¿Tiene un canal de Chat la misma validez que un correo electrónico?

Entre tantos tipos de canales para enviar mensajes, incluso conversaciones escritas por canal de Chat como “Google Talk” o “Hangout”  es difícil saber si tiene la misma validez que un correo electrónico o que un “Whatsapp”. 

Hace tiempo me llegó un caso en el que una transacción de negocios quedaba modificada por una conversación escrita a través de un canal de Chat. ¿Es válida la prueba?, ¿se puede verificar su autenticidad?, ¿se puede extraer el original?

La clave para poder decir que se trata de una prueba sólida y verificable se basa en poder verificar que la conversación, es decir el chat como “Google Talk” o “Hangout” una vez escrita queda fuera del alcance del emisor del texto y desde luego que es accesible por el perito a nivel de lectura.
Como escribí en un artículo anterior un Whatsapp no es una prueba consistente ya que es manipulable con facilidad por el mismo receptor del mensaje, el caso de un Chat no, porque no se puede editar el contenido ya escrito y enviado.
Si la conversación abarca muchos días, semanas, meses, incluso años, lo difícil para el perito es extraer la prueba y formatearla para su mejor lectura. La presentación de la prueba es crucial en este caso, ya que el modelo de presentación para más de un par de páginas debe distinguir entre los interlocutores incluir las fecha y horas. Ese debe ser precisamente nuestro mejor logro, la presentación de la prueba de la forma más clara y sencilla posible.
Javier Llorente Muñoz
Ing. Sup. Telecomunicación por la UPM
Col. 2868
Perito Judicial miembro de,
la APAJCV y de la la APAJCM
Profesional incluido en el Buscador Profesional Thesauro 
Anuncios

¿Cómo evitar ser víctima de un delito informático?

Profesionales incluidos en el buscador profesional http://www.thesauro.com
Internet y las redes sociales forman cada vez con mayor frecuencia parte de la vida de los ciudadanos, como también es más habitual que se realicen con mayor frecuencia hechos de carácter delictivo.
Para proteger nuestros datos y evitar ser víctimas de un caso de delito informático es necesario llevar a cabo ciertas acciones:
-Controlar el uso de cámaras Web, tapándola y evitando que los menores las utilicen de forma arbitraria.
-Llevar a cabo la instalación de un software anti-spyware, para evitar que se introduzcan en su equipo programas espías que puedan obtener sus documentos privados o datos personales.
-Instalar un cortafuegos también será de gran utilidad ya que evitará que nos introduzcamos en alguna página Web maliciosa.
-Restringir el uso de redes sociales a los menores a partir de ciertas horas determinadas así como las páginas Web de contenido sexual o lúdico.
-No facilitar en ningún caso, y bajo ningún pretexto, nuestros datos personales. Desde el domicilio hasta los datos de nuestro Documento Nacional de Identidad o tarjetas de crédito.
-Actualice regularmente su sistema ya que si se presentan fallos, por pequeños que sean, en su sistema operativo los delincuentes informáticos podrían introducirse en sus redes y programas.

Perito Informático Forense, una de las profesiones con más salidas

Fuente : eleconomista.es

policia_coche.JPG

 

La ciberseguridad se estudia en la Universidad. La Cátedra UDIMA – ANTPJI pone en marcha el Curso Básico de Perito Judicial Informático.

Se acerca septiembre y con él la temida decisión de qué carrera elegir para estudiar, qué especialización… En un contexto en el que más del 50 por ciento de los jóvenes no tienen un empleo, la gran inversión (en tiempo, esfuerzo y dinero) que supone elegir unos estudios superiores requiere una buena dosis de reflexión y análisis. Para el presidente de la Asociación Nacional de Tasadores y Peritos Judiciales Informáticos, Ángel Bahamontes, esta elección se debe hacer, en primer lugar, conforme a las convicciones personales de cada uno. “Es muy importante que estudies algo que te guste porque de esta manera será más fácil alcanzar el éxito. Si tenemos en cuenta el caso de nuestros Peritos Judiciales Informáticos, la gran mayoría de ellos coinciden en que esta rama la tenían primero como un hobby, que se ha convertido en una actividad que ahora les renta beneficios”. Sin embargo, para Bahamontes también es necesario atender a las necesidades del mercado que, según los cálculos de la Asociación, demandará una cifra de 10.000 expertos en Informática Forense en los próximos años, tanto en empresas como en el sector jurídico en España, debido al aumento de delitos cibernéticos.

En este contexto, la Cátedra UDIMA- ANTPJI ha puesto en marcha el Curso básico de Perito Judicial Informático, que tendrá lugar durante este mes de septiembre en el CEF -Centro de Estudios Financieros-. El Curso tiene una duración de 50 horas y es de modalidad presencial y online, impartido por reputados especialistas de la Informática Forense.

Un Perito Informático Forense es un profesional con conocimientos, habilidades y experiencia que se necesitan para ayudar en los juicios y los tribunales a esclarecer delitos cibernéticos. Los ordenadores, teléfonos inteligentes, tablets, Internet… almacenan todos los datos que se realizan, y un perito informático tiene que ser capaz de extraer las evidencias electrónicas irrefutables que sean esenciales para resolver cualquier conflicto. En muchas ocasiones, son los encargados de encontrar las pruebas de los delitos. Pero además de la rama judicial, también pueden trabajar para las grandes empresas con el objetivo de evitar espionajes, fraudes, robos de información, manipulación de datos y programas, etc., que pueden ocasionar grandes pérdidas a las compañías.

Aunque no existe una carrera de este perfil, sí hay varias posibilidades de especializarse. En este sentido, a juicio de Bahamontes, la elección de la especialidad a través de Masteres, Postgrados o Cursos de Expertos será la clave que permita diferenciar a un profesional de otro. “Muchas veces tendemos a elegir especialidades que vienen a ser una repetición de lo que estudiamos en el Grado. Por este motivo, se debe prestar especial atención al contenido de la formación y comprobar que aporta suficientes conocimientos nuevos para poder dedicarte a ello”.

En el caso del Curso básico de Perito Informático Forense de la Cátedra UDIMA – ANTPJI, algunos de los temas que se imparten son: cómo extraer y recuperar datos y evidencias electrónicas, cómo actuar y recuperar los datos perdidos, la cadena de custodia, cibercrimen, ciberataques, ciberarmas y ciberdefensa, laboratorio tecnológico forense y aplicaciones, Pentest, herramientas y programas forenses, redacción de un informe pericial, estructura y protocolo, aspectos clave de la defensa de la pericial en sala judicial, etc.

El Perito Judicial Informático debe contar con una formación universitaria que tenga un perfil técnico y tecnológico. Además, es necesario poseer conocimientos legales en Derecho Procesal Civil, Penal, Administrativo y Laboral. Es por eso que los Grados en Derecho, Relaciones Laborales, Sociología, Ingeniería Informática, Ingeniería de Sistemas de Telecomunicaciones, etc., son los más indicados antes de realizar esta especialización.

Pero además de las aptitudes técnicas y científicas, es necesario que este perfil cuente con una buena habilidad en comunicación. En la mayoría de los casos, el Perito Judicial Informático trabaja con personas que no entienden su materia. Por este motivo, es muy útil que se exprese de una forma clara y sencilla para que todo el mundo lo pueda entender. Por tanto, su formación humanística también será un plus.

Qué hacer después de la especialización

Según Ángel Bahamontes, el contacto diario con profesionales del sector, será la primera vía de entrada al mercado laboral para muchos profesionales. “Conoces a gente que ya trabaja en este campo, que pueden necesitar refuerzo para un trabajo determinado o que, incluso, te pueden orientar hacia adónde ir”.

Por otro lado, otra salida laboral, como en el caso de muchos peritos judiciales, es el autoempleo, es decir, “crearte una marca personal que venga avalada por tu credibilidad, profesionalidad y neutralidad a la hora de hacer tu trabajo, que te permita ir asumiendo casos conforme a tu prestigio”, apunta Bahamontes.

Duración y precio de la formación

Bahamontes recuerda: “el número de horas de una formación no significa que esta sea de más calidad. Un curso de 50 horas con los aspectos clave, prácticos y con la información necesaria puede llegar a ser más eficiente que otro de 800 horas en el que sólo se impartan contenidos teóricos y repetidos”.

En cuanto al precio sucede algo parecido: “que un curso sea más caro no significa que vayas a aprender más. Hay que prestar atención a otros elementos, como el prestigio del centro que lo imparte, la trayectoria de los profesionales que lo componen, etc”.

Acerca del Curso básico de Perito Judicial Informático

El objetivo del curso es formar en el área de la Informática Forense y Pericial Judicial a expertos en Seguridad lógica y física mediante divulgación de contenidos y experiencias, abordándose las diferentes tecnologías y metodología existentes para aprender a elaborar un informe o dictamen pericial bajo la normativa y legislación vigente.

Su duración es de 50 horas y cuenta con 2 créditos ECTS. Consta de una Máster Clases de 15 horas y un practicum de 35 horas que se desarrollarán en el aula virtual de la Universidad, siendo su evaluación mediante un examen de test, tipo batería y un ejercicio práctico ficticio de realización de una pericial tecnológica (Informática, telemática, valoración o tasación) La formación intensiva se impartirá en el salón de actos del Centro de Estudios Financieros, el viernes 27 de septiembre (de 09:00 a 21:00 horas) y sábado 28 de septiembre (de 09:00 a 14:00 horas).

 

Encontrará peritos informáticos de toda España en el buscador profesional http://www.thesauro.com