La peritación de Bonos Históricos. Una reflexión sobre el concepto de autentificación.


 Gabinete de Investigación Pericial y Forense 

 

Actualmente, la peritación de Bonos Históricos, en el mayor porcentaje de las veces, para apoyar una compra-venta del mismo, se ha convertido en un servicio muy demandado entre los Peritos en Documentoscopia. Dentro del amplio mundo de la veracidad documental, existen diversas maneras de emitir un informe que “acredite” la “autentificación” de los documentos analizados (ya sean cuadros, documentos manuscritos antiguos,…). En este artículo, vamos a centrarnos en los Bonos Históricos y su peritación.
Desde el Gabinete de Investigación Pericial y Forense, entendemos que, cuando se trata de una peritación con el ánimo de comprobar algo (en este caso la “autentificación” (nótese que el concepto autentificación va entrecomillado)), el informe debe ser completamente detallado, obviando cualquier tipo de simplificación, y debe ir acompañado de imágenes obtenidas del laboratorio con el fin de argumentar empíricamente cualquier conclusión.
A la hora de peritar un Bono Histórico se nos plantea una duda conceptual, y es la siguiente:
¿Podemos hablar de autentificación de documento cuando analizamos un Bono Histórico?
En la mayoría de los informes realizados de manera generalista para autentificar un Bono Histórico, la conclusión suele ser algo así como “El documento analizado es auténtico”.
En esencia y en honor al cientifismo y a la investigación pericial NO se puede autentificar un documento cuando este es lo único que analizamos. Es decir, siempre que el objetivo de la investigación sea autentificar cualquier tipo de documento (bono, obra de arte,…) se debe contar con un documento indubitado (entendiendo documento indubitado como aquel del cual no se tiene duda de su autenticidad). Simplificando, para autentificar, hay que comparar. No podemos saber si un documento es auténtico, si no tenemos otro (veraz) para compararlo.
Es por ello, que, cuando un cliente desea el informe de un Bono Histórico, debemos tener en cuenta que no contamos con un indubitado para compararlo, por lo que, técnicamente, no podemos certificar su autenticidad, sino que, nuestro objetivo, debe ser comprobar que las medidas de seguridad que ese documento presenta (tipo de impresión, soporte, tipo de sello…) son acordes.
Por lo que la conclusión más acertada sería, después de haber analizado dichas medidas y el documento en su conjunto, “el documento descrito no presenta ningún signo de falsedad”.
Estas diferencias en los conceptos son clave para realizar un trabajo serio, profesional y sujeto a la verdad, puesto que si en una pericial caligráfica, nunca realizaríamos un peritaje diciendo que dicha firma pertenece al “señor X” sin tener firmas reales del “señor X”, ¿Por qué vamos a autentificar un documento sin tener uno verdaderamente original?
Es algo que, a pesar de que parece obvio, crea controversia y mala praxis en la realización de este tipo de informes, ya que debemos ajustarnos a la sistemática de análisis. Al igual que un Perito Calígrafo no puede autentificar un cuadro entero, ya que su ámbito de actuación es únicamente la firma (a no ser que sea experto en obras de arte), y en su conclusión únicamente podrá “autentificar” la firma (no es raro encontrarse con informes en los que analizada la firma y concluyendo que pertenece al autor, se concluya que la obra pertenece al mismo sin llevar a cabo análisis holístico por expertos en la materia, cuando puede que la firma sí pertenezca al autor pero la obra no), un perito que desee analizar un Bono Histórico únicamente podrá utilizar el concepto “auténtico” si tiene un indubitado con el cual comparar.
Por ello, y con el objetivo de un pulcro empirismo, el perito que analice un Bono Histórico debe hacerlo desde el prisma de la comprobación y no de la autentificación.
Artículo de :

Investigación Pericial y Forense

http://www.investigacionpericialyforense.com/

Profesionales incluidos en la Guía Española de la Abogacía y Periciales y en el buscador profesional http://www.thesauro.com

Anuncios

2 pensamientos en “La peritación de Bonos Históricos. Una reflexión sobre el concepto de autentificación.

  1. Cómo puedo negociar un bono histórico en el mercado internacional – pago y entrega- y cuál es la naturaleza jurídica del documento para reclamar daños y perjuicios por incumplimiento en la negociación.

    Me gusta

    • Para negociar un bono histórico en el mercado internacional puede hacerlo uno mismo mediante el contacto directo con compradores o bien mediante intermediarios. En cuanto a la negociación y la reclamanción de daños, lo mejor es ponerse en contacto con un despacho de abogado (que muchas neces hacen de intermediarios) que tengan suficiente experiencia y sean profesionales del mercado internacional.

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s