La falacia de la localización de sujetos mediante la telefonía móvil en áreas metropolitanas

 

La falacia de la localización de sujetos mediante
la telefonía móvil en áreas metropolitanas
Este es un tipo de caso que se suele repetir en asuntos penales, en el que los expertos de la Policía tratan de demostrar la presencia de ciertos sujetos en un determinado lugar a través de la red GSM móvil. Nuestra posición es que no se puede fijar una posición de un objeto a través de redes móviles con la precisión con la que los expertos de la Policía tratan de convencer a los Jueces para áreas metropolitanas.
Para refutar esta posición “oficial”, se hizo un trabajo de campo eligiendo 12 rutas independientes en una determinada ciudad Española, repitiendo de 4 hasta 6 veces una misma ruta.
Los resultados demuestran que nunca se activan las mismas antenas. Las estaciones de base conectadas a lo largo de cada ruta, pueden variar muy ampliamente.
Esto es especialmente relevante en las redes metropolitanas en ciudades. Para comprobar esto se eligieron 12 rutas en un vehículo, distintas e independientes unas de otras con 4 teléfonos suscritos sobre los 4 operadores con red propia. Orange, Vodafone, Movistar y Yoigo.
En las rutas se llevaba un teléfono móvil por cada operador con una aplicación que identificaba la antena a la que estaba conectado, la potencia de la señal y otros parámetros. Recogiendo esta información cada 10 segundos.
Se hacían entre 4 y 6 repeticiones en cada Ruta, ida y vuelta. El trabajo completo, por su extensión, no se puede exponer en todo detalle en este artículo, baste decir el caso del Operador Orange que para una determinada ruta en la que se hicieron 6 repeticiones. El número de antenas intervinientes en el total de repeticiones de cada ruta es muy superior al de antenas usadas en cada repetición. En la ruta han participado un total de 21 antenas, pero por cada repetición de la ruta se usa entre 2 y 8 antenas, lo que equivale al 9,5 % y 38,1 % , respectivamente, del total de las antenas que han intervenido en las 6 repeticiones de la ruta. El promedio de las antenas vinculado a dicha ruta es de 3.75 antenas y su varianza (desviación
media) es de 4.5 ( ¡¡¡!!! ) . A partir de estos resultados se infiere la inexactitud que se puede invocar a la ubicación y la gran aleatoriedad del resultado.
Este efecto se debe a varios efectos como :

Si usted se está moviendo con un vehículo, hay un efecto pegajoso del enlace. Debido esto, los
resultados dependen del sentido de la ruta (ida o vuelta).
En el caso normal del vehículo en movimiento la antena de la base más próxima NO es a la que está conectado el terminal que viaja en el vehículo.
Incluso si usted está quieto en un solo lugar, la antena de la prestación del servicio depende de la ruta que haya tomado para llegar a él.
Así que las declaraciones formales de los expertos de la policía (policía española) respecto a la precisión de ubicación no son ciertas. Estas declaraciones están siendo llevadas a los tribunales, pero lo que es peor es se les está dando credibilidad.
El problema de este tipo de prueba es que se puede “endosar” la presencia de determinados “sujetos” de interés para la policía a su conveniencia, aunque otras pruebas descarten su presencia en el lugar o en los hechos.

Javier Llorente Muñoz
Ing. Sup. Telecomunicación
Col. 2868

http://www.thesauro.com/nexo601/
Perito Judicial miembro de la APAJCM, la APAJCV y de la APPJ

Miembro de la Guía Española de la Abogacía y Periciales e includo en el buscador profesional http://www.thesauro.com

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s