“Cásate y sé sumisa”, una afirmación brutal.

Artículo de :

Amparo Cabrera Vallet

www.centro-psicologia.es/agora

En la entrevista de Onda Cero Granada a Constanza Miriano, hay muchas afirmaciones realmente sorprendentes, rotundas, pertenecen a alguien que cree que acaba de hablar con Dios, no precisamente en santa oración, más bien en el sentido prepotente de la expresión. Por ejemplo, dice respecto de su libro: “Quien protesta, quien lo critica, es porque no lo ha leído” , ¿por qué quien protesta no lo ha leído?, no lo explica y luego continúa “Tendrían que retirar todas las Biblias, porque el título está basado en una epístola de S. Pablo” ¿De veras?, ¿que el título esté basado en una epístola de S. Pablo implica que, si su libro no gusta, hay que retirar todas las Biblias?. Puede estar “basado” erróneamente, puede no haber recogido el pensamiento de S. Pablo, puede que S. Pablo tuviera más razón que un santo en lo que dijera hace más de 2000 años, pero se nos escape el sentido y quizá, de vivir ahora, quizá dijera todo lo contrario. En fin, a cualquier persona que no crea que posee la verdad absoluta, se le pueden ocurrir un sin fin de preguntas y posibilidades, distintas a las rotundas afirmaciones de la autora de “Cásate y sé sumisa”. En cualquier caso, tanto creyentes, católicos como personas interesadas en el conocimiento, encontrarían una barbaridad la más leve comparación de la Biblia con “Cásate y sé sumisa”. Aunque en la Biblia existen  muchas sentencias que, tomadas literalmente, son ofensivas para las mujeres, es un texto fundamental para conocer la historia del pensamiento y la religión y no merece tal comparación.

Sin embargo, aunque esta manera de razonar es muy preocupante, porque el dogmatismo infunde temor por la agresividad que encierra, lo que me gustaría analizar son sus afirmaciones en relación a la violencia de género o violencia contra la mujer. Constanza Miriano, en la citada entrevista, clama porque le señalen en qué lugar con qué palabras, propicia la violencia de género. ¿No se ha dado cuenta que propicia la violencia contra la mujer desde el título, de forma concisa y brutal?: “Cásate y sé sumisa”. Continuemos analizando y entenderemos por qué el título es una invitación a la violencia contra la mujer.

En efecto, en el transcurso de la entrevista afirma que ella ha escrito el libro a partir de dar consejos a sus amigas, que el libro es para mujeres normales, como ella y sus amigas y que las mujeres que padecen violencia de género son un tema de la psiquiatría.

Al comienzo de la entrevista se había quejado de que se criticara su libro, sin haberlo leído, pues bien, las y los profesionales que trabajan en el tema de la violencia contra la mujer, seguramente, piensan que no es correcto sentenciar sobre la violencia de género sin haberse molestado en leer un renglón sobre el tema. Los estudiosos y estudiosas del tema, afirman que no existe un perfil que defina a la víctima de la violencia de género, ni desde el punto de vista psicológico, ni sociológico, ni económico, en definitiva, es algo que puede ocurrirle a cualquier mujer.

Lo que sí está en el fundamento  de la forma en que las víctimas soportan la violencia de género, son creencias que conducen a la mujer a la sumisión, en nombre del amor y del bien de la familia y los hijos. La capacidad para analizar la realidad, la experiencia de maltrato que está padeciendo, queda nublada por ese tipo de creencias. Los conocimientos actuales sobre la violencia de género, señalan los estereotipos que supuestamente deben guiar la conducta de una mujer, que pueden resumirse en la palabra elegida por la periodista Constanza Miriano para su título, la palabra trágicamente famosa “sumisa”, como una de las razones básicas de la actitud de algunas  víctimas ante la violencia contra la mujer.

Por eso, su libro, desde el título, es una invitación a la violencia de género. ¿No se da cuenta que sólo desde la prepotencia, alguien puede atreverse a decirle a una persona que sea sumisa?, ¿No se da cuenta tampoco, de que la violencia contra la mujer se fabrica con la prepotencia?

Constanza Miriano también afirma en la mencionada entrevista, que no existen dos géneros, que existen dos sexos. ¿Tampoco se ha molestado en conocer el significado de “género”?, ¿Tampoco se ha dado cuenta de que “género” es la palabra para designar el conjunto de valoraciones y creencias vertidas a través de la educación, la tradición, las costumbres…en definitiva, la estructura social, acerca de qué entendemos por hombre o mujer?. Entonces, lógicamente, tampoco es consciente de que “cásate y sé sumisa” es una participación a la definición de “mujer”, que con su texto está contribuyendo a definir el género mujer, de una forma que está resultando peligrosa para las mujeres.

No darse cuentas de tantas cuestiones importantes, no es una buena manera de escribir un libro, ni siquiera “Cásate y sé sumisa”.

Valencia, 20.11.2013

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s