TDHA

Artículo de: RAQUEL SUÁREZ RAMOS

Profesional incluido en el BUSCADOR PROFESIONAL THESAURO 

El TDAH se denomina al trastorno por déficit de atención e hiperactividad, que se da fundamentalmente en la edad escolar con frecuencia a partir de los siete años de edad.

Las características primordiales de este trastorno son básicamente. Inatención, hiperactividad e impulsividad.

La etiología del trastorno se desconoce aunque sí es cierto que tanto los factores genéticos como ambientales favorecen la aparición del mismo.

El problema fundamental del TDAH es la alteración en las funciones ejecutivas, es decir falta de atención y de memoria, inhibición motora , cognitiva o emocional, problemas para organizar o planificar una acción , asi como reflexionar sobre las consecuencias de las acciones.

En niños y adolescentes el 50% de las consultas de Psiquiatría vienen determinadas por este tipo de trastorno.

Las manifestaciones clínicas de este trastorno hemos comentado que son: inatención, impulsividad e hiperactividad.

La inatención se caracteriza básicamente por:

• No prestar atención a los detalles ( por ejemplo, signos en operaciones matemáticas, enunciados de ejercicios, ortografía)

• Cometer errores o descuido o por despiste

• Presentar dificultad para mantener la atención: están en su mundo, se les va el santo al cielo, se aburren fácilmente. • Presentan dificultad para organizarse y planificarse.

• Presentan dificultad para completar actividades; dejan las cosas a medias.

• Evitan tares que requieran esfuerzo mental

• Pierden cosas • Se distraen con facilidad por estímulos externos, se olvidan de encargos

• Parece que no escucha cuando se les habla.

La hiperactividad consiste en:

• Moverse continuamente de su asiento, cambiar de postura, enredar con las manos.

• Hacer ruidos excesivos en actividades que no lo requieren, pegar golpes dar gritos, tirar cosas, etc.

• Hablar excesivamente.

-Correr o subirse a alturas de forma excesiva aunque los pares le comuniquen lo contrario.

La impulsividad consiste en:

• Responder sin pensar. decir lo primero que le venga sin reflexionar.

• Presenta dificultad para esperar su turno.

• Interrumpe conversaciones o juegos.

Así un niño con TDAH presentara otras dificultades asociadas:

Dificultad para las relaciones sociales.

Rendimiento académico por debajo de su capacidad.

Dificultad en el aprendizaje.

Dificultad para la expresión verbal.

Torpeza motora fina ( mala caligrafía) y gruesa ( niño torpe)

Escasa tolerancia a la frustración.

Escasa noción y manejo del tiempo.

Tendencia a la baja autoestima.

Conductas de riesgos por comportamientos impusivos.

CONMORBILIDAD PSIQUIATRICA

En torno al 70% los pacientes con TDAH presentan un trastorno conmorbido y el 40% sufren al menos dos.

La conmorbilidad es más frecuente en pacientes varones, de mayor edad, con nivel cognitivo bajo, y escaso nivel cultural y educativo.

Los trastornos psiquiátricos que con mayor frecuencia se asocian son: trastornos del comportamiento, trastornos del humor, abuso de sustancias, trastornos de ansiedad y trastornos de aprendizaje.

EVALUACIÖN Y CLASIFICACION DIAGNÓSTICA

El diagnostico del TDAH es clínico, y se basa en una historia clínica detallada.

En la entrevista con los padres se debe de valorar la sintomatología que presenta el niño así como: intensidad, frecuencia, constancia en el tiempo y el contexto en los que aparecen dichos síntomas.

Se debe de realizar una amplia historia clínica en la que conste de datos tan relevantes como, Antecedentes familiares tanto médicos como psiquiátricos, desarrollo psicomotor, ambiente familiar, relaciones sociales, evolución en la escolarización.

Se debe de valorar situaciones estresantes o de conflicto entre el niño y sus progenitores, ya que aunque no es el causante del cuadro clínico puede inferir negativamente en el.

Las pruebas que se deben de realizar para el diagnostico del TDAH son de dos tipos:

– Pruebas médicas

– Pruebas psicológicas

Las prueba médicas vendrán determinadas por pruebas de audición, visión, analítica general que sirven para descartar causas orgánicas de hiperactividad, impulsividad e inatención.

Como pruebas psicológicas se realizaría una batería de técnicas psicométricas entre las que se encuentran Continuos Perfomance, Test de Caras, Test Stroop.

Una vez obtenido el resultado de las pruebas realizaríamos el diagnostico a través del DSM-IV, editado por la Asociación Americana de Psiquiatría (APA) o la CIE-10 editada por la Organización Mundial de La Salud (OMS) .

DIAGNOSTICO DIFERENCIAL

El diagnostico diferencial del TDAH es:

• Evolutivo.

• Medico.

• Neurológico.

• Psiquiátrico.

• Social.

Evolutivo. Se debe distinguir el TDAH de la inatención, hiperactividad e impulsividad, normales para su edad, nivel de desarrollo o nivel cognitivo.

Médico. Varias enfermedades médicas pueden dar un cuadro clínico similar al TDAH: alteraciones del sueño, malnutrición, estreñimiento, síndromes de piernas inquietas, problemas visuales o auditivos, enfermedades endocrinas como hipotiroidismo, hipertiroidismo, diabetes, enfermedades genéticas, consumo de tóxicos en el embarazo, intoxicación aguda o síndrome de abstinencia en la gestación.

Neurológico. Existen una serie de enfermedades que se pueden confundir con el TDAH, estas son: trastorno epiléptico, en concreto crisis de angustia, secuelas de traumatismo craneal , en concreto con afectación del lóbulo frontal o ganglios basales, y daño cerebral perinatal.

Psiquiátrico. La sintomatología del TDAH es compartida con muchos trastornos psiquiátricos tales como: trastornos del humor, del comportamiento, del aprendizaje, de ansiedad, abuso de sustancias, trastornos del espectro autista, trastornos por tics, síndrome de Tourete y trastorno psicótico. Hay veces que los síntomas se solapan y es difícil establecer un diagnostico diferencial claro, en otras ocasiones hasta un 70% de los casos de TDAH se asocia con uno de estos trastornos.

Social. Puede cursar clínicamente como TDAH, dificultades sociales o conflictos estresantes tales como, secuelas de un abuso ( físico, sexual, o psíquico ), presencia de un acontecimiento traumático, ambiente familiar inestable y desorganizado, así como un nivel de exigencia inadecuado tanto por exceso como por defecto por parte de padres y profesores.

ETIOLOGIA.

La etiología de TDAH es multifactorial. La patogénesis de este trastorno obedece a causas genéticas, ambientales y la interacción entre ambas, si bien no está perfectamente delimitada.

Factores genéticos. Si uno de los progenitores del niño presenta TDAH, el riesgo de que el niño lo presente aumenta entre 2- 8 veces. La heredabilidad del TDAH es en torno a un 77% .Los neurotrasmisores implicados en la patogenia del TDAH son: dopamina, noradrenalina y serotonina.

Factores ambientales. Los factores ambientales no son específicos de este trastorno. Los mas estudiados son: exposición in útero a tabaco o alcohol, tratamiento farmacológico a base de benzodiacepinas o anti convulsionantes, prematuridad, ajo peso al nacer, complicaciones perinatales como toxemia, eclampsia o edad avanzada de la madre, hemorragia peri-parto, conflicto familiar severo o crónico, antecedentes psiquiátricos en progenitores, clase social baja, haber permanecido institucionalizado, pero en ningún caso supone una causa suficiente para la aparición del TDAH. Los niños con TDAH poseen alteraciones cerebrales, tales como una reducción del cerebro, la corteza pre frontal, el cuerpo calloso, ganglios basales y cerebelo, como consecuencia de todo lo expuesto el cerebro de un niño con TDAH presentara un menor funcionamiento.

EVOLUCION Y PRONÓSTICO

En niños inferiores a 7 años de edad es difícil realizar un diagnostico del TDAH.

A partir de esta edad es fácil detectar el cuadro clínico típico cumpliendo los criterios diagnósticos.

En la adolescencia es frecuente que aparezca sintomatología conmorbida al TDAH. La sintomatología puede permanecer en la edad adulta disminuyendo la hiperactividad y permaneciendo la inatención e impulsividad.

Los niños que han sido diagnosticados de TDAH en la infancia, pueden presentar en la edad adulta cambios frecuentes de trabajo, mayor tasa de separaciones y divorcios , problemas a nivel social, amistades poco duraderas, multas por exceso de velocidad, conducción temeraria, etc.

Los objetivos fundamentales sobre el tratamiento del TDAH son eliminar o disminuir la sintomatología característica de este trastorno, tener un optimo funcionamiento académico, así como una buena red social y de apoyo y por último facilitar la transición para tener una buena calidad de vida en la edad adulta dotándole de las herramientas necesarias para conseguir dicho objetivo.

El tratamiento se basa en tres ares fundamentales:

• Psicoeducacion y entrenamiento los padres en manejo conductual

• Apoyo escolar

• Tratamiento farmacológico.

Psicoeducacion y manejo en el entrenamiento en el manejo conductual

Consiste en informar a padres, profesores y cuidadores sobre el TDAH.

Este tipo de entrenamiento debe ser utilizado tanto en casa como en el colegio.

Consiste fundamentalmente en mantener rutinas estables, , aumentar el orden, establecer reglas claras sencillas y concretas, realizar estímulos positivos a través de premios, utilizar un sistema de contingencia de refuerzos pactando consecuencia positivas inmediatas si se cumplen y negativas si no se cumplen, utilizar la técnica de “ tiempo fuera”. Este tipo de técnicas conductuales está demostrado que han tenido un optimo resultado en pacientes con TDAH.

Apoyo escolar

El apoyo escolar es fundamental en el tratamiento de este trastorno.El niño necesita a una persona que de forma individual le enseñe a organizar y planificar los deberes y el estudio. Sería conveniente recibir un refuerzo por profesionales con formación específica así como una adaptación curricular en las asignaturas en las que ofrece peor rendimiento.

Tratamiento farmacológico

El tratamiento farmacológico es esencial en este tipo de trastorno.En España los fármacos de primera línea son el metilfenidato y la atomoxetina, si estos tiene efectos secundarios en el paciente se indicarían los fármacos de segunda línea tales como el bupropion, los alfa-2- agonistas y los antidepresivos cíclicos.

La combinación del tratamiento farmacológico combinado con un buen apoyo escolar y un entrenamiento conductual tiene un mejor pronostico para este tipo de trastorno que actuando de forma independiente cualquier tipo de los tratamientos expuestos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s