“Una correcta higiene íntima no está en el producto más caro o anunciado”

Quiénes somos, de dónde venimos y a dónde vamos. Tres cuestiones de suma vitalidad que han hecho a los grandes pensadores de las diferentes épocas debatir durante décadas, no obstante, la mayoría de las personas se centran en la primera pregunta. Para saber quiénes somos debemos conocernos, esto abarca muchísimos ámbitos. En esta ocasión, la doctora especializada en obstetricia y ginecóloga por la Universidad de La Laguna, María Pilar Vázquez Santos, descubre varios aspectos sobre la higiene íntima femenina.

¿Es necesario utilizar productos específicos para el aseo personal? “La zona genital, es un área que hay que cuidar, por estar en contacto con secreciones vaginales, orina, sudor, es una zona poco ventilada y húmeda, que favorece el desarrollo de bacterias. Además, está influenciada por los cambios hormonales durante el ciclo menstrual y por el aumento de secreciones durante la excitación sexual. No es necesario utilizar productos específicos para la higiene íntima”.

¿Qué recomienda para una praxis adecuada? “La correcta higiene íntima no es aquella en la que se utiliza el producto más caro, o el que más anuncian en la televisión. Sin embargo, podemos decir que es aconsejable tener las manos limpias antes de entrar en contacto con los genitales, lavarnos minuciosamente todos los días, y de forma más frecuente durante la menstruación. Debe hacerse de adelante hacia atrás, nunca al contrario. Secarse del mismo modo, teniendo en cuenta todos los pliegues, con una toalla limpia. Utilizar simplemente agua o un jabón suave específico para esa zona. No es recomendable utilizar esponjas, ni desodorantes vaginales. También es remarcable que durante el proceso menstrual, el uso de tampones, compresas o la copa vaginal es correcto, pero siempre que se cambien frecuentemente”.

“Las infecciones vaginales son el principal motivo que lleva a la mujer en edad reproductiva a acudir a una consulta ginecológica”


Las infecciones vaginales pueden ser dadas por la infección de transmisión sexual y las de causa no sexual, ¿cómo pueden evitarse? “Las infecciones vaginales son el principal motivo que lleva a la mujer en edad reproductiva a acudir a una consulta ginecológica y automedicarse. Es imposible evitarlas pero existen ciertas pautas que las previenen: una higiene adecuada , lavado diario, jabones con ph neutro específico, etc. Los productos perfumados afectan a la flora vaginal, provocando irritaciones o alergias, así que es mejor evitarlos, así como las duchas vaginales. La ropa interior debe ser preferiblemente de algodón y se deben evitar las prendas muy ajustadas, pues no permiten que la zona transpire adecuadamente. Esto, es un factor importante en el crecimiento de bacterias que pueden provocar infecciones. Asimismo, la hidratación general también es un factor relevante”.

¿Es mala la depilación integral? “El vello púbico, cumple una función importante, de proteger el área genital contra los gérmenes y las agresiones externas. Crea una barrera contra las bacterias; mantiene la temperatura necesaria; tiene un aroma característico por las feromonas, que aumentan la libido de la pareja; la fricción del acto sexual, hace que cause menor incomodidad. La eliminación del vello provoca a nivel de la piel una irritación e inflamación sobre los folículos pilosos, en ocasiones con heridas por la cera o por la máquina del rasurado”.

“Existen investigadores que se inclinan a ver en la depilación una puerta de entrada para infecciones víricas”


¿Influye la manera en la que se lleva a cabo la depilación? “Por otro lado, la técnica de la depilación también es importante, hay que tenerla en cuenta. Existen investigadores que se inclinan a ver en la depilación, una puerta de entrada para infecciones víricas tipo herpes genitales o el virus del papiloma. En ocasiones, la depilación favorece que se agrave las enfermedades de la piel, como las dermatitis, los eczemas o las psoriasis. Cabe destacar que el olor personal no tiene nada que ver con el vello púbico, sino con la higiene. Esta no es un afrodisíaco, algo que se ha puesto de moda tras la propaganda de los vídeos porno. La mujer se puede sentir más segura, no obstante, está demostrado que la satisfacción va más allá de la cantidad de vello que se tiene”.

Uno de los trastornos que afecta sobre todo a mujeres posmenopáusicas es la atrofia vaginal. ¿Se puede hacer algo para prevenir o retrasar su aparición? “Es un proceso natural, que puede ocurrir a largo plazo, ya sea tras la ausencia de la menstruación, tras un parto, o en tratamientos intensos como los quimioterápicos o con anticonceptivos. Está provocada por los cambios que se producen tras la disminución de estrógenos y se manifiesta por sequedad de la piel, una menor lubricación, sensación de inflamación… Para prevenir es necesario mantener la misma actividad física, una dieta equilibrada, no utilizar hábitos tóxicos y, en especial, mantener una vida sexual activa. Hay tratamientos no hormonales, que mejoran los síntomas, y que están indicados en casos de manifestaciones leves o en los que el tratamiento esté contraindicado. Estos son, por ejemplo, los hidratantes y lubricantes vaginales”.

Publicado en PERIODISMO ULL

Texto: Sofía Ramos

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s