NO ERA UN JUICIO MÁS

sala-juzgado copia

Juzgados de Toledo. Viernes 12:25 de la mañana.
Tras esperar en la fila correspondiente al puesto de información, por fin me encontraba en la sala que se me había reservado desde el país nórdico para la videoconferencia, cuya conexión estuvo lista con apenas unos manejos del informático.
Nada hacía presagiar que este procedimiento tuviera alguna particularidad reseñable, hasta que una de las partes intervinientes me indica que las cuestiones planteadas por ellos irían en función a los criterios de la pericia caligráfica de su país. Este comentario me pareció que entraba dentro de una cierta lógica y no le di demasiada importancia, pero al mismo tiempo servía de base para cuestiones en las que mis palabras podían pasar de ser interpretadas en lugar de ser escuchadas.
¿Hay en España alguna autoridad forense que se ocupe de materias como la pericia caligráfica u otras materias? En España, al igual que aquí ¿existe algún método de gradación numérica?
La primera pregunta me hizo reparar en el detalle de que el cliente, en uno de sus frecuentes viajes a España recurrió a mí porque según él, además de que la policía ignoró la solicitud de la prueba pericial, había una ausencia absoluta de profesionales ajenos a la misma. Por tanto, de ser cierto esto, deduje que no admitirían de buena gana la idea de que profesionales independientes fueran colaboradores de la administración de justicia, al tiempo que no harían alusión a la esencia del problema: la prestación de un servicio que le fue denegado en su lugar de origen.
El segundo interrogante me sirvió para corroborar la tesis de una falta de entendimiento manifiesto de las diferentes formas de trabajar en países del entorno europeo. Yo particularmente tengo respeto por las diferentes maneras de trabajar porque no las ignoro, pero no creo adecuado que con posterioridad a un seguimiento metodológíco, nos podamos permitir el lujo de concluir con imprecisiones en las que en una escala de 5, nuestro nivel de seguridad sea de 4. Siempre sin obviar que no todas las conclusiones pueden ser certeras
Por tanto, aunque la conexión fue buena, el entendimiento no lo fue en absoluto, debido al desconocimiento y quizá cierto desdén por la forma de trabajar ajena. Una postura que en ningún caso lleva a una puesta en común y sí a la realización de juicios paralelos dentro de un mismo acto judicial, pues no hay que ignorar que mientras estas preguntas se alejaban de los hechos que señalaban el informe, las otras se habrían evitado con la lectura dicho estudio. En definitiva, no se hizo una sola pregunta técnica sobre los grafismos cuestionados.

Artículo de : ALBERTO REPISO , perito calígrafo incluido en el buscador judicial Thesauro 

logo-ard-alberto-repiso

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s