EL PODER DE LA GRAFOLOGÍA.

A la sazón tendría unos 45 años. Empresario con fama de rico en su pueblo. Multimillonario, se decía. A mi me contrató varios programas y cursos de formación.

Muy cordial, afable en el trato. Puntual en el pago de mis servicios. Yo estaba encantado con él. La rumorología del pueblo decía muchas cosas. Pero lo cierto es que conmigo se comportó siempre de forma correcta, incluso generosa.

Un día, otro empresario me entregó una firma con el encargo de que le hiciera un estudio psicografológico, por escrito, lo más profundo posible, pues correspondía a una persona que le resultaba vital conocer en profundidad. Solamente me dijo la edad y el sexo.

Se trataba de una firma con unas letras extravagantes y angulosas, agresivas, con una presión que casi taladraba el papel, confusa invadiéndose hampas y jambas y con una rúbrica en forma de boca de lobo.

El diagnóstico fue tremendo. Era un hombre agresivo, violento, de un carácter irascible, tajante, con fuertes arrebatos, pero a la vez capaz, para conseguir sus fines de fingir, actuar de forma cautelosa, educada y amable. Es decir, se trataba de un cínico que oscilaba entre el tipo Nerón y Enredadera, de Künkel. Sinteticé el diagnóstico con una frase que no se borrará nunca de mi memoria.

“ Es un hombre, – escribí,- capaz de contratar un sicario para que le de una paliza a su adversario “

Mi cliente quedó asombrado de lo acertado del dictamen y manifestó que el sujeto en cuestión, había contratado, en una ocasión, los servicios de un matón para que apaleara a un proveedor que creía le había estafado. El estudio le confirmaba muchas de las actuaciones del “boca de lobo” y tomaría las precauciones oportunas en sus relaciones profesionales con dicha persona.

Lo curioso y sorprendente de esta historia es que el sujeto de la firma en “boca de lobo” correspondía a mi cliente afable y cumplidor, partidario de la formación y el reciclaje constante.

No volví a tratar con él. Muchos de los rumores que circulaban por el pueblo y que al principio no hice caso, se correspondían a lo que determiné en el estudio psicografológico .

JORDI MORERA I JANSÀ

ASOCIACIÓN GRAFOLÓGICA DE ALICANTE

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s