Curiosidades sobre las firmas

La adquisición y desarrollo de la firma, es un proceso dilatado que nos acompaña toda la vida y participa en los acontecimientos que van cambiando y modificando nuestra personalidad y comportamiento.  
La firma evoluciona durante toda nuestra vida y cualquier accidente, enfermedad o situación traumática, quedará reflejada en los rasgos.
Los procesos de cambios de las firmas, en general, con el paso de los años, se van aligerando o simplificando, para ahorrar esfuerzos y a veces, comienzan a descender y a ampliar el tamaño por problemas en la visión.  
Igualmente, los problemas de salud o enfermedades quedan reflejados en mayor o menor medida, según se encuentre el proceso generador del distintivo gráfico.
Si alguien imita o falsifica una firma va a poner en ella una parte importante de sí mismo, modificando elementos gráficos ya que no se va a fijar en el ‘espíritu’, sino que va a procurar dar la ‘forma’ de la firma a copiar.
Muchas veces es suficiente, con fijarnos en los temblores o torsiones de las letras, en el recorrido y de las uniones propias del falsificador para darnos cuenta que la firma es falsa.
La medición y conformación de los ángulos y las curvas, puede darnos una aproximación, bastante exacta sobre la autoría de las firmas.

Las firmas, incluso las realizadas en el mismo acto, tienen variaciones naturales,  aunque carecen de interés identificativo ya que siempre se mantienen los rasgos escriturales anteriormente mencionados.

Anuncios

Un pensamiento en “Curiosidades sobre las firmas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s