La importancia de la escritura manuscrita

En los últimos días se ha formado un revuelo acerca de la noticia que saltó a los medios de comunicación sobre la decisión que el Gobierno de Finlandia había tomado acerca de la eliminación de la escritura manuscrita en las escuelas. La indignación de muchos expertos no era para menos, iban a perder multitud de habilidades y dejar de desarrollar otras tantas si efectivamente, llegaban a tomar dicha decisión.

Minna Harmanen, responsable del Instituto Nacional de Educación finlandés, ha confirmado que se trataba de un malentendido, y que los niños seguirían aprendiendo a escribir a mano.

Aunque estemos viviendo una auténtica revolución tecnológica y los textos manuscritos sean cada vez menos numerosos, la presencia de los mismos en todo tipo de sociedades sigue siendo muy notable, por lo que es recomendable, por no decir primordial, que se conserve la “buena tradición” de continuar con esta actividad.

La escritura es un ejercicio imprescindible y fundamental en el desarrollo psicológico del ser humano. Toda persona, en el acto de escribir, posee la voluntad de comunicar algo y que quede constancia de ello, interviniendo en dicho acto, el conocimiento del lenguaje (caligrafía y ortografía) y el dominio de la grafomotricidad. Pero en este acto influyen también otros aspectos no menos importantes como los ambientales, físicos, psíquicos, posición corporal etc.

A pesar de los avances tecnológicos de la actualidad y todas las ventajas que pueda suponer esta revoluición, se ha demostrado que escribir a mano produce beneficios para nuestro cerebro debido a la activación simultánea de tres procesos mentales:

-El área visual, pues proyectamos la vista sobre un soporte.

-La habilidad motora, en tanto colocamos el útil escritural y desarrollamos movimientos para trazar las grafías.

– La capacidad cognitiva, al someternos a un proceso de memoria al recordar la forma que posee cada letra.

Que los niños aprendan a utilizar el ordenador, móvil, o demás útiles tecnológicos, por suerte o por desgracia están a la orden del día, y tarde o temprano entrarán en contacto con ellos. Pero su uso no asegura ni por asomo, el desarrollo de las habilidades que se consiguen con la escritura.

Así que ya sabeis… papel y bolígrafo y ¡a escribir!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s