IRAQ: EMPRENDER EN EL PASADO.

 

Sergio Ballesta
http://www.globac.net
20 de Junio de 2013

 

 

¿Tiene sentido la expresión? A primera vista parece una frase pensada para la ficción, pero
entrando en materia y conociendo la realidad del país, cobra sentido su utilización.
Emprender es la palabra mágica. Llevados por la crisis que afecta a cualquier tipo de sector
laboral, desde el primero hasta el último, los españoles intentan componer su vida según las
nuevas reglas del juego. Emprender por cuenta propia o ajena, todo aquel que se ha visto
inmerso en cierres de empresas, disminución de ventas o temas similares busca una salida
para recuperar su estatus anterior. ¿Será posible conseguirlo?
En España el gobierno presenta la nueva Ley de Emprendedores ante empresarios destacados,
instituciones y organismos aportan recursos para potenciar y dinamizar nuevas iniciativas que
sean capaces de generar producción y empleo todo con el fin de activar el crecimiento
económico. Una de las opciones para conseguirlo es salir al exterior y posicionarse en
mercados que ofrecen oportunidades  inexistentes en España. En esta línea y concretamente
en el sector de la construcción, uno de los más castigados en nuestro país, Iraq ofrece grandes
posibilidades. Se trata de un país por construir, anclado en el pasado por cultura y desarrollo,
víctima de una reciente guerra y con tensiones políticas y sociales latentes. Estos factores
hacen que esté todo por hacer, la pretensión es alcanzar la calificación de país desarrollado,
objetivo que no aparece para nada en las metas de sus gentes y “ciudadanos de a pie”, los
cuales hacen gala de un gran carácter hospitalario.

¿Cómo realizar los proyectos con la tecnología actual en una sociedad artesanal y sin grandes pretensiones de cambio? ¿Cómo emprender la construcción de un proyecto en el pasado? La respuesta está en un acercamiento de culturas y de posiciones. La actitud colonizadora del recién llegado no ayuda nada al buen funcionamiento de las obras, es importante realizar un proceso de adaptación y conocimiento del cliente para llegar en la medida de lo posible a conseguir una relación como a la que estamos acostumbrados, después de todo el hecho de contratar una constructora internacional se debe al interés del país por mejorar la calidad de las construcciones que dicho sea de paso tiene niveles de un pasado lejano.

Teniendo en cuenta esta premisa, para alcanzar objetivos, el resto de factores técnicos,
legales, económicos, etc. que forman parte del proceso deberán tener un trato similar de
acercamiento, pero no revestirán mayor problemática que la habitual en las obras realizadas
en la península.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s