EL DERECHO DE DEFENSA Y EL NOMBRAMIENTO EN LOS PROCEDIMIENTOS JUDICIALES DE PERITOS CON CERTIFICACIÓN AENOR YSEGURO DE RESPONSABILIDAD CIVIL.

Peritos Caligrafos Judiciales

 

El derecho de defensa de las partes implica la exigencia de garantizar que los Peritos designados en el procedimiento en que son parte reúnan, siempre y cuando ello sea posible, los requisitos de estar en posesión de un Certificado AENOR que avale su alto nivel de profesionalidad y de un seguro de responsabilidad civil con el que pueda hacer frente, en su caso, a eventuales responsabilidades civiles derivadas de su actuación como Peritos ante el Juzgado o Tribunal, siendo todo ello especialmente necesario en el caso previsto en el art. 340,1 de la L.E.C., que establece que, “si se tratare de materias que no están comprendidas en títulos profesionales oficiales, habrán de ser nombrados entre personas entendidas en aquellas materias”, tal cual es el caso de los Peritos Calígrafos, Grafólogos y Documentólogos.
Así pues, cuando el Perito designado de parte en un procedimiento judicial cuente con una certificación AENOR que avale el nivel de calidad de los servicios prestados por el mismo y, en consecuencia, de su Informe, y, en cambio, no cuente con dichas garantías de eficacia ya sea otro Perito de parte, ya sea incluso el Perito designado judicialmente, el Juzgador debe inclinarse en valorar como más acertado el del Perito al que respalda la Certificación AENOR, y ello en aplicación de reiterada y constante jurisprudencia que deja de manifiesto que, cuando los Informes de los Peritos de parte vienen revestidos de mayores garantías de fiabilidad por ser más completos, estos, “según las reglas de la sana crítica” a que se refiere el art. 348 de la L.E.C., referida a la “valoración del dictamen pericial”, deben prevalecer al ser valorada por el Juzgador sobre los efectuados por los Peritos judiciales, y, tal como, aquí, se citan por todas, así en este sentido, se pronuncian la Sentencia de la Audiencia Provincial de Cuenca (Sección 1ª) nº 9/2013, de 21 de mayo, así como la Sentencia de la Audiencia Provincial de Girona, Sección 1ª, de diez de abril de 2003 (recurso 70/1992), ésta última recaída en el conocido “caso de la farmacéutica de Olot”.
Y es que “las reglas de la sana crítica” deben ser entendidas, y así lo expresa Eduardo COUTURE, en su universalmente reconocida obra Estudios de Derecho Procesal Civil (Buenos Aires, Ediciones Depalma, 1979, t. II: pag. 478) como “las reglas del correcto entendimiento humano. En ellas interfieren las reglas de la lógica, con las reglas de la experiencia del juez. Unas y otras contribuyen de igual manera a que el magistrado pueda analizar la prueba con arreglo a la sana razón y a un conocimiento experimental de los casos. El juez que debe decidir con arreglo a la sana crítica, no es libre de razonar a voluntad, discrecionalmente, arbitrariamente. Esta manera de actuar no sería sana crítica, sino libre convicción. La sana crítica es la unión de la lógica y la experiencia sin excesivas abstracciones de orden intelectual, pero también sin olvidar esos preceptos que los filósofos llaman de higiene mental, tendientes a asegurar el más certero y eficaz razonamiento”.
No en vano, es de sentido común, y de ello puede hablarnos cualquier ciudadano medio en su condición de experiencia como consumidor, depositar más confianza en un producto cuya calidad está garantizada por una Certificación de una entidad de tan reconocida confianza como AENOR que en otro que carece de tan importante aval, y ello tanto más cuanto, como es el caso de los Peritos Calígrafos, Grafólogos y Documentólogossus estudios no se encuentran regulados legalmente mediante el establecimiento de un título oficial creado a tal efecto.

Por otra parte y en apoyo de la antedicha Jurisprudencia, no debemos olvidar que la vigente Ley 1/200, de 7 de enero, de Enjuiciamiento Civil, de aplicación subsidiaria al resto de jurisdicciones, incluida la penal, equipara en obligaciones a los peritos judiciales y a los peritos de parte, no pudiendo ser más claro y rotundo el precepto contenido en su art. 335,2, que, si ambages, expresa que “al emitir el dictamen, TODO PERITO” – con independencia, por tanto, de que haya sido designado judicialmente o de parte – “DEBERÁ MANIFESTAR, BAJO JURAMENTO O PROMESA DE DECIR VERDAD, QUE HA ACTUADO Y, EN SU CASO, ACTUARÁ CON LA MAYOR OBJETIVIDAD POSIBLE, TOMANDO EN CONSIDERACIÓN TANTO LO QUE PUEDA FAVORECER COMO LO QUE SEA SUSCEPTIBLE DE CAUSAR PERJUICIO A CUALQUIERA DE LAS PARTES, Y QUE CONOCE LAS SANCIONES PENALES EN LAS QUE PODRÍA INCURRIR SI INCUMPLIERE SU DEBER COMO PERITO.” En consecuencia, no debe perderse de vista que el Perito denominado de parte tiene exactamente la misma obligación que el Perito judicial de actuar “CON LA MAYOR OBJETIVIDAD POSIBLE”.
No debemos olvidar, por ser esta circunstancia sumamente relevante, que el nombramiento por parte del Secretario del Juzgado o Tribunal correspondiente de un Perito cuya calidad no se encuentra respaldada por una Certificación AENOR cuando existe, en la especialidad correspondiente al Perito nombrado, la posibilidad de designarlo de entre los cuentan con una Certificación AENOR que avala su nivel de calidad dado por las elevadas exigencias de ésta entidad para conceder aquélla, puede, en caso de implicar la responsabilidad directa, ya sea culposa o dolosa, del Perito por el informe emitido por el mismo, conllevar la responsabilidad subsidiaria del Secretario que lo designó y, en consecuencia, de la Administración de Justicia a la que éste último sirve.
Así mismo, debe, igualmente, considerarse deber del Secretario del Juzgado el verificar que el Perito designado por el mismo cuente con un seguro de responsabilidad civil con el que poder tener cubiertas las eventuales responsabilidades de dicha naturaleza que, a este último, pudieran sobrevenirle como consecuencia de su actuación en el procedimiento en el que ha resultado designado.
El incumplimiento de los expresados deberes por parte del Secretario supone una negligencia del mismo de carácter culposo y, más concretamente, una “culpa in vigilando”, puesto que, haciendo aquí propias las palabras del art. 3,1) delReglamento Orgánico del Cuerpo de Secretarios Judiciales, aprobado por Real Decreto 1608/2005, de 30 de diciembre, los Secretarios, “en el ejercicio de las funciones de dirección técnico-procesal de la Oficina judicial, así como en todas aquellas que les encomiende la Ley Orgánica del Poder Judicial y el presente Reglamento y sean distintas de la enunciada en el apartado anterior, actuarán bajo los principios de unidad de actuación y dependencia jerárquica, disponiendo los medios precisos para que la Oficina judicial actúe bajo los criterios de eficacia, eficiencia, agilidad, responsabilidad por la gestión, racionalización del trabajo, coordinación y cooperación con las Administraciones competentes en materia de justicia, de manera que los ciudadanos obtengan un servicio próximo y de calidad, con respeto a los principios recogidos en la Carta de Derechos de los Ciudadanos ante la Justicia.”
De cualquier manera, ya sea judicial o de parte, ante tal inactividad por parte del Secretario del Juzgado o Tribunal, cabe la posibilidad para las partes de proceder a interesar de aquél la comprobación de los expresados extremos solicitándole que requiera al Perito para que aporte documentación acreditativa tanto de estar al día en el pago del preceptivo seguro de responsabilidad civil que, como profesional, le corresponde como, así mismo, de haberle sido otorgada la Certificación AENOR de calidad. Pues bien, para el caso de que el Secretario atendiera a tal requerimiento de parte y resultare que el Perito carece de decualquiera de tales requisitos, podría dicha parte proceder a formular tacha del mismo con fundamento en la circunstancia relacionada como 5ª en el art. 343,1 de la L.E.C., en virtud del cual “los peritos no recusables podrán ser objeto de tacha cuando concurra en ellos alguna de las siguientes circunstancias:
“5ª.- Cualquier otra circunstancia, debidamente acreditada, que les haga desmerecer en el concepto profesional.”
Y es que parece obvio que, dicho sea con todos los respetos, difícilmente se podrá hablar de un profesional de confianza que se precie cuando resulta que el mismo no se ha preocupado, tan siquiera, en tener cubierta, conforme le obliga la Ley como profesional, la responsabilidad civil que le pudiere devenir como consecuencia de su actuación como tal.
Y, ya por lo que se refiere a no estar en posesión del Certificado AENOR, aunque no se trate de una cuestión tan básica y evidente como la necesidad de estar asegurado en su quehacer profesional, hay que considerar que, al margen de cualquier consideración de tipo personal o subjetivo, resulta un hecho innegable desde un punto de vista objetivo que el profesional que carece de aquél “desmerece” profesionalmente con respecto a aquél que sí lo tiene.
En cualquier caso, y para evitar que se pueda dar el caso de que termine siendo transcendente en la resolución de la litis el parecer de un Perito que no reúna los expresados requisitos cuyo cumplimiento por el mismo supondrían garantía de su solvencia profesional, siempre tendría la parte la opción, en el momento de solicitar la prueba, y conforme a la potestad que le confiere el principio dispositivo en el ámbito del proceso civil y, en general, a la proscripción que de la indefensión se establece en el art 24,1 de nuestra Carta Magna a fin de salvaguardar el derecho fundamental a la defensa, de solicitar que el Perito judicial que se designase por el Juzgado cumpliere reuniere los expresados requisitos necesarios para garantizar la fiabilidad del Informe emitido por el mismo y el efectivo cobro derivado de una futura eventual responsabilidad civil derivada de su actuación profesional en el procedimiento.
Peritos Calígrafos Judicial está Certificada por AENOR Registro nº ER-0081/2014, con fecha 2014-02-12 como reconocimiento y evidencia de la conformidad de su sistema de gestión con la norma UNE-EN ISO 9001:2008.
Articulo cedido por http://www.colegioperitoscaligrafos.org para http://www.peritoscaligrafosjudicial.es

Profesionales incluídos en el buscador profesional http://www.thesauro.com

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s