CONTAMINACIÓN ODORÍFERA. ESTRATEGIAS DE ANÁLISIS DE OLORES

Artículo de: ANTONIO IGLESIAS perito químico ( publicado por la revista digital 100cias@uned de la Universidad de Educación a Distancia (UNED).

http://www.quimicomadrid.es/

Perito químico incluído en el Buscador profesional http://www.thesauro.com y en la Guía Española de la Abogacía y Periciales.

1. INTRODUCCIÓN GENERAL
La protección del Medio Ambiente constituye en la actualidad una de las mayores preocupaciones de los estados con vistas a asegurar la salubridad y la calidad de vida de los ciudadanos. Para ello se ha elaborado en los países desarrollados, desde hace varias décadas, una extensa legislación relativa a la protección de la atmósfera, las aguas y los suelos.
En este artículo se trata sobre un caso particular de contaminación atmosférica cual es la Contaminación odorífera. Se entiende como tal el conjunto de molestiasque produce en la población la presencia de malos oloresen la atmósfera.
La contaminación odorífera constituye una demanda social por las causas de orden psicológico que ocasiona entre la población. Son numerosas las quejas que por este concepto se producen [1].
En el caso de la protección atmosférica –dentro de la que debe inscribirse la contaminación odorífera– en la Comunidad Europea, la Directiva 96/62/CE del Consejo, de 27 de septiembre de 1966, sobre la evaluación y gestión de la calidad del aire ambiente, relaciona en su Anexo I, una larga lista de contaminantes atmosféricos que deben ser tenidos en cuenta por sus efectos nocivos para la salud, pero ninguno de ellos se caracteriza por ser contaminante odorífero. De manera análoga ha venido sucediendo en la legislación española con la Ley 38/1972. Más reciente es la Ley 7/1994 de Protección Ambiental que señala diversos contaminantes atmosféricos, pero ninguno de ellos es contaminante odorífero. Y, la más reciente
aún Ley 34/2007, de 15 de noviembre, de Calidad del Aire y Protección de la atmósfera en España, aunque deroga el antiguo Reglamento de Actividades Molestas Insalubres y Peligrosas (RAMINP), no hace ninguna mención explícita al problema de olores. En estas condiciones este antiguo reglamento se sigue aplicando de hecho en todas aquellas corporaciones que lo habían adoptado en su normativa [2]. Un ejemplo de cómo la demanda social se viene extendiendo más allá de la salud al confort, lo constituye la Ley sobre ruidos y vibraciones pero, llama la atención el hecho de que en España, si bien existe una normativa trazada en el Borrador de Anteproyecto de Ley de la Generalitat de Cataluña [3], ésta no haya sido aún elevada
al rango de Ley.
El olor se define [4] como la propiedad organoléptica perceptible por el órgano olfativo cuando se aspiran determinadas sustancias volátiles. Estas sustancias son las que denominamos moléculas odoríferas. Entendemos por moléculas odoríferas todas aquellas moléculas que son susceptibles de producir un olor fácilmente perceptible por el olfato humano en el medio, olor que puede ser agradable como los diversos perfumes, naturales o sintéticos, o bien desagradable como los olores emitidos por las materias putrefactas. Cada molécula odorífera presenta un olor característico.
Distinguimos entre olores simples y olores compuestos.
Olores simples son aquellos que corresponden a una sola especie molecular. Los compuestos son los que se perciben como consecuencia de la mezcla de más de un olor simple.
Las moléculas odoríferas se caracterizan por su alta volatilidad, por estar formadas por grupos reductores y por poseer una elevada polarizabilidad. Se dividen en tres grupos: grupo del azufre, grupo del nitrógeno y grupo del oxígeno.
Se desprenden especialmente en determinadas explotaciones industriales, agropecuarias, plantas de tratamiento de residuos y estaciones depuradoras de aguas residuales (EDAR). La Tabla 1 [5] muestra las características de los principales compuestos responsables de olores en estas estaciones.
Las moléculas odoríferas se caracterizan por ser reductoras. Se forman en las zonas de las redes de saneamiento pobres en oxígeno. La falta de oxígeno viene propiciada por diseños de la red de saneamiento con codos y conducción en carga. Cuando el potencial redox es de –150 mV comienza a producirse el H2S.

Ver más:

2013-0889_19_VC_Contaminación_odorífera

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s