la reforma fiscal podrá beneficiar al contribuyente. Si la vivienda se adquirió hace muy pocos años y apenas se ha acumulado inflación, el contribuyente no sufrirá por la desaparición de este factor corrector y sin embargo sí se beneficiará de la menor tarifa del impuesto, aunque por una cantidad menor.

Así, una vivienda adquirida en el 2010 por 150.000 euros que se venda por 200.000 tendrá que pagar 11.135,70 euros con el actual IRPF si la operación se hace antes del 31 de diciembre, pero tributará 10.880 euros si se ejecuta a partir de enero, con un ahorro de 255,70 euros.

 

Buscador profesional  www.thesauro.com , abogados, peritos, procuradores, medicos, arquitectos, ingenieros…. profesionales en toda España.

 

Artículo incluido en el boletín de habitaclia.com

Resumen de los tipos de retención del IRPF 2014

 

Como todos los años en la Ley de presupuestos generales del Estado para 2014, publicada en el BOE el pasado mes de Diciembre se establecen los distintos tipos de retenciones a practicar para pagar a cuenta del IRPF.

En este caso hemos elaborado esta tabla a modo de resumen con los distintos porcentajes de retención para éste ejercicio 2014.Es importante tener en cuenta que, por ejemplo, si bien estaba previsto que para actividades profesionales o por el alquiler de inmuebles estaba previsto que bajara al 19% pero se mantendrá en el 21 % hasta que el Gobierno decida devolverlo a como estaba en 2011.

El cuadro resumen de tipos de retención para 2014 es el siguiente:

TABLA DE RETENCIONES DEL IRPF 2014
RENDIMIENTOS DE ACTIVIDADES ECONÓMICAS
Profesionales y autónomos en general 21%
Profesionales y autónomoslos 3 primeros ejercicios de actividad 9%
Actividades agrícolas y ganaderas 2%
Actividades forestales 2%
Estimación objetiva (Módulos) 1%
RENDIMIENTOS DEL TRABAJO
Trabajadores por cuenta ajena En función de las circunstancias personales
Administradores, consejeros y asistencia a juntas 42%
Cursos, conferencias, seminarios, cesión de derechos y otros análogos 21%
RENDIMIENTOS DE CAPITAL MOBILIARIO
Intereses, dividendos y otros 21%
RENDIMIENTOS DE CAPITAL INMOBILIARIO
Arrendamiento de inmuebles 21%
Explotación de derechos de imagen 21%
PÉRDIDAS Y GANANCIAS PATRIMONIALES
Fondos de inversión. 21%
Sorteos, premios, etc. 21%

 

Artículo de: MARTÍN ARIZA ASESORES

http://www.auditoriasocio-laboral.es/

Profesionales incluidos en el buscador profesional http://www.thesauro.com

Caso Real: “Cómo superé la bulimia”

Artículo de:  Carmen Tito

profesional del gabinete Graphopsyche incluido en la Guía Española de la Abogacía y Periciales y en el buscador profesional http://www.thesauro.com

Hoy vamos a hablar de un trastorno alimenticio que va en aumento, como es la bulimia. Se estima que el 2% de la población en España padece algún trastorno de la alimentación (como bulimia, anorexia, obesidad) pero las cifras son pequeñas si pensamos que hay muchas personas que no están siguiendo tratamiento, por lo que estas cifras bien podrían ser bastante mayores.

El caso que hoy relatamos es de una mujer de 35 años que, debido a problemas emocionales, entró en esta autodestructiva enfermedad. Nos lo va a contar ella misma.

“Mi problema con la comida empezó hace tres años, después de un divorcio muy traumático. Yo siempre he sido de constitución delgada y el hambre que intentaba aplacar con mis “atracones” no era por la comida, era por la falta de afecto y de la incomprensión que yo viví, incluso por parte de mi familia más cercana. Sintiendo lleno el estómago me encontraba mejor, porque me concentraba en saciar mi hambre con cualquier cosa, sobretodo con cosas dulces que era lo que le faltaba a mi vida, un poco de dulzura. Mi problema aumentó cuando dejó de valerme toda mi ropa y tuve que empezar a comprarme tallas que hasta ese momento no había usado. Llegué a usar una talla 52”.

“Hasta ahora sólo me había ocupado de comer cada vez más, pero a la vez que mi talla y mi culpabilidad aumentaban, empezó a entrar en mi vida el vómito como forma de paliar la cantidad de comida que “tragaba” sin saborear siquiera. A continuación de un atracón de comida me iba al aseo y vomitaba todo lo que había comido. Al principio me costaba forzar el vómito pero luego aprendí con maestría a tocarme con el dedo índice la campanilla de la garganta, y en unos segundos veía aparecer todo lo que acababa de comer sin tener que hacer ningún esfuerzo. El paso siguiente era comer otra vez y el ritual volvía a comenzar”.

“El peligro para mí eran los fines de semana, ya que trabajaba entre semana y estaba entretenida, pero al llegar el viernes todo volvía a empezar. En aquella época prácticamente sólo salía para trabajar, en cuanto tenía libre me encerraba en casa y no volvía a salir porque me daba vergüenza que nadie viera las atrocidades que hacía con la comida y mis posteriores visitas al baño.

Recuerdo como los viernes hacía mi compra, que se componía de cosas como botellas de coca cola de 2 litros y un surtido de patatas fritas, cortezas, aceitunas, pepinillos, toreras, almendras, avellanas, pastelitos, tartas de manzana, bizcochos, gusanitos, palomitas, chuches de los niños, etc, etc, etc. En fin, todo lo que no fuera natural y estuviera sobrecargado de azúcar, vinagre y sal me servía; justamente los ingredientes de los que yo estaba sobrada o escaseaban en mi vida”.

“Un día me asusté bastante. En el trascurso de una tarde de sábado y en unas 3 horas vomité 3 veces y mi estómago ya no me admitía comer más. Encima todavía quedaba ante mí todo el domingo encerrada en casa y con la despensa y el frigorífico llenos a reventar de comida”.

“Dí un puñetazo encima de la mesa de la cocina y me dije ¡BASTA YA! Cogí todas esas porquerías que había estado tomando durante tanto tiempo, las metí en dos bolsas de basura y las tiré en el contenedor. Después me fui a ver a mi madre. Tenía que pedirle algunas explicaciones, tenía que decirle que su papel de madre había sido bastante deficiente, que gran parte de mi problema era el escaso apoyo que había visto por parte de ella, tenía que decirle que estaba equivocada por toda la culpabilidad que me había hecho sentir, que yo no era la culpable de lo que había pasado, que yo era… ¡LA VICTIMA!

“Después de hablar con ella, empecé a buscar ayuda psicológica. No necesitaba hacer dieta para adelgazar, no necesitaba fármacos que me quitaran el hambre de manera artificial, lo que necesitaba era que arreglaran mi mente y yo sola seguro que tardaría mucho en conseguirlo. Buscar ayuda especializada fue lo mejor que pude hacer, fue la mejor inversión de mi vida. A los tres meses ya había recuperado mi talla anterior, la que a mi me gusta, la 42, mi problema con la bulimia había terminado.

 

Carmen Tito

 

* Este artículo forma parte de nuestra Revista digital de Psicología y Grafología nº7.

He recibido una herencia: ¿tengo que tributar en la declaración de la renta?

Artículo facilitado por: MARTÍN ARÍZA ASESORES

http://www.auditoriasocio-laboral.es/

https://i0.wp.com/img.tecnologiapyme.com/2014/04/renta2013.jpg

 

Renta 2013: He recibido una herencia: ¿tengo que tributar en la declaración de la renta?

–  El impuesto específico para gravar las herencias es el impuesto de sucesiones. No obstante, en la declaración de la renta hay que tributar por los rendimientos que esos bienes hayan generado, sean bienes inmuebles, dinero en efectivo o acciones.
Si usted ha recibido una herencia recientemente, quizá necesite ponerse al día sobre las obligaciones que este “regalo” trae aparejadas con la Agencia Tributaria.
Además de pagar el impuesto de sucesiones (el plazo es de seis meses), debe tener en mente la herencia a la hora de hacer su declaración de la renta, llegada esta época del año.
En principio, los bienes heredados no tributan en la declaración de la renta, porque forman parte del patrimonio del contribuyente. Lo que sí tributan son las rentas generadas por esos bienes o efectivo.
Por ejemplo, si le legaron un depósito bancario, deberá tributar por los intereses que haya producido desde la fecha del fallecimiento.
Su tratamiento es el de capital mobiliario, que tributa en una escala de entre el 21% y el 27% (de 0 a 6.000 euros, 21%; de 6.000 a 240.000 euros, 25%; y de 240.000 en adelante, 27%). En el caso de los dividendos de las acciones “ocurre exactamente igual, con la particularidad de que están exentos los primeros 1.500 euros de dividendo”, recuerda Luis del Amo, secretario técnico del Registro de Economistas Asesores Fiscales (REAF).
Otro de los bienes más frecuentes que se suelen legar son los inmuebles. Si usted ha alquilado el inmueble que recibió en herencia, deberá tributar por las rentas que ha percibido del alquiler, si bien hay una serie de gastos relacionados con el mantenimiento de la vivienda que se puede deducir, y también puede aplicar reducciones de los ingresos totales por el arrendamiento, que variarán en función de la edad que tenga su inquilino (más información en este artículo).
Si usted no ha alquilado el inmueble, deberá tributar por él dentro de la imputación de rentas inmobiliarias. ¿Pero qué son los regímenes de imputaciones de rentas? Desde Afi explican que “las imputaciones de renta constituyen el último componente de la renta del contribuyente junto a los rendimientos (del trabajo, del capital y de actividades económicas) y las ganancias y pérdidas patrimoniales”.
“Las imputaciones de renta constituyen un régimen especial de tributación cuya finalidad última consiste en lograr la plena identificación entre la base imponible y la capacidad económica del contribuyente, asegurando con ello la máxima eficacia en la aplicación de la progresividad del impuesto”, explican en un informe. 

En ese sentido, los herederos deberán tributar entre el 1,1% y el 2% del valor catastral del inmueble (en función de si se revisó el catastro a partir del 1 de enero de 1994).
(Noticia extraída de ABC)

PUNTOS CLAVES: Declaración de RENTA 2013

 

PLAZOS:

 A partir del 1 de abril y hasta el 30 junio se puede solicitar el BORRADOR. Para obtenerlo se entra en la http://www.agenciatributaria.es teniendo a mano Declaración Renta 2012, importe casilla 620, nº de cuenta bancaria, nº de móvil, …

 PARA PRESENTAR DECLARACIÓN desde el 23 de abril si se hace telematicamente o desde el 5 de mayo para el resto de formas de presentación y hasta el 30 de junio. Si el resultado es a ingresar y se desea domiciliar por el banco dicho pago, el plazo finaliza el 25 de junio aunque lo carguen en el banco el 30 de junio.

NOVEDADES A DESTACAR EN EL AÑO 2013:

1/ Desaparece la posibilidad de hacer la Declaración en papel impreso ( o sea realizada a mano por los modelos que nos vendían en la Agencia Tributaria ), así sólo serán válidas las realizadas con el Programa PADRE, con el PIN 24H, Certificado Electrónico,…

2/ Desaparece la exención total por premios: de Lotería, Cruz Roja Española, ONCE, …

3/ Se suprime la deducción por inversión en vivienda habitual, y se establece un régimen transitorio para los que se acogieron a esta deducción.

4/ No están obligados a presentar Declaración Renta 2013, los que hayan obtenido exclusivamente por rendimientos de trabajo un importe no superior a 22.000,00 euros, de un solo pagador.
Se deben consultar otros supuestos – en este mismo caso – cuando hay más de un pagador, mínimos por capital mobiliario, ganancias patrimoniales ( venta vivienda habitual, dación en pago,…), etc.

INGRESOS QUE NO TRIBUTAN EN RENTA 2013:

No es una lista cerrada pues existen otros, pero además hay que declararlos aunque no tributen:

A/ Indemnizaciones por despido. Cuando son las establecidas por el Estatuto de los trabajadores, también en caso de ERE, despidos por causas económicas. En caso de despido improcedente es necesario acreditar la sentencia que lo ampare.
No estarían incluidas indemnizaciones por despido cuyos importes se basen en un Convenio Colectivo ó pacto empresa/trabajador.

B/ Capitalización de paro. Si se recibe la prestación de desempleo en un PAGO ÚNICO PARA EMPRENDER UN NEGOCIO. Pero hay que mantener dicho negocio o actividad un mínimo de 5 años, en caso contrario habría que reintegrar lo no tributado en su momento.

C/ Ciertas prestaciones de la Seguridad Social, como las derivadas por Incapacidad Permanente Absoluta,…

D/ Rendimientos de trabajos realizados en el extranjero, hasta un límite anual de 60.100,00 euros, en empresa no residente en España y se esté fuera más de 183 días al año.

E/ Cantidades cobradas para formación en nuevas tecnologías,…

Sólo hemos analizado unos puntos clave, le aconsejamos que consulte con su Asesor Fiscal, Economista, Abogado especializado en Fiscalidad, … para conocer perfectamente sus derechos y obligaciones en Renta 2013.

Además dispone de la http://www.agenciatributaria.es y del Teléfono 901 33 55 33. También puede serle necesario CITA PREVIA ( a partir del 12 de mayo ) pidiendo cita por la web anterior o en el número de teléfono 901 22 33 44.

JUAN FERNANDEZ OLMO
Bufete Ignacio Fernández

www.tasacionesmalaga.net

Bufete integrado en la Guía Española de la Abogacía y Periciales y en el buscador http://www.thesauro.com

Renta 2013: Los ingresos que no tributan en el IRPF

 

Artículo de : MARTÍN ARIZA ASESORES

http://www.auditoriasocio-laboral.es/

 –  Hay percepciones exentas como algunas indemnizaciones por despido o la prestación del paro destinada a emprender un negocio, entre otras.

Existen percepciones monetarias que están exentasen el IRPF. Hay percepciones exentas como algunas indemnizaciones por despido o la prestación del paro destinada a emprender un negocio, entre otras. Sin embargo, hay que tener en cuenta que muchas de estos ingresos han de ser declarados aunque no tributen. Los economistas de REAF analizan en su XXV informe sobre la declaración de la Renta 2013 cuáles son estos ingresos:

Indemnizaciones por despido o cese: en este caso quedan exentas las cuantías establecidas como obligatorias en el Estatuto de los Trabajadores. Sí habrá que tributar por los importes percibidos por convenio o pacto entre las partes. En el caso de un ERE, despido colectivo, o individual por causas económicas, la indemnización también se encuentra exenta.

En el caso de los despidos improcedentes, para que las cantidades abonadas queden exentas es necesario que un tribunal dictamine la declaración de improcedencia.

-Capitalización del paro: si se recibe la prestación por desempleo en un pago único para emprender un negocio, esta cantidad estará exenta siempre y cuando se mantenga la actividad durante cinco años.

-Hay prestaciones de la Seguridad Social o de entidades que no tributan a Hacienda como las reconocidas por incapacidad permanente absoluta, las otorgadas a los autónomos por las mutualidades de previsión social o las prestaciones públicas por acoger a discapcitados. Habría que aclarar aquí que las prestaciones de maternidad y paternidad no están exentas de IRPF.

-Los trabajos realizados en el extranjero quedan fuera de la declaración hasta un límite anual de 60.100 euros siempre y cuando se realicen en una empresa no residente en España y el contribuyente esté fuera más de 183 días del año. Hay que puntualizar que las dietas recibidas por trabajos en el extranjero no están exentas.

-Están exentas también las ganancias por la transmisión de inmuebles urbanos adquiridos entre el 12 de mayo y el 31 de diciembre de 2012. Tampoco tributan las ganancias producidas por la transmisión de la vivienda habitual y por dación en pago.

-Retribuciones en especie: No pagan IRPF las acciones entregadas por una empresa o a precio rebajado, las cantidades dedicadas para la formación por exigencia del trabajo, el comedor de empresa o los vales para el restaurante, el servicio de guardería, las primas de seguro de enfermedad del trabajador con un máximo de 500 euros anuales por persona ni tampoco el abono de transporte.