ANECDOTARIO: MIS MAESTROS.

 

ANECDOTARIO: MIS MAESTROS. (20/11/2013)

 

Perdí a mis padres cuando tenía 10 años. Viví con mi hermana María Rosa seis años mayor que yo que me hizo de madre. Y mi tío Paco, me apoyó como si de mi padre se tratase. Personas que he querido y amado toda mi vida y las tengo en mi memoria día tras día.

Además de la familia he tenido la suerte de tener dos grandes MAESTROS en mi vida.

El primero, Joan Artigues Lapeyre, desde los siete a los diez años, marcó profundamente mi vida.

Era un Maestro. Como decía, educaba ciudadanos. Tenía un método, que consistía en transmitir un comportamiento ejemplar.Por ejemplo en los años 1936-1939, según me contaron, tuvo que recibir la visita de unos señores (¿?) que le explicaron que si quería dar clases debía retirar el crucifijo que presidía las aulas. Si no lo hacía le obligaban a cerrar la escuela y atenerse a las consecuencias. Se negó a quitar el crucifijo y siguió impartiendo sus clases. No le visitaron ni le dijeron nada más.

En los años 1940-1945 recibió la visita de otros señores (¿?) que les parecía bien el crucifijo pero… al empezar las clases debía reunir a todos los alumnos y cantar, antes de empezar la clase, todos juntos el Himno “Cara al Sol…” Se negó. Le amenazaron con cerrar la escuela. Siguió impartiendo las clases.

Una parte de su método consistía en que los padres de todos los alumnos debían suscribirse a un periódico. Era obligado, pues todos los días, por sorteo, al alumno que le “tocaba” al inicio de la clase de la tarde, a las tres, debía desde el estrado del Maestro explicar las 3 noticias internacionales más importantes del día y explicarlas. Las internacionales, decía, porque las nacionales estaban todas desfiguradas de la realidad.

Otra parte de su método consistía en la técnica de “los Vales” Cada alumno tenía un pequeño bloc, de unos 7×5 cms. aproximadamente. Cuando un trabajo estaba bien hecho el Maestro Artigues te firmaba una hoja en el bloc donde escribía el número de vales, de 1 a 5 creo recordar. Cuando llegabas a cien podías canjearlos por un libro. Eran libros de aventuras. Recuerdo alguno de ellos, “Las travesuras de Guillermo” ;“Guillermo hace de las suyas” o libros de Julio Verne, como “Viaje al Centro de la tierra”; “Cinco Semana en globo” entre otros. Cuando te pillaba hablando o copiando, te llamaba por el nombre y decía, por ejemplo: Morera, dame diez vales. Y tenías que pagar. Si no los tenías te anotaba en la pizarra la deuda pendiente que podías satisfacer copiando ciertas lecciones de la enciclopedia.

Un día a la semana, en su “gramola” nos ponía la Quinta de Beethoven (era un amante de él) o la Sexta o la Novena, entre otros compositores clásicos. Previamente nos explicaba el significado de su música. En una ocasión invitó a ex-alumnos que asistíamos a clases nocturnas, a un concierto en el Teatre Principal de Terrassa, dirigido por Pierino Gamba, un niño prodigio. Creo que dirigió la Quinta Sinfonía de Beethoven.

A sus Bodas de Oro como Maestro asistieron muchos de sus ex-alumnos, algunos que trabajaban como directivos de importantes empresas en otros países. Un Maestro que dejó huella. Un Maestro que ha marcado toda mi vida.

JORDI MORERA I JANSÀ

http://www.thesauro.com/grafoemp

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s