DATAR TINTA Y PAPEL

Artículo de PERITOS CALÍGRAFOS JUDICIAL profesionales incluidos en el Buscador Judicial de Thesauro.

Peritos Caligrafos Judiciales

En el mes de diciembre de 2017, un abogado, cliente habitual del laboratorio, nos comentó si podíamos darle un vistazo a una pericial de parte contraria en un caso que llevaba él.

Nos aclaró que prefería no comentar nada al respecto, de esta forma, deseaba que nos formáramos nuestra propia conclusión, sin influenciar en nuestras posibles deducciones al respecto.

Nos llego el documento, e iniciamos su estudio, el objeto era:

Si la datación de la tinta y papel, de las firmas de Don xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx en el documento dubitado fechado el 18 de mayo de 1966 señalado como “Documento de compraventa de las tierras denominadas xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx sitas en xxxxxxxxxxxxxxxx” fueron firmadas en la fecha del documento.

El informe contiene un total de seis páginas en su anverso, la primeras con datos del perito, titulaciones etc. las segunda y tercera con “Antecedentes históricos de la grafología”, la cuarta y quinta pág siguientes sobre personajes de la grafología, Abate Jean Hippolyte Michon (1806-1881), Jules Crépieux-Jamin (1859-1940), Max Pulver (1889-1952) …, la quinta con fotos de las firmas, cinco laterales y una del final, y la sexta página con las conclusiones:

“Se analizan las tintas y papel del documento aportado como dubitado, llegando a la CERTEZA, que las firmas, si se estamparon, el 18 de mayo de 1966, dado que el trazado de la firma es sincero”.

Ante la perplejidad del equipo, nos quedamos sin palabras, inclusive pensamos si era una broma, ya que estaba cercano el 28 de diciembre (día de los santos inocentes) en España en este día se gastan bromas. Incluso llamamos al abogado, para preguntarle si era autentico o una broma, nos explico que el informe está depositado en los juzgados que llevaban el asunto.

Por respeto y elegancia, preferimos no dar nombres, ni hacer comentarios al respecto, añadiremos un artículo técnico sobre análisis de tintas y papel.

DATACIÓN TINTAS:

En la actualidad datar la fecha de un escrito a través de la tinta o del papel es una cuestión, con poca fiabilidad y fácilmente rebatible.

El perito riguroso, de acuerdo con las policías de todo el mundo y la comunidad científica forense, es conocedora de que no se puede determinar ningún método fiable de análisis forense dirigido a la datación de las tintas sobre papel, en la actualidad no existe ningún método que sea validado internacionalmente.

Los procesos de envejecimiento que sufre una tinta tras ser depositada en el papel están interrelacionados entre sí. Se hace difícil establecer compartimentos estancos en la clasificación, las resinas polimerizan reteniendo cantidades de compuestos volátiles en su secado e interactuando con el papel, y los tintes interaccionan con las resinas formando uniones entre ellos.

Debemos distinguir previamente entre dos clases de edades, la llamada “edad absoluta ”y la “edad relativa”, siendo la primera la que corresponde a una tinta desde su fabricación, y la segunda es la antigüedad de una tinta con respecto a otra, pues como sabemos, una tinta puede tener un proceso natural de envejecimiento dentro del frasco en el que se envasa y, por consecuencia, aun cuando determinados la edad, esta no puede estar acorde con el documento en cuestión, tomando en cuenta, además del proceso que sufre con la exposición a la luz, aire, o sea factor ambiental, humedad, etcétera, lo que nos indica que esto es solo un factor teórico.

Las fases de degradación de las tintas son provocados o catalizados por agentes procedentes del exterior tales como: la humedad ambiental, sobre todo si se trata de un material con carácter higroscópico; la temperatura, que es una de las principales causas de deterioro de los materiales, debido principalmente a que el calor provoca un aumento de velocidad de las reacciones de degradación; la radiación, toda vez que la energía recibida permite alcanzar la energía de activación de numerosos procesos químicos, lo que acelera las reacciones químicas y las rupturas de enlaces. La radiación permite la formación de radicales, producidos a partir de la ruptura homolítica de enlaces (principalmente carbono-hidrógeno y carbono-oxígeno, conjugados a dobles enlaces). Estos grupos químicos son muy reactivos, conduciendo rápidamente al deterioro de los materiales, mediante rupturas, reorganizaciones y la formación de oligómeros y polímeros, que pueden hacer variar de forma drástica las propiedades de los materiales. En el ambiente existen otras sustancias contaminantes que pueden resultar dañinas y degradar las tintas.

La detección de factores que pueden verse afectados por multiplicidad de variables referentes a las condiciones de almacenamiento del documento (tales como humedad, sequedad, iluminación, calor, frio, etc.) y características del soporte (acidez del papel, grosor del mismo, etc.) y la tinta en sí, los cuales repercuten en la exactitud de las conclusiones arribadas.

Por lo anterior, la determinación de la antigüedad de tintas es aún un estudio no categórico.

La tinta inicia con un proceso de secado con respecto al tiempo, debido a la perdida por evaporación y desprendimiento de los solventes volátiles, que deriva en la degradación de los colorantes y un endurecimiento por oxido-reducción de las resinas de cohesión molecular, con base en la polimerización de las mismas. La cuantía remanente del conjunto de solventes, deja un residuo que se volatiliza lentamente, pudiendo ser detectado al transcurso anteriores a los dos años, sin embargo, la cantidad contenida de éste en un trazo, únicamente puede ser utilizado para su datación si es monitoreado y/o generado algún valor, mismo que es una variable independiente de la cantidad de muestra extraída (masa) y formulación de la tinta dentro de la investigación.

Lo que actualmente si se puede comprobar, es si una firma o texto escrito con tinta, es reciente, máximo 90 días o antigüedad superior a tres años, por la detección de los disolventes y otros.

Sin embargo, sí hay situaciones en las que puede aclararse con bastante certeza a qué fechas de la vida pertenece una firma o escrito. El estudio se basa en que vamos variando de escritura a lo largo de los años. En algunos casos la evolución es más rápida y patente, en otros, tal cambio es menos perceptible.

El perito compara firmas y/o escritura de la persona a lo largo del tiempo, y comprueba las variaciones que los trazos han sufrido en el transcurso de los años. De esa forma, consigue enclavar la firma o escrito cuestionado, en una franja de tiempo donde el paralelismo gráfico es mayor.

DATACIÓN PAPEL

Datar un papel o datar un documento de la década del siglo pasado a la actualidad es prácticamente imposible porqué ha podido permanecer guardado durante años desde su fabricación hasta que ha pasado a formar parte del documento, y actualmente los componentes químicos del papel y sus microbicidas hacen que el papel no se deteriore como antaño y factores externos de cómo se guarda el documento, pueden influenciar su proceso de envejecimiento como son las circunstancias ambientales: luz, humedad, temperatura, y condiciones de almacenaje del documento.

Los papeles actuales desde la década aprox. de los 90´ NO contienen cloro para blanquear.

Para datar por comparación con un estándar es necesario poseer una extensa base de datos de fabricantes de papel a nivel mundial actualizada para poder cotejar y analizar químicamente, cosa inexistente en la actualidad.

http://www.peritoscaligrafosjudicial.es

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s