La Responsabilidad Social Corporativa en empresas del sector legal

Artículo de:

La Responsabilidad Social Corporativa en empresas del sector legal

La Responsabilidad Social Corporativa (RSC) se está convirtiendo en los últimos años en una prioridad en las empresas de todo el mundo y también en las españolas.

La RSC es un concepto que nació en Estados Unidos en los años 50 del siglo pasado y en la actualidad se refiere al conjunto de operaciones y compromisos legales y éticos, tanto nacionales como internacionales, que se derivan de los impactos de las actividades que las organizaciones producen en el ámbito social, laboral, medioambiental y de los derechos humanos.

La Unión Europa ha contribuido decisivamente a impulsar el concepto de Responsabilidad Social Corporativa en nuestro país. En un principio, la Comisión Europea definía la RSC como “la integración voluntaria, por parte de las empresas, de las preocupaciones sociales y medioambientales en sus operaciones empresariales y sus relaciones con sus interlocutores”. Sin embargo, en su estrategia 2011-2014 en esta materia, la Comisión Europea redefinía la RSC como “la responsabilidad de las empresas según su impacto en la sociedad”, es decir, se dejaba atrás el concepto de la RSC como algo meramente voluntario y se abría con ello la puerta a su regulación.

El impulso legal en España de la Responsabilidad Social Corporativa (RSC)

A nivel legislativo, la Unión Europea ha sido clave para la regulación de la RSC en España. La importancia de los aspectos sociales, educativos, laborales y medioambientales en las empresas sobre los criterios puramente económicos, cobrará en 2018 un nuevo impulso en nuestro país, tras la aprobación, a finales del año pasado, de dos nuevas leyes, ambas como transposición a nuestro ordenamiento jurídico de diferentes disposiciones y directivas comunitarias: la nueva Ley de Contratos del Sector Público (Ley 9/2017, de 8 de noviembre), que entra en vigor este viernes 9 de marzo, y el decreto ley en materia de información no financiera y diversidad (Real Decreto-ley 18/2017, de 24 de noviembre).

La primera ley obliga a las empresas licitadoras a cumplir requisitos concretos sobre igualdad de género, condiciones laborales justas, consumo de comercio justo o eficiencia energética. La segunda, que de momento afectará únicamente a las grandes empresas y grupos empresariales de más de 500 trabajadores, tiene como objetivo aumentar la información no financiera del informe de gestión que acompaña a las cuentas anuales en lo relativo a cuestiones sociales, medioambientales, recursos humanos, respeto a los derechos humanos y lucha contra la corrupción.

Las empresas del sector legal potencian su Responsabilidad Social Corporativa (RSC)

Como en cualquier sector de actividad económico, también las empresas españolas del sector legal están centrando más esfuerzos y estrategias en potenciar su Responsabilidad Social Corporativa.

Despachos de abogados y Procuradores impulsan cada vez más este aspecto en sus estrategias empresariales. En este sentido, es reseñable que el último Ranking Merco de Responsabilidad y Gobierno Corporativo 2017, en el que ofrecen una clasificación de las 100 empresas más avanzadas en esta materia, aparece ya una firma de abogados.

Es posible que el ámbito de la RSC donde los despachos han desarrollado más este tipo de acciones ha sido a través del Pro-bono, es decir, el asesoramiento legal de forma gratuita y altruista, pero sin duda no es el único.

Iniciativas como el Comité de Responsabilidad Social Corporativa del Consejo de la Abogacía Europea (CCBE) o el Centro de Responsabilidad Social de la Abogacía Madrileña (CRSAM) del Colegio de Abogados de Madrid, es un ejemplo del impulso que está tomando la RSC en la abogacía a través de grupos de trabajo para acercar las oportunidades que ésta representa y las tendencias en esta materia a los profesionales de la abogacía.

Por otro lado, la aplicación de normas dentro de despachos de abogados y procuradores que certifiquen la calidad de servicio, medioambiental o de Responsabilidad Social Corporativa, como la ISO 9000, la norma de Gestión Ambiental ISO 14001, la de Seguridad y Salud en el Trabajo OHSAS 18001 o la norma IQNet SR10 de Gestión de la Responsabilidad Social, seguramente se generalizarán próximamente en nuestro sector, al igual que en muchos otros.

Bartolomé Procuradores , están incluidos en el Buscador Judicial Thesauro, como procuradores en todos los partidos judiciales de Madrid

Anuncios

Nace ODS el compromiso de ‘El Independiente’ con la sostenibilidad y el desarrollo

Objetivos Desarrollo Sostenible

FUENTE: El Independiente

casimiro_illana

Casimiro García-Abadillo y José Illana

El punto de partida de este nueva sección son los  17 Objetivos de Desarrollo Sostenible establecidos por Naciones Unidas con el horizonte temporal de 2030 –lucha contra el cambio climático, igualdad de género, fin de la pobreza, etcétera-. La intención de fondo es descender de los propósitos generales a los particulares. Bajar a la calle y contar historias ejemplares de ciudadanos y empresas que han decidido cambiar las cosas desde su ámbito concreto de trabajo. En suma, trasladar la idea de que todos y cada uno de nosotros podemos aportar nuestro grano de arena en este reto mundial –y urgente- que nos afecta a todos.

El director de El Independiente, Casimiro García-Abadillo, y el fundador de la agencia Quiero, José Illana, explican en este vídeo la filosofía que rige la nueva sección de contenidos “ODS”, que pretende acercar a los lectores de este diario aquellas iniciativas ciudadanas, empresariales e institucionales que contribuyen con su actividad y sus ideas a preservar la sostenibilidad del planeta.

Aplicando los principios de compromiso, transparencia y veracidad que definen su forma de hacer periodismo, El Independiente se hará eco tanto proyectos de innovación tecnológica orientados a recortar emisiones de C02 como iniciativas de economía colaborativa impulsadas por individuos o colectivos vecinales. Todos tendrán voz en este nuevo espacio informativo. “Queremos transmitir a nuestros lectores que esto es importante, que con esto nos jugamos mucho”, concluye el director y fundador de El Independiente.

 

CONTAMINACIÓN ODORÍFERA. ESTRATEGIAS DE ANÁLISIS DE OLORES

Artículo de: ANTONIO IGLESIAS perito químico ( publicado por la revista digital 100cias@uned de la Universidad de Educación a Distancia (UNED).

http://www.quimicomadrid.es/

Perito químico incluído en el Buscador profesional http://www.thesauro.com y en la Guía Española de la Abogacía y Periciales.

1. INTRODUCCIÓN GENERAL
La protección del Medio Ambiente constituye en la actualidad una de las mayores preocupaciones de los estados con vistas a asegurar la salubridad y la calidad de vida de los ciudadanos. Para ello se ha elaborado en los países desarrollados, desde hace varias décadas, una extensa legislación relativa a la protección de la atmósfera, las aguas y los suelos.
En este artículo se trata sobre un caso particular de contaminación atmosférica cual es la Contaminación odorífera. Se entiende como tal el conjunto de molestiasque produce en la población la presencia de malos oloresen la atmósfera.
La contaminación odorífera constituye una demanda social por las causas de orden psicológico que ocasiona entre la población. Son numerosas las quejas que por este concepto se producen [1].
En el caso de la protección atmosférica –dentro de la que debe inscribirse la contaminación odorífera– en la Comunidad Europea, la Directiva 96/62/CE del Consejo, de 27 de septiembre de 1966, sobre la evaluación y gestión de la calidad del aire ambiente, relaciona en su Anexo I, una larga lista de contaminantes atmosféricos que deben ser tenidos en cuenta por sus efectos nocivos para la salud, pero ninguno de ellos se caracteriza por ser contaminante odorífero. De manera análoga ha venido sucediendo en la legislación española con la Ley 38/1972. Más reciente es la Ley 7/1994 de Protección Ambiental que señala diversos contaminantes atmosféricos, pero ninguno de ellos es contaminante odorífero. Y, la más reciente
aún Ley 34/2007, de 15 de noviembre, de Calidad del Aire y Protección de la atmósfera en España, aunque deroga el antiguo Reglamento de Actividades Molestas Insalubres y Peligrosas (RAMINP), no hace ninguna mención explícita al problema de olores. En estas condiciones este antiguo reglamento se sigue aplicando de hecho en todas aquellas corporaciones que lo habían adoptado en su normativa [2]. Un ejemplo de cómo la demanda social se viene extendiendo más allá de la salud al confort, lo constituye la Ley sobre ruidos y vibraciones pero, llama la atención el hecho de que en España, si bien existe una normativa trazada en el Borrador de Anteproyecto de Ley de la Generalitat de Cataluña [3], ésta no haya sido aún elevada
al rango de Ley.
El olor se define [4] como la propiedad organoléptica perceptible por el órgano olfativo cuando se aspiran determinadas sustancias volátiles. Estas sustancias son las que denominamos moléculas odoríferas. Entendemos por moléculas odoríferas todas aquellas moléculas que son susceptibles de producir un olor fácilmente perceptible por el olfato humano en el medio, olor que puede ser agradable como los diversos perfumes, naturales o sintéticos, o bien desagradable como los olores emitidos por las materias putrefactas. Cada molécula odorífera presenta un olor característico.
Distinguimos entre olores simples y olores compuestos.
Olores simples son aquellos que corresponden a una sola especie molecular. Los compuestos son los que se perciben como consecuencia de la mezcla de más de un olor simple.
Las moléculas odoríferas se caracterizan por su alta volatilidad, por estar formadas por grupos reductores y por poseer una elevada polarizabilidad. Se dividen en tres grupos: grupo del azufre, grupo del nitrógeno y grupo del oxígeno.
Se desprenden especialmente en determinadas explotaciones industriales, agropecuarias, plantas de tratamiento de residuos y estaciones depuradoras de aguas residuales (EDAR). La Tabla 1 [5] muestra las características de los principales compuestos responsables de olores en estas estaciones.
Las moléculas odoríferas se caracterizan por ser reductoras. Se forman en las zonas de las redes de saneamiento pobres en oxígeno. La falta de oxígeno viene propiciada por diseños de la red de saneamiento con codos y conducción en carga. Cuando el potencial redox es de –150 mV comienza a producirse el H2S.

Ver más:

2013-0889_19_VC_Contaminación_odorífera

A %d blogueros les gusta esto: