UNA HISTORIA DE BROOKLYN

“LA VIDA DE UN HOMBRE ES BASTANTE ABURRIDA. YO VIVÍ MUCHAS VIDAS. NUNCA ME ABURRÍ“.

Algunos dicen que fue a medida que avanzaba su carrera delictiva, otros creen que ya lo había pensado previamente. Lo cierto es que aunque no sabemos cuales fueron los inicios de Stanley Clidford Weyman, sí conocemos sus orígenes.

Stanley Jacob Weinberg nació en 1890, en el seno de una familia de clase trabajadora de Brooklyn (Nueva York), que no le pudo pagar los estudios de medicina. Por ello desde muy joven, además de realizar pequeños trabajos, inicio un prometedor periplo profesional como empleado de archivos.

UNA HISTORIA DE BROOKLYN

Pero no tardaría en encontrar su verdadera vocación.

En 1910 tuvo lugar la primera de las estafas documentadas, consistente en la suplantación de un representante del consulado de Marruecos, concretamente diplomático de Port du Aubres. El prestigioso cargo le permitiría dar grandes cenas en los hoteles más lujosos de Nueva York sin pagar un céntimo, hasta que confirmaron la inexistencia de dicha plaza.

Lejos de disuadirle la estancia en el correccional, aquello le pareció un comienzo prometedor, ya que consideró seriamente la posibilidad de labrarse una vida llena de lujos infringiendo la legalidad. Por tanto, una vez en libertad, no dudó en seguir su camino haciéndose pasar por un agregado militar de la embajada Servia, aparte de presentarse también como teniente de la US Navy.

En 1915 se metió en la piel de Ethan Allen Weinberg, militar de alta graduación Rumano encargado de inspeccionar el acorazado SS Wyalloming, atracado en el rio Hudson, tras lo cual organizó un banquete en el hotel Astor para todos los presentes a cuenta del consulado de Rumanía. La publicación del acontecimiento en los periódicos alertó al FBI.

Una de las primeras lecciones que aprendió es que en el “oficio” de la suplantación de identidad, tiene factores que no pueden controlarse, pues en 1917 su delator fue el sastre que le confeccionó el uniforme falso de teniente de la fuerza del aire, al tiempo que nuestro protagonista se hacía pasar por Royal St. Cyr.

Mientras ejercía uno de los pocos profesiones legales que se le conocen, por medio de un anuncio se enteró de la necesidad de un médico por parte de una constructora con el objeto de supervisar unas instalaciones sanitarias ubicadas en Perú. Una vez en Lima, el ficticio doctor se dedicó a derrochar el dinero a crédito en fiestas, mansiones y coches. La ley cayó sobre el cuando rebasó el límite.

En 1921, aprovechando los infructuosos intentos por obtener reconocimiento oficial de la Princesa Fátima de Afganistán, de visita en el pais, el oficial de enlace naval del Departamento de Estado Liaison Officer Rodney Sterling Weyman se ofreció a ayudarla sin reservas.

Haciendo gala de sus dotes de persuasión, Liason consiguió convencer a la Princesa de la necesidad de sobornar algunos funcionarios, consiguiendo la cantidad de 10.000 $. Asombrosamente también logró pactar reuniones con el Secretario de Estado Charles Evans Hughes, y el presidente de los Estados Unidos Warren G Harding. Pero sus errores de protocolo levantarían sospechas.

Stanley Jacob Weinberg con la Princesa Fátima de Afganistán

En su siguiente aventura inauguró un despacho de abogados, que era pujante hasta que el colegio de abogados le investigó, para acabar pidiéndole las credenciales necesarias para ejercer. Un caso similar al de la consulta que consiguió abrir con el afamado cirujano ortopédico Adolf Lorenz, donde enseguida se vio que carecía de formación quirúrgica.

Sus habilidades sociales eran tales, que en 1926, Evening Graphic recurrió a él para concertar una entrevista con María de Sajonia- Coburgo- Gotha, esposa de Fernando I, y última reina consorte de Rumanía. Un personaje inaccesible que resultó ser permeable a un impostado Secretario de Estado.

Ese mismo año, en el entierro de Rodolfo Valentino, el dueño de la funeraria en un acto de publicidad decidió contratar a una multitud de actores que simularan ser camisas negras. El esperpento que puso la guinda al sepelio facilitó la labor de nuestro protagonista, ya que tras socorrer a la indispuesta Pola Negri (actriz y supuesta novia de Valentino), se hizo pasar por su médico personal, enviando comunicados de prensa sobre el estado de salud de su paciente, y atendiendo a otros pacientes en la residencia de Valentino.

Aquello le costó numerosas denuncias, pero ninguna de Pola Negri.

También quiso sacar rédito de las noticias acaecidas en el frente. En plena II Guerra mundial, abrió una asesoría con el fin de aconsejar a los insumisos sobre el modo de librarse del ejército, lo que
Stanley Jacob Weinberg con la Princesa Fátima de Afganistán solía conllevar el fingimiento de enfermedades.

Después de otra breve estancia en prisión, por medio de unas acreditaciones falsas, encarnó a un periodista de las recientemente creadas Naciones Unidas, donde entabló amistad con Warren Austin, embajador de los Estados Unidos de América y con Andrey Gromycko, delegado de la URSS.

Su labor fue tan buena, que tras convencer a la delegación Tailandesa de que trabajó en la Oficina de Servicios Estratégicos estadounidense, le nombraron agregado oficial de prensa. Weinberg consultó al Departamento de Estado para saber si dicha función era compatible con la ciudadanía estadounidense, truncando así la operación (quien sabe si de forma voluntaria).

Los tiempos habían cambiado, los periódicos habían dado demasiada publicidad a sus hazañas, y los años se sucedían entre pequeñas estafas hasta que consiguió uno de los empleos de su juventud. Portero nocturno de hotel.

Stanley Jacob Weinberg murió el 27 de agosto de 1960, tratando de evitar un atraco a mano armada en el hotel donde trabajaba.

Su modus operandus no parece el resultado de un estudio escrupuloso, de echo puede que fuera demasiado osado. Pero hay que decir que desde el punto de vista “laboral”, su vida fue prolífica: A su muerte había encarnado a más de una decena de personajes, y privado de libertad un mínimo de 13 veces.

Probablemente la falta de meticulosidad fuera válida en momentos de la historia en que los documentos carecían de medidas de seguridad, traduciéndose esto en códigos legales incapaces de castigar la falsificación documental, así como suplantación de identidad, conllevando esto penas de prisión mínimas.

En cuanto a su larga lista de alias: Royal St. Cyr, Ethan Allen Weinberg, Rodney S. Wyman, Sterling C. Wyman, Allen Stanley Weyman, C. Sterling Weinberg, y su favorito Stanley Clidfor Weyman, pudieran ser el resultado del sentido común de un estafador profesional, pero también hay que considerar la posibilidad de que lo hiciera por autoimagen, ya que prefería los nombres con glamour que no parecieran judios.

Hoy en día, a pesar de la capacidad logística necesaria para perpetrar un robo de identidad, hay que tener en cuenta que se trata del delito con mayor crecimiento en el mundo. En la actualidad, difundimos nuestros datos personales, por medio de transacciones presenciales, telefónicas u online. Por tanto la mayoría de las víctimas no sabremos que hemos sido engañados hasta que nuestras cuentas bancarias hayan sido saqueadas.

Artículo de :

logo-ard-alberto-repiso

Anuncios

LA REVOLUCIÓN DIGITAL EN LA GRAFOMETRÍA.

Los Peritos Calígrafos que se niegan, por sistema, a utilizar la grafometría, sin ponderar si es o no pertinente su aplicación al caso concreto de que se ocupan ni, tampoco, haber estudiado, aunque mínimamente fuera, sus fundamentos teóricos ni los avances científicos que, gracias a la revolución digital, hacen cada vez más precisa esta técnica de estudio complementaria del tradicional análisis grafonómico de la escritura, cada vez me recuerdan más, dicho sea con todos los respetos, a  aquellos inquisidores que se negaban a mirar por el telescopio de Galileo por considerarlo “un instrumento del maligno”.

Y es que, cuando se les pregunta a dichos Peritos Calígrafos si han estudiado y testado las expresadas modernas técnicas grafométricas para poder comprobar si son o no válidas, curiosamente, contestan, sin ningún embarazo, que no, ofreciendo como toda razón de su proceder el simple hecho de que, en los cursos o másteres, que los mismos realizaron, sus profesores les dijeron, en su día (en la mayoría de los casos, hace ya mucho tiempo, demasiado), que no había que aplicar la grafometría en las periciales caligráficas, viniendo de ahí esta su oposición sistemática e irrazonable al empleo de los grandísimos avances que la ciencia viene alcanzando, a una velocidad meteórica, en materia de tratamiento y medición de imágenes mediante la utilización de herramientas informáticas creadas “ad hoc” para la pericia caligráfica.

Se les olvida a estos Peritos que los científicos, entre los cuales deberíamos preciarnos de contarnos los técnicos en Pericia Caligráfica, para comportarse como tales, no deben, en modo alguno, aceptar el yugo de los simplistas argumentos de autoridad de personas, por muy prestigiosas que éstas sean o lo parezcan. No en vano, los Peritos Calígrafos debemos basarnos en los resultados de nuestros estudios, que se manifiestan en concretos y  precisos datos numéricos que constituyen las pruebas sobre las que deben basarse nuestras afirmaciones.

Así pues, como las técnicas de medición de los elementos que componen la escritura manual van evolucionando, demostrando, día a día, estar dotadas de una mayor exactitud y fiabilidad, las objeciones que, a la grafometría, se hacían en el pasado siglo XX, no pueden ya seguir arguyéndose a estas alturas de nuestro mundo del siglo XXI, marcado por la revolución digital.

Dichos adelantos técnicos han puesto de manifiesto el carácter científico de la grafometría en su condición de valioso elemento auxiliar y de complemento de los tradicionales estudios grafonómicos, demostrando que, en realidad, los errores que se  le achacaban a la grafometría no procedían de sus fundamentos teóricos, que, ahora, se han demostrado acertados, sino de la dificultad práctica que implicaba, hasta hace unos años, su efectiva aplicación práctica por la ausencia de instrumentos de medición que se encontraran a la altura de los que ofrecen las aplicaciones informáticas de nuestros días.

De hecho, ya en los inicios de los años setenta, muy lejanos en términos científicos, se había desarrollado un, para entonces, importante avance en la calidad de las mediciones grafométricas mediante la utilización de medios analógicos de medición que resultaban muy ingeniosos y precisos para la época, y que vienen descritos en la emblemática obra titulada “Grafometría” del Profesor Juan Espinazo García, miembro del Centro Superior de Investigaciones Científicas y docente de la Escuela de Ciencias del Grafismo.

Pero, sin embargo, tales métodos eran muy complicados de aplicar de forma efectiva y fiable por lo excesivamente laborioso y complicado de su empleo en la práctica, que exigía una atención y cuidado tales que, por el cansancio que producían en sus aplicadores, eran imposibles de mantener en el tiempo de manera prolongada, con lo que ello, inevitablemente, suponía de errores humanos en los resultados numéricos con ellos obtenidos.

De hecho, contrariamente a lo que se suele pensar, la grafometría, lejos de tener sus orígenes a principios del siglo XX, con Locard, Humbert y Langenbruch, como método de investigación de la autoría de la escritura manual, nació, ya a principios del siglo XIX, como método caligráfico de escritura, tal y como queda acreditado en la publicación de la “GAZETA de MADRID”, actual “B.O.E.”, “DEL VIERNES 22 DE ENERO DE 1808”, cuyo tenor al respecto se pasa a reproducir literalmente:

“ESPAÑA.”

“Murcia 30 de diciembre de 1807.”

“La real sociedad patriótica de esta ciudad celebró junta pública de distribución de premios el día quatro de noviembre último, en celebridad de los días del Rei nuestro señor. (…)”

“El señor presidente propuso a nombre de dicha Excma. marquesa de Villafranca (…) otro premio, también de 300 rs., que dará la sociedad al maestro de primeras letras que acredite su aplicación y conocimiento en la grafometría de la escritura de Mr. Saint-Omer, ó sea método de escribir por medio del círculo y de la elipse: anuncio que se hizo también en el día 4 de noviembre de 1806, sin que hasta ahora haya habido aspirantes.”

A este respecto, para ilustrar la tradicional vinculación de las matemáticas con la escritura, me permito citar al pedagogo, filólogo y teórico de la escritura Rufino Blasco Sánchez, quien, en su obra “Arte de la Escritura y de la Caligrafía (Teoría y Práctica)”, disponible de manera abierta en la red de redes en la Biblioteca Virtual Miguel de Cervantes, en la dirección de internet correspondiente a http://www.cervantesvirtual.com/obra-visor/arte-de-la-escritura-y-de-la-caligrafia-teoria-y-practica–0/html/ff0f1954-82b1-11df-acc7-002185ce6064_23.html , efectúa las siguientes esclarecedoras afirmaciones:

 “Los elementos de la escritura son signos gráficos, y como tales ocupan lugar, tienen extensión, dimensiones y forma; su estudio, en este aspecto, debe fundarse, por tanto, en las Matemáticas, que son las ciencias de la cantidad, y muy particularmente en la Geometría, que es la ciencia de la extensión y de sus formas.”

“En efecto, la Geometría nos da medios para conocer la forma de las letras y demás signos de la Escritura, sirve de fundamento al análisis del trazado y a la construcción de la pauta; da ideas de las dimensiones de la producción escrita y de las de sus elementos, y sus verdades son la base de gran número de reglas caligráficas.”

“Si la Geometría es base de la Escritura, no dejará de serlo también la Aritmética, pues las superficies, lo mismo que las líneas, para ser usadas en las producciones escritas, han de ser medidas, y en este caso hay necesidad de aplicar los principios aritméticos.”

En cualquier caso, lo cierto y verdad es que, afortunadamente, las actuales herramientas informáticas de nuestros días nos han liberado del peso que suponían las antedichas dificultades técnicas de aplicación práctica de las teorías grafométricas, quedando probada lo acertado de sus fundamentos últimos mediante la utilización de poderosos programas informáticos de implementación de las mismas, pasándose, así pues, en este, como en otros tantos campos del saber, de lo analógico a lo digital.

Lo que ocurre es que esta transición de lo analógico a lo digital supone toda una revolución a la que se oponen los que, de manera desesperada, se aferran a ideas preconcebidas basadas en los “supra” mencionados argumentos de mera autoridad, cuya defensa se hace inadmisible desde un punto de vista científico.

De cualquier manera, resulta oportuno acudir a la historia para encontrar antecedentes de esta injustificada “fobia” a los estudios numéricos, y, así, acertarse a dar una explicación a tal sinrazón e ilustrar de los sumamente perniciosos efectos que este tipo de actitudes ha supuesto para la humanidad frenando su progreso durante siglos.

Y, así, podremos comprobar que las teorías del matemático griego Filolao, quien, ya en el siglo V a. C., defendía que el universo viene determinado por números y que éstos demuestran que la Tierra gira alrededor del Sol, quedaron aparcadas, durante siglos y siglos de oscurantismo, por la “superior autoridad y prestigio” de Platón y Aristóteles, cuya teoría geocéntrica, que defendía lo contrario, se impuso hasta nada menos que el siglo XVI pese a, claro está, carecer de datos numéricos que la respaldaran.

Por otra parte, no hay que perder de vista el hecho de que, en España, tradicionalmente, han sido licenciados en filosofía y letras los que se han ocupado de la pericia caligráfica, resultando evidente que, salvo honrosas excepciones, las matemáticas no han sido precisamente el punto fuerte en la formación de dichos profesionales, quienes, seamos sinceros dentro del respeto a las personas, con frecuencia, haciendo gala de ser “de letras puras”, solían escoger esta carrera motivados por su deseo de rehuir los estudios numéricos, hacia los cuales no se mostraban especialmente inclinados.

Además, hay que tener en cuenta que, por más que sean precisas y exactas, o tal vez, probablemente por ello, las matemáticas, y ello se encuentra probado científicamente, provocan, en muchas personas, ansiedad, inseguridad, miedo y rechazo. Quienes deseen saber más al respecto pueden informarse leyendo el artículo titulado “¿Por qué dan miedo las matemáticas?”, firmado por el licenciado en Ciencias Exactas y divulgador científico David Robson, cuya lectura les recomiendo vivamente, y que se encuentra recogido en el espacio que de que disponen en internet BBC Future, que es la sección de la web de la BBC dedicada a la ciencia, concretamente en la siguiente dirección: https://www.bbc.com/mundo/noticias/2015/06/150628_vert_fut_ansiedad_matematicas_yv

En todo caso, el estudio de los fiables datos numéricos que, con precisión, nos ofrece la tecnología digital de nuestros días exige la realización de un esfuerzo en reciclaje formativo y tecnológico al que, al fin y al cabo, se opone la perezosa molicie de los que se agarran a la comodidad de ceñirse única y exclusivamente a lo que, en su día, aprendieron y, ahora, se niegan, en redondo, a cuestionar, actitud ésta que, por más que sea indefendible desde un punto de vista científico, resulta, al fin y al cabo, comprensible, aunque no justificable, desde el punto de vista humano, si tenemos en cuenta que, claro está, reciclarse es más bastante más difícil que oponerse por sistema a efectuar todo cambio que suponga un esfuerzo.

Vicente Rodríguez Daza

Abogado-Perito Calígrafo Documentólogo

Artículo facilitado por :

Peritos Caligrafos Judiciales

UN ESTAFADOR TRABAJANDO PARA EL FBI

 

Artículo de:

logo-ard-alberto-repiso

 

En la actualidad dirige Abagnale and associates, una compañía de sistemas de seguridad que asesora a grandes bancos. Pero dada su trayectoria, poco o nada hacía presagiar que acabara colaborando con la justicia de manera tan decisiva.

Como de su infancia solamente conocemos que nació el 27 de abril de 1948 en Bronxville(Nueva York), pasaremos directamente a los años de adolescencia, periodo en el que se producen los hechos que se pretenden exponer en este texto.

Frank William Abagnale, era un joven más entre los chicos de su edad, no parecía tener dotes especiales que le hicieran destacar. Pero a diferencia de los demás, el ya tenía un objetivo en la vida, porque quería demostrar a su padre lo lejos que podía llegar en la vida, y lo cierto es que no le costó demasiado encontrar el camino.

Aprovechando que su padre le compró su primer coche cuando apenas contaba con 16 años, Frank convenció a su progenitor para que le prestara su tarjeta de crédito con el fin de obtener piezas de recambio, que más tarde revendería al dueño de un taller. De modo que la primera estafa tuvo lugar dentro de su propia familia.

Después de percatarse de la facilidad con la que podía conseguir dinero, comenzó a falsificar cheques. En un principio se limitaba a alterar las cantidades que figuraban en los mismos, pero con el tiempo comenzó a imprimirlos de forma que los documentos bancarios pasaran desapercibidos para las autoridades.

A medida que abría varias cuentas en diferentes entidades bancarias, las estafas iban en ascenso. Prueba de ello son los documentos acreditativos de títulos universitarios que tuvo que falsificar para ocultarse tras diversas personalidades con sus correspondiente empleos. Algunos de los más destacados son:

– Frank William, nombre bajo el cual se hizo pasar por piloto de la Pan Am durante 2 año, gracias a la obtención de un uniforme y la identificación falsa de dicha compañía aérea. Concretamente se trataba de un empleado de cortesía que viajaba a diferentes países.

-Frank Corner, nombre bajo el que ejerció la pediatría en el hospital de Georgia durante 11 meses, hasta que casi le cuesta la vida a un bebé.

– Con apenas 19 años ejerció la abogacía durante unos meses con el nombre de Robert Black, titulado en la universidad de Harvard.

La parte negativa de la lujosa vida de que hacía gala era la necesidad de una refinanciación continua lo que le llevaba a un incremento cuantitativo de estafas, llevándole a engrosar la lista de los 10 hombres más buscados del mundo a la edad de 20 años. Esto se traduce que en el plazo de 5 años cobro 2,5 millones de dólares en cada uno de los estados de la Unión, y en otros 26 paises, además de 8 delitos de falseamiento de personalidad.

Frank-Abagnale-engano-fraude
Reclamado en una docena de países, el agente del FBI Joseph Shea, tras infructuosos intentos, captura a Abagnale en Francia con la colaboración de la policía del país. Sus años de prisión se repartieron entre centros penitenciarios de Francia, Suecia y Estados Unidos. Finalmente el gobierno norteamericano permitió su salida a cambio de colaborar con la justicia.

Hoy en día, además de dirigir, una consultoría de sistemas de seguridad que asesora a grandes bancos, Frank William Abagnale es el artífice de muchos de los sistemas de seguridad actuales de cheques y otros documentos bancarios.

ARD Gabinete Pericial Caligráfico , peritos calígrafos de Madrid incluido en el buscador judicial Thesauro.

 

 

 

Los peritos calígrafos, nos encontramos en muchas ocasiones, con casos de firma en “Unidad de acto” o “PROCESAMIENTO SECUENCIAL DE FIRMAS”

¿En qué consiste?

El cerebro tiende a automatizar lo repetitivo, el acto de firmar se llega automatizar de tal forma, que nuestra firma a pesar de las diferencias entre ellas, siempre poseen unos rasgos o gestos tipo similares, estos son, los gestos tipo idiosincráticos, son exclusivos de cada individuo es el ADN de la escritura, en cuanto repetimos la firma en un mismo lapso temporal, las repeticiones se asemejan en aspecto grafico y tienden a ocupar el mismo lugar, conservando un ratio aproximado de proporcionalidad entre ellas.

A continuación, aclaramos, el porqué:

A medida que practicamos realizando una tarea, incrementamos nuestra pericia. Este proceso de formación de habilidades, a través del cual nuestro talento mejora sin el uso del pensamiento consciente es decir el automatismo, se denomina proceduralización, en este procedimiento, determinadas células cerebrales o neuronas se afinan para acometer la tarea necesaria y trabajan en grupo gracias a las conexiones electroquímicas proporcionadas por las sinapsis.

Casi todas las personas en el transcurso de nuestra vida, hemos firmado varios documentos en el mismo intervalo temporal, técnicamente se denomina procesamiento secuencial de firma.

El procesamiento secuencial de firma, supone que al realizar una tarea cognitiva no puede haber simultaneidad de procesos, sino que es necesario que sigan una secuencia, como escribir una carta manuscrita o la firma continuada de varios documentos.

Los movimientos y procedimientos quedan grabados en la memoria muscular, patrones ambientales aprendidos por los sentidos nos permiten hacer interpretaciones y juicios rápidos. Y todo ello sucede a nivel inconsciente, para que nuestra parte consciente no se vea colapsada. De no ser así, hasta cepillarnos los dientes debería invocar toda nuestra concentración. Como la primera vez que lo hicimos, representando una carga cognitiva agotadora.

El ser humano, normalmente, sólo es capaz de prestar plena atención a una sola cosa al mismo tiempo. Uno puede sentir que está pendiente de varias a la vez, pero en realidad lo que hace es ir saltando de una cosa a otra de manera muy rápida, generando, a menudo, pequeñas automatizaciones.

Las características de los procesos automáticos es que son rápidos, paralelos, no limitados por la memoria a corto plazo, y no están bajo control directo del sujeto.

No se puede decir que hemos aprendido algo hasta que no lo hemos automatizado. Al automatizar una técnica, movimiento, reacción, etc., ya no tenemos que pensar conscientemente en cómo hacer la ejecución. Simplemente actuamos automáticamente sin pensar, los procesos cognitivos automáticos son los más rápidos y eficientes. Es decir, a partir de un estímulo se desencadena un movimiento,  como la acción de firmar,  sin la necesidad de poner en marcha un complejo proceso de pensamiento consciente.

Cuando conducimos un vehículo, son muchas las acciones que realizamos automáticamente para tener control sobre el mismo. Esta clase de acciones automáticas no son automatismos innatos, como nuestra respiración o nuestro ritmo cardíaco, sino que son automatismos adquiridos. Los hemos aprendido. En algún momento, al aprenderlos, los realizamos conscientemente; y la práctica nos llevó a cierto nivel de “rutinización” que los transformó con el tiempo en automatismos.

La localización y Estructuración Espacial.

Cuando firmamos en el mismo intervalo temporal un documento, observamos que, normalmente, se tiende a firmar en una localización similar, un documento tras otro, atendiendo a unas dimensiones y proporciones semejantes en la firma, lo que es una práctica más del automatismo.

Las automatizaciones implican una cierta rutina de movimientos, el ejercicio de las mismas imprime una memoria neuromuscular que con la práctica frecuente perfecciona los movimientos involucrados en la acción, economizándolos y haciéndolos más eficientes. Al mismo tiempo que las acciones más rutinarias se simplifican, pasan a ser controladas por un sector del cerebro que se ocupa de los automatismos adquiridos (caminar, sentarse, hablar, escribir, firmar, andar en bicicleta…). Esta mecanización de la escritura/firma, nos lleva a realizar siempre el mismo tipo de movimiento motor, conservando el mismo rasgo gráfico en su esencia y similar tamaño y proporción en su ejecución gráfica.

www.peritoscaligrafosjudicial.es

peritoscaligrafosjudicial

Peritos calígrafos incluidos en el buscador profesional Thesauro 

 

 

PERICIAL SOBRE FIRMA DIGITALIZADA O BIOMÉTRICA

La firma digitalizada es un tipo de firma que permite identificar al firmante en un documento electrónico incluyendo el aspecto gráfico de la firma manuscrita.

La denominación es generación de la firma digitalizada o firma biométrica

Se capturan una serie de datos biométricos de la firma (presiones, velocidad de trazos, etc.) de forma que un perito calígrafo podría analizar si los datos almacenados son coherentes con la firma manuscrita del usuario.

Esos datos NUNCA están en posesión del prestador del servicio (dueño de la aplicación) ni del fabricante del software, ya que son datos sensibles que permitirían la falsificación posterior de las firmas. Para ello, los dispositivos Topaz ,Wacom… realizan la encriptación local en el aparato (sólo descifrable con un software). En los dispositivos de tipo Tablet iPad, Android, etc., nuestro Software realiza la desencriptación de los datos biométricos.

Se capturan otra serie de datos, relacionados con el documento que el usuario está firmando, el dispositivo de firma, etc.

Los resultados cifrados, encriptados y firmados se adjuntan al documento firmado (en el cual se estampa la firma escaneada). Es decir, el resultado es un PDF que contiene la firma escaneada, relacionada con un fichero validable y descifrable que contiene toda la información contenida, y que está incluido dentro del propio fichero PDF. De esta forma, el PDF es el único fichero necesario en todo el proceso.

Disponemos de un software que se encarga de validar todos los resultados generados, y que, con la participación del tercero de confianza, permite la recuperación de los datos biométricos de la firma y su entrega a un perito calígrafo digital. Esta aplicación puede llegar incluso a detectar posibles alteraciones en el futuro de un documento firmado, y mostrando los cambios realizados, consiguiendo con ello garantizar los requisitos asociados a una firma electrónica avanzada.

El proceso de peritación es similar al tradicional con la diferencia de que en este caso las herramientas utilizadas son exclusivamente software (para analizar las firmas digitalizadas) en lugar de los medios ópticos.

La firma digitalizada permite un análisis mucho más preciso y objetivo de la ejecución dinámica: velocidad, presión, orden de los trazos, etc. que aporta la mayor carga discriminante en la peritación.

Para la obtención de la firma indubitada o cuerpo de escritura, el firmante puede firmar con la misma aplicación que estén utilizando actualmente; el contenido del PDF con la firma indubitada es irrelevante (puede estar en blanco o con cualquier contenido, sería un mero soporte de la firma que contiene).

Estrictamente los ficheros PDF no son necesarios, las firmas extraídas en ficheros .TXT son en realidad la base de una pericial de firma digitalizada.

En cualquier caso, también necesitamos que nos digan marca y modelo de la tableta o tabletas con la/s que se han capturado ambas firmas.

Los dispositivos utilizados son tabletas digitalizadoras, conectadas a ordenadores personales y tabletas generalistas, preferentemente dotadas con tecnología sensible a la presión del puntero de firma. Los teléfonos inteligentes se agrupan frecuentemente en el mismo grupo tecnológico que las tabletas generalistas.

Si se preservan ciertos principios en la gestión de firmas electrónicas avanzadas digitalizadas, estas firmas pueden ser consideradas prueba en juicio con procedimientos equivalentes a las firmas manuscritas sobre documentos en papel, y es posible realizar el cotejo de firmas previsto en la legislación procesal por los expertos y peritos calígrafos digitales. Con frecuencia, los sistemas de gestión que se adhieren a dichos principios se denominan sistemas FMDA (Firma Manuscrita Digitalizada Avanzada).

Es muy importante destacar que el marco legal de regularización de la firma electrónica, es diferente en cada país. Basados en la legislación española, La Ley 59/2003, define la firma electrónica como “el conjunto de datos en forma electrónica, consignados junto a otros o asociados con ellos, que pueden ser utilizados como medio de identificación del firmante.” Concretamente, en dicha ley se les otorga valor jurídico a dos tipos de firma electrónica:

Firma Electrónica Reconocida: Es la firma electrónica mediante certificado digital y que la ley le concede el mismo valor que la firma manuscrita.

Firma Electrónica Avanzada: Para que una firma pueda ser considerada firma electrónica avanzada, tiene que haberse creado por medios que el firmante posee en exclusividad, identificarlo, detectar cambios posteriores que se hicieran en la firma y estar vinculado con la persona que firma de manera exclusiva.

La ley 59/2003, le atribuye el mismo valor que la firma manuscrita a la firma con certificado digital, por lo que parece difícil que la firma digitalizada pueda tener el mismo valor que ésta. Eso no quiere decir que, en caso de conflicto, no fuese a tener validez legal, simplemente que hay que demostrar que cumple los requisitos de la firma electrónica avanzada y aportar evidencias suficientes

Para que una firma digitalizada pueda considerarse firma electrónica avanzada, tiene que cumplir con los siguientes requisitos: permitir identificar a la persona que ha firmado el documento en concreto y que fuera objeto de disputa. El que una firma digitalizada cumpla o no esos requisitos dependerá del software con el que haya sido generada. Concretamente, las firmas digitalizadas generadas a través de Tablet, podrían ser consideradas firmas electrónicas avanzadas debido a:

Captación de datos biométricos: En el momento de la firma, se recogen datos como la velocidad del trazo, los puntos de presión etc. Todos esos datos junto con la geolocalización o la información tanto del software como del hardware con el que se está produciendo la firma se encriptan. Dichos datos son totalmente confidenciales, puesto que, si alguna persona externa tuviese acceso a dicha información, podría falsificar la firma. Para ello se utiliza una clave pública de una autoridad de certificación (el tercero de confianza), la cual tiene la clave privada y solo desencriptará los datos en caso de que un juez se lo pida. Así se asegura que la firma identifica al firmante, está vinculada de manera única con él y que se ha creado por medios que él mantiene en exclusividad.

Sellado de tiempo: A través del sellado de tiempo, se realiza una firma electrónica con toda la información anteriormente citada, de la Autoridad de Certificación. De esta forma se puede saber exactamente cuándo se generó el documento. A través del sellado de tiempo, se permite conocer cualquier modificación que se haya realizado en el documento en un momento posterior al momento de la firma, por ello aporta autenticidad, uno de los principales requisitos de la firma electrónica avanzada.

La aplicación que se encarga de validar todos los resultados generados y que, a través del tercero de confianza, permitiría la recuperación de los datos biométricos de la firma y su entrega a un perito calígrafo digital.

En conclusión, en el marco legal que regula la firma electrónica en España, a lo que se le reconoce la misma validez que a la firma manuscrita es a la firma electrónica reconocida, es decir, a través de certificado digital. Igualmente, le da validez legal a la firma electrónica avanzada. La firma digitalizada en principio no tiene la misma validez legal que la firma manuscrita, salvo que se presenten evidencias que demuestren que cumple con los requisitos de la firma digital avanzada. En este caso, el software y hardware elegido para llevar a cabo la firma digitalizada es clave. Así con software especializado como el nuestro, la captura y encriptación de datos biométricos y geolocalizadores, el sellado de tiempo y la validación de todos esos resultados encriptados y posteriormente incluidos en el pdf donde se ha estampado la firma, aportan suficientes evidencias para que la firma digitalizada que se genera sea considerada firma electrónica avanzada.

Artículo de :

peritoscaligrafosjudicial

Peritos Calígrafos en toda España, incluidos en el buscador profesional Thesauro 

 

¿POR QUE AMARILLEA EL PAPEL?

Artículo de:

logo-ard-alberto-repiso

Perito Calígrafo incluido en el Buscador Profesional Thesauro

La respuesta está en los elementos del mundo natural que todo fabricante papelero pretende evitar.

thumbnail_Toty-154
Me estoy refiriendo a la lignina, que procede del vocablo latino lignum cuyo significado es madera, por ello, las plantas donde esta sustancia química es más abundante, son clasificadas como leñosas.

La función primordial de este polímero caracterizado por su aroma y considerable peso molecular, es la de unir las fibras de las paredes celulares en las que está presente, como si de alguna clase de cemento natural se tratara, es decir, engrosa y proporciona rigidez a tallos y troncos. De hecho, esta sustancia química posibilita que los árboles superen los 2 metros de altura.
Este es el motivo por el que se está trabajando en la genética de árboles con menor cantidad de lignina, o una clase diferente de la misma que permita su fácil eliminación.

Esta sustancia química aplicada al papel posibilita el envejecimiento prematuro de éste, ya que su exposición al aire y la luz del sol provoca que el soporte se vuelva de color amarillento debido a los efectos de la oxidación.

fabrica-papel
Para poner remedio los fabricantes de papel buscan realizar un soporte de calidad reduciendo la cantidad de este elemento mediante tratamientos físicos, para ganar en blancura a medida que eliminan la sustancia oscura de la lignina.

De hecho, con el fin de ahorrar costes, el soporte más económico debido a la cantidad de lignina en su composición, es destinado al papel de embalaje y a la elaboración de periódicos.

FIRMA DIGITALIZADA

LAS TABLETAS DIGITALES DE RECOGIDA DE FIRMAS: TODO UN RETO TECNOLÓGICO DE NUESTROS DÍAS PARA LOS PERITOS CALÍGRAFOS.

El establecimiento de recogida de firmas mediante tabletas digitales se encuentra generalizando cada día más, y de manera ya imparable, en el mercado de servicios. Y este hecho hay que valorarlo, necesariamente, de manera positiva desde el punto de vista de la ciencia pericial caligráfica.

No en vano, resulta un hecho del todo incontestable que, si esa recogida se efectúa con las debidas garantías técnicas, de esa firma quedará constancia en archivos informáticos que facilitarán datos concretos y exactos en materia aspectos tan fundamentales de la escritura como la hora exacta de su realización, y la presión y la velocidad inherentes a ésta con expresa información acerca del tiempo que se ha empleado por su autor en su ejecución, datos todos ellos cuya obtención y puesta a disposición del Perito Calígrafo facilitan enormemente su labor, permitiendo dotar a su pericia de un nivel más elevado de fiabilidad que el que viene referido a las pericias relativas a las tradicionales firmas manuscritas sobre papel.

Ahora bien, todas esas garantías suplementarias que ofrece la expresada innovación tecnológica de las tabletas digitales de firmas sólo se darán si, efectivamente, quienes establecen estos instrumentos como medio de recogida de firmas, cumplen las debidas garantías técnicas de mantenimiento e implementación de dicho instrumento tecnológico.

Y es que, sin esas garantías, al no encontrarnos con archivos informáticos fiables acerca de los extremos antes expresados, resultará que el Perito no contará más que con la mera imagen de la firma sobre la tableta digital, sobre la que, obviamente, no se podrá valorar de manera directa su presión, al no consistir en un original, circunstancia ésta que, así mismo, dificultará, en general, la realización de la pericia caligráfica de cotejo de la misma, tanto más teniendo en cuenta que, a menudo, dicha imagen, por la propia naturaleza del medio utilizado para su obtención, resultará, con frecuencia, incluso menos clara que la de una simple fotocopia.

En cualquier caso, las tabletas digitales de recogida de firmas suponen todo un reto para los Peritos Calígrafos, que, para estar a la altura de las circunstancias de la nueva era tecnológica que, en materia de escritura, implica la implantación generalizada de tan innovador elemento tecnológico, deben formarse adecuadamente y de manera continuada para emplear una metodología científica de estudio propia de nuestros tiempos, pues, de lo contrario, terminarán siendo víctimas de la obsolescencia técnica de técnicas de trabajo anticuadas, que, por desgracia, todavía se siguen viendo empleando por números Peritos en sus Informes.

Artículo de : PERITOS CALÍGRAFOS JUDICIAL 

Peritos Caligrafos Judiciales

Peritos Calígrafos Judiciales a nivel nacional, incluidos en el Buscador Profesional Thesauro 

NO BASTA CON PARECERLO

540552d8a34a5fcd6194c70bfefc09da copia

En el caso de la novela gráfica cabe la posibilidad de que realidad y ficción sean caricaturizadas con la misma credibilidad, por lo que siempre habrá ocasiones en las que nos quede la duda sobre el exiguo límite entre una y otra.
Pero lo que si forma parte de la realidad del perito es que la calidad y conclusión de un informe pende del material documental disponible. lo que no se corresponde necesariamente con el material que recibimos. Esto quiere decir que en ocasiones, el cliente quiere cerciorarse sobre la veracidad de un documento, pero en otras, ya la conoce y prefiere sacrificar la calidad y verdad por una conclusión que le satisfaga.
Por tanto, a juzgar por la sorpresa que se llevó el protagonista de nuestra historia, parece que no se planteó la dicotomía entre el bolsillo y la ética, pues aunque nos debamos al cliente y a la verdad, el perito también se acaba haciendo un favor a sí mismo al no exponerse a falsear un informe y a mentir en sala. Todo ello sin tener en cuenta las penas que le serían impuestas.

Artículo de :

logo-ard-alberto-repiso

ARD Peritos Calígrafos de Madrid, incluido en el buscador judicial Thesauro 

¿ES NECESARIA LA AUTOMATIZACIÓN ESCRITURAL?

Todo movimiento escritural es una acción dinámica en la medida que sirve a la resolución de una tarea cinética concreta, a la realización de un objetivo determinado, es decir, de un fin prefigurado que es describir el pensamiento abstracto de forma legible “la escritura”.

El cerebro tiende a automatizar, lo cotidiano como una firma, escritura, conducir, andar…ahorrando consumo energético.

Aunque se suele decir que los humanos somos multitarea, la realidad es muy distinta, el ser humano, normalmente, sólo es capaz de prestar plena atención a una sola cosa al mismo tiempo. Uno puede sentir que está pendiente de varias a la vez, pero en realidad lo que hace es ir saltando de una cosa a otra de manera muy rápida, generando, a menudo, pequeñas automatizaciones.

Cuando escribimos nuestros pensamientos debemos estar concentrados en lo que hacemos, no por el hecho de escribir, este es automático, sino por el hecho de transcribir un pensamiento en algo físico “la escritura”, para que otro ser humano, pueda leer nuestras ideas, reflexiones, sensaciones…

El cerebro humano es el órgano más costoso en gasto energético que existe, pues según estudios, este consume la quinta parte (20%) de la energía que produce el organismo humano a diario, aunque en el caso de los recién nacidos esta cifra se eleva hasta el 60% del total. El gasto energético es considerable si se compara con el de otros animales, pues la media en los mamíferos es de un 5% de energía, mientras que en el caso de los chimpancés el dato es de un 13%, el cerebro de un hombre adulto consume lo mismo que toda nuestra musculatura en estado de reposo. Es decir, 1,3 kilogramos de cerebro están consumiendo lo mismo que 27 kilos de músculo.

He aquí la necesidad de los seres humanos de automatizar al máximo nuestras rutinas, como la escritura o la firma.

El  automatismo, es una rutina grabada a fuego en nuestro cerebro, de esta forma no tiene que pensar, produciendo un ahorro de consumo energético importante, una vez que el proceso se automatiza, la ejecución siempre es la misma, por ejemplo, en la escritura o la firma, este es el motivo que existan lo que venimos a denominar los peritos calígrafos, los “gestos tipo idiosincrático” y “proporcionalidad de firma”.

Los gestos tipo idiosincráticos, son trazos, rasgos distintivos y propios del individuo, que configuran o se añaden a la letra, rubrica, de una manera personal sin que entren en el modelo caligráfico. Al mismo tiempo, se dan con frecuencia y se han podido hacer estudios estadísticos que permiten darle un sentido concreto, comprobado experimentalmente.

La proporcionalidad de firma, solo se puede dar en el mismo firmante, el sistema de automatismo cerebral, nos indica que cuando firmamos, en distintos tamaños siempre guarda la misma escala, encontramos tres proporciones:

Proporción natural: Es cuando el tamaño de la firma, es del mismo tamaño, coincidiendo en todas las firmas la misma escala y proporción.

Proporción de reducción: el tamaño de la firma es menor que la firma habitual, se suele dar cuando en el documento a firmar, el espacio es reducido, guardando las firmas la misma escala y proporción.

Proporción de ampliación: el tamaño de la firma es mayor que la firma habitual, se suele dar cuando en el documento a firmar, el espacio es muy amplio, guardando las firmas la misma escala y proporción.

Artículo de:

Logo

Peritos Calígrafos incluidos en el buscador profesional Thesauro 

La luz en el trabajo del perito calígrafo

Artículo recomendado por : PERITOS CALÍGRAFOS JUDICIAL , peritos incluidos en el Buscador Judicial Thesauro 

 

El Perito Calígrafo debe ser consciente de los efectos de la luz sobre sus trabajo.

Comprueban en roedores que una iluminación tenue disminuye las espinas dendríticas de las neuronas hipocampales y reduce la capacidad cognitiva espacial.

Qué vemos, cómo y por qué la capacidad de ver no se limita a nuestros ojos; también depende del procesamiento que el cerebro realiza sobre la información lumínica, los conocimientos previos y los contenidos emocionales de lo que vemos, entre otros aspectos.

Pasar demasiado tiempo en habitaciones y oficinas con poca luz puede cambiar la estructura del hipocampo y dañar la capacidad de recordar y aprender, según han comprobado en roedores neurocientíficos de la Universidad Estatal de Michigan. El estudio se publica en la revista Hippocampus.

Los investigadores analizaron el cerebro de ratas de la especie Arvicanthis niloticus que, como los humanos, son diurnas y duermen por la noche, después de exponerlas a luz tenue o brillante durante cuatro semanas. Observaron que los ejemplares que habían estado en un habitáculo poco iluminado perdieron aproximadamente el 30 por ciento de la capacidad del hipocampo, una región cerebral crítica para el aprendizaje y la memoria. Asimismo, mostraron un desempeño deficiente en una tarea espacial para la que habían sido entrenados previamente. Las ratas expuestas a luz brillante, en cambio, presentaron una mejora notable en esa actividad.

«Cuando expusimos las ratas a un ambiente con poca luz, los animales mostraron deficiencias en el aprendizaje espacial. Algo parecido a lo que le sucede a una persona cuando, tras pasar unas horas en un centro comercial o en una sala de cine, no encuentra el camino hacia su coche en un aparcamiento abarrotado», describe Antonio Núñez, uno de los autores de la investigación. Pasado un mes del primer ensayo, se colocó de nuevo a los ejemplares que habían estado cuatro semanas con poca luz en una jaula bien iluminada: las ratas recuperaron por completo su capacidad cerebral y mejoraron el rendimiento en la tarea de cognición espacial.

Menos conexiones neuronales

La exposición sostenida a una iluminación débil favorece la reducción del factor neurotrófico derivado del cerebro (BDNF), sustancia que contribuye a que las conexiones y neuronas en el hipocampo se mantengan sanas; en esas condiciones también disminuyen las espinas dendríticas (prolongaciones con las que una neurona se comunica con otras). «Al producirse menos conexiones se reduce el aprendizaje y el rendimiento de la memoria que dependen del hipocampo», indica Joel Soler, otro de los autores.

Con todo, la luz no afecta directamente al hipocampo, sino que actúa primero en otras regiones del cerebro tras pasar por los ojos. El equipo investiga ahora, también en roedores, la posibilidad de que el efecto suceda en un grupo de neuronas del hipocampo que produce orexina. Uno de sus principales objetivos es descubrir si la administración de orexina en animales expuestos temporalmente a poca luz puede ayudar a que su cerebro se recupere. Según los autores, los hallazgos podrían contribuir en el tratamiento de las personas mayores y los afectados de glaucoma, degeneración de la retina y deficiencias cognitiva.

Fuente: Universidad Estatal de Michigan