INFLUENCIAS EN EL DESARROLLO DE LA GÉNESIS ESCRITURAL DE UNA PERSONA.

Artículo de: peritoscaligrafosjudicial.es

Profesionales colaboradores en http://www.thesauro.com 

web_lernstift_big_ce.jpg (600×400)

ORIGEN DEL MOVIMIENTO ESCRITURAL.

El proceso escritural es de gran complejidad, el cual se dominará luego de un aprendizaje adecuado; es impuesto y sus reglas deben ser asimiladas y recordadas. El niño cuando garabatea por primera vez realiza un acto involuntario y no sigue ninguna norma impuesta, sino que en su libertad provoca una creación.

“La escritura es una conducta reflexiva, meditada, pensada, no es posible escribir y conversar al mismo tiempo, porque se debe razonar entender y ver lo que se escribe, porque cada letra o cada palabra es el producto de un pensamiento, de un acto inteligente, colocando en cada uno de los signos gráficos correspondientes.”

Es un conjunto de normas preestablecidas que necesariamente deberán ser conocidas y aceptadas. Al escribir deberá imitarse un modelo determinado, influirá en esta acción la habilidad para manejar el lápiz o el bolígrafo.

El acto de escribir es un acto humano; por lo tanto implica un pensamiento consciente e inconsciente en el sentido de que en su contenido se va a reflejar la escritura de manera simbólica.

Existe una indudable analogía entre el lenguaje, el andar y la escritura, definiendo que todo gesto expresivo tiene un origen psicoafectivo, basado en la conducta personal. Esto significa que cada persona escribe con un tipo de letra diferente debido a la influencia de su yo interior que se manifiesta por medio de la escritura, pero está influenciado por fuerzas psíquicas inconscientes que son incontrolables de manera voluntaria.

MOVIMIENTO Y ACTIVIDAD NEUROMUSCULAR.

El acto de escribir, garabatear o pintar, implica actividad nerviosa y muscular. La mano se desliza sobre el papel merced a los músculos del antebrazo, poniendo en juego la articulación del codo y del hombro.

El hombre es activo y diligente; la dinámica y el movimiento forman parte de su ser; externa o internamente ocurren en él transformaciones. Por ello el gesto gráfico se considera como el resultado de una diversidad de pequeños gestos motrices (mímica) que son la expresión final de los sentidos del autor.

La grafología descriptiva se nutre de la proyección simbólica de la escritura como imágenes provenientes del inconsciente que van dejando sutiles señales (micro gestos) que son los que estudiamos los peritos calígrafos judicial.

La escritura es producto de los complejos anímico y somático, por lo que cada escrito tiene una fisonomía distinta al de cualquier otro. También en el grafismo existe el gesto, lo mismo en el escrito espontáneo, donde la personalidad se muestra tal cual es.

TONO MUSCULAR.

El músculo es el órgano motor fundamental que actúa como respuesta a las señales que llegan del cerebro a manera de impulsos, esto se denomina tono muscular.

El órgano que se utiliza habitualmente para escribir es la mano, por lo tanto pone en funcionamiento una serie de mecanismos nerviosos perfectamente estudiados. Cualquier alteración producida en los centros nerviosos cerebrales o en las vías de conducción, se verá indefectiblemente reflejada en la escritura.

Se requiere mayor energía para impulsar el desplazamiento de un cuerpo blando y relajado que el de uno tenso y tonificado; los estados y cambios emocionales (tristeza, alegría), las diversas formas de euforia, el agotamiento físico y psíquico, y hasta las depresiones, están en íntima relación con el tono muscular.

Se sabe que la escritura sufre alteraciones en su dimensión, dependiendo ello de quien la efectúa se halle deprimido o eufórico; otro tanto ocurre con el tono muscular, siendo estas emociones fuente de enriquecimiento personal.

Cada perturbación actúa en forma directa sobre un conjunto de tensiones que no solo inciden en el estado corporal, sino en la conciencia e influirá determinantemente en la onda gráfica.

“La influencia de los factores anímicos es tal que la persona que escribe, va reflejando su verdadera personalidad inconsciente por medio de las señales graficas”.[5]

Se reconoce la indudable analogía entre el lenguaje, el andar y la escritura, definiendo que todo gesto expresivo tiene un origen psicoafectivo.

ESCRITURAS NORMALES (SANAS).

“La escritura es esencialmente simbólica, mediante los signos gráficos podemos llegar a conocer los sentimientos que se encuentran en las profundidades del alma humana.”[6]. La grafía de un individuo representa sus funciones intelectuales, fisiológicas y psicológicas.

Se considera el orden, armonía, velocidad, dirección, presión y continuidad. La rapidez o lentitud de los movimientos, su regularidad y proporción, deben ser constantes en la ejecución de los trazos gráficos. El equilibrio de un individuo evidencia buena salud, lo cual puede manifestarse en la forma como la cual dispone el espacio gráfico.

En el momento de escribir, la capacidad intelectual, los sentimientos y el propio yo afloran y se expresan simbólicamente. Toda persona adopta las particulares de su carácter y se conducirá también de ese modo con quienes le rodean.

El acto de escribir es un acto extraordinario complejo; por ser un acto psíquico y reflejo de su autor: el alma. Son tres los elementos principales que intervienen en el acto de escribir: Alma, cuerpo y materia escriptoria.

En el estado normal, prescindiendo del tercer factor, los otros factores no imprimen una fijeza absoluta.

DESARROLLO DE LA PERSONALIDAD.

La evolución de la personalidad de un individuo, deja marcas en la grafía del mismo, distinguiéndose ciertas etapas:

De los 7 a los 8 años de edad, se observan signos evidentes de disciplina y dificultad de la crisis automotriz.

De los 9 a los 10 años de edad, la escritura se torna más auténtica y espontánea.

De los 10 a los 13 años de edad, el grafismo se va despersonalizando, anunciándose las perturbaciones propias de la pubertad.

En la adolescencia, se producen desigualdades en la disposición, el orden, la expansión y la inclinación.

Entre los 20 y los 30 años de edad se exhibe madurez psicológica y seguridad en sí mismo.

Las fuentes básicas del desarrollo de la personalidad son el ambiente y la herencia. Hay partes del contenido de la personalidad que están más sujetos que otros a la herencia o a la influencia del ambiente y el aprendizaje.

Dentro de lo que definimos como medio ambiente encontramos a: “La familia”.

“El poder de la familia para moldear la personalidad es sumamente fuerte en la mayor parte de las culturas con: color familiar, aprendizaje en la familia, actividades de los padres, imitación”.

Con esto se intenta demostrar, la importancia de la influencia familiar en la personalidad escritural de una persona, la cual comienza en sus primeros años escolares, desenvolviéndose a lo largo de toda la vida.

Frecuentemente el profesional perito calígrafo judicial y Documentólogo se enfrentará ante casos de cotejo de firmas de personas de 20 años en adelante; pero no por ello se debe descartar firmas anteriores a esa edad ya que en la búsqueda de material indubitado se puede contar con este tipo de firmas.

CONCLUSIÓN

A lo largo del trabajo se han analizado casos concretos, individualizando el gesto gráfico que presentan las grafías de personas a través de los años, claro que este análisis, se podrá realizar cuando las circunstancias así lo permitan, pues no todos los individuos muestran tales condiciones en sus grafías.

En caso de que se observe una variabilidad manifiesta en los trazos, es conveniente analizar la mayor cantidad de escritos indubitados posibles, para poder realizar un exhaustivo exámen en las escrituras de la persona afectada.

En el desarrollo de su profesión, el Perito Caligrafo Judicial y Documentólogo, puede que tenga que enfrentarse a problemáticas que se planteen en una situación de este tipo, para lo cual se recomienda seguir los mismos pasos aplicados a los casos expuestos en la presente labor. Atendiendo siempre a los diferentes factores que también se expusieron en la presente.

El método expuesto se trata básicamente de los siguientes pasos: recolección de grafías a través de los años, toma de cuerpos de escritura al afectado, y análisis de las mismas tratando de individualizar el gesto gráfico, así como la evolución.

Dicho método permite determinar escrituras procedentes de una persona a través de los años, para así poder salvar inconvenientes que puedan plantear estas situaciones.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s