PERFIL GRAFOLÓGICO DE IVÁN RAÑA

 
 
Antes de la rueda de prensa, donde Iván Raña era homenajeado en la sede del Instituto Europeo Campus Stellae y donde hacía pública su presencia en el mundial Ironman de Hawaii, le propuse firmar en el libro de honor de Campus Stellae, y comentamos lo interesante y sorprendente que resulta siempre un análisis de la escritura. Así pues me puse con el estudio de su perfil.



Como siempre, hay rasgos que nos llaman más la atención que otros porque suelen ser diferenciadores y característicos de cada persona. En la letra de Iván Raña destaca que retoca algunas letras, lo que demuestra su carácter perfeccionista, que busca la claridad en todo lo que hace. Otro rasgo es que sus óvalos, como la “a” y la “o” aparecen abiertos siempre. Por ejemplo, la “a” abierta en la unión con el trazo de prolongación es propio de personas abiertas y comunicativas, afables y extrovertidas.
La letra “o” suele escribirla abierta también y casi siempre por arriba, lo que lo define como persona muy sincera y abierta.
En la “i” de Iván, en el 50 % de los casos, el punto lo dibuja como si fuese una tilde. Esto aparece en personas muy activas, inquietas, y que tienen claro lo que quieren hacer.
La “v” es una de las letras donde mejor se refleja la energía y vitalidad del sujeto y, sobre todo, la forma en que canaliza esa energía. En este caso, Iván la hace como si fuese una “V”, lo que marca, sobre todo, su capacidad de generar, de forma muy natural, energía positiva.
Una de la letras de donde podemos sacar mas información es la letra “t”. En esta letra se refleja el estado de ánimo de la persona. En concreto, el trazo vertical de la “t” se asocia a la energía del yo, a la fortaleza de personalidad y, por tanto, a su capacidad de poder evitar la influencia no deseada de terceras personas, y otras opiniones. En esta letra se ve también la capacidad de solventar dificultades y alcanzar metas en la vida a través, sobre todo, del esfuerzo y de la superación personal, como bien ha demostrado Iván en su trayectoria deportiva. La “t” que dibuja es la minúscula simplificada, propia de los que buscan la profundidad de las cosas, que son estables, seguros y que tienen gran voluntad a la hora de hacer las cosas. Cuando escribe “Instituto”, su “t”, tiene otra característica peculiar y es que se liga a la letra contigua, un rasgo que refuerza su dinamismo, fuerza de voluntad, energía y su proactividad.
Cuando escribe “Campus Stellae”, descubrimos la letra “s”, que es la que nos dice si una persona es egoísta o no, tacaña o espléndida. Pues bien, la de Iván Raña es redondeada y abierta, lo que implica simpatía, persona afable, agradable y extrovertida. Y es justo en esta letra donde se aprecia a las personas con dotes para el arte. Tendré que descubrir cuál es la habilidad artística de Iván.
La letra “c”, es tipográfica, propia de personas dinámicas y eficaces, a la vez que sencillas y naturales, claras y con un cierto grado de austeridad.
Para ir terminando, tocaré la referencia de los márgenes que emplea en la dedicatoria, hay que decir que son amplios y generosos, sobre todo el superior, que definen a Raña como persona respetuosa, discreta y elegante. Su firma clara y marcada por los óvalos cruzados por una gran línea vertical, lo que quiere decir es afable, discreto y con las ideas muy claras. Una vez que marca el camino no tiene dudas y es luchador.
En resumen, Iván Raña es una persona, sobre todo, dinámica, afable, con un gran positivismo, ágil y proactivo.

Imagen: http://www.triathlontime.com

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s